TusTextos

Cuento



Cargada con su propio pernil,y con las pocas cosas que le hacían falta,

solo unas prendas limpias y un peine, nada más llevaba;

cojió aquello y lo cargó a sus espaldas, empezó a andar

con ritmo , su destino era ninguno, solo sabría que había

llegado cuando se lo dijera su oido, su oreja era gigante

tan grande como su pernil, se podría decir que todo era

oreja, solo unos pequeños agujeros en ella , le servían de ojos

como pendientes llevaba dos piernas, con las que andaba, y al

final dos enormes pies, que eran como barcos.

Con esta pinta y sin rumbo, titubeaba entre nadar y ahogarse

o salir corriendo y llegar al polo norte.

En las trincheras encontró cobijo de noche, dormía de lado,

no cabía entera, de día caminaba a pasos grandes, escondiéndose

de cualquiera que pasara.

Uno de esos días en que se encontraba nostálgica, encontró

compañía de un ojo gigante, como su oreja, este iba con una maleta

redonda que cojia con unas manos que salían de su lagrimal,

es entonces cuando casi se dan de bruces ; no tuvieron más remedio

que hablarse, hola como está, bién, perdone no le vi.

(!!!que no me vió, con ese pedazo de ojo!!!)

Siguieron rumbo, pero se volvieron a encontrar en una trinchera en la

noche, cuando se iban a dormir, es entonces cuando se volvieron

a hablar, hola buenas noches, como le va.

Y sin más, cada uno cojió su pedazo de trinchera y empezaron a

dormir.

Al día siguiente ya se levantaron a la vez, no se fiaba la oreja del ojo,

pero aún así, algo les decía por dentro que deverían seguir juntos

el camino a ninguna parte, y con pocas palabras decidieron hacer

el camino a ningun sitio.

Se levantaban y acostaban a la vez, se hablaban poco, pero se llevaban bién,

(normal, si no hablaban, no había problemas)

Pasó el tiempo, ellos seguían andando, la oreja y el ojo,

y pasó mucho tiempo sin llegar a ningún sitio, que era sus destinos

como siempre habían estado en su destino ( que era ningún sitio)

se sintieron felices de haber llegado juntos, y en algunas semanas

se casaron y tuvieron muchas narices, como hij@s, que hicieron

sus delicias en la vejez.

Y todos juntos se divertían oliendo, viendo y escuchando.

Magic26 de marzo de 2019

1 Comentarios

  • Creatividad

    Bueno, si se dibujaran estas imagenes en un papel, seria un cuento "portatil" Muy ocurrente. Saludos

    27/03/19 03:03

Más de Magic