TusTextos

El Ser y Las Ideas

Reposo en silencio, pensante. Reposo a merced de mis propios pensamientos, reposo mientras una tenue luz entra por la apertura de la puerta, iluminando la sala. Reposo en soledad, rodeado por los restos de lo que fue un imperio llameante. Reposo.
Mil y una han sido las veces contadas que he perecido ante el destello de mis ideas, mas de miles de veces en que alcanzo la luz, la verdad, la realidad que mis ojos perciben.
No deseo mas que la inmortalidad, como todo ser humano. Pero la inmortalidad no se esconde detrás de la vida eterna, si no en la transcendencia que nuestras ideas puedan alcanzar, es hermoso, aunque trágico. Las ideas cobran su propia vida, y el cascaron físico que las contiene desaparece, y dadas las circunstancias, es olvidado.
La verdad es que la mentira no es más que eso, un intento vano de torcer la verdad, una falla a la que se accede conscientemente.
Entre tantas mentiras de hoy, entre tantas fallas están aquellas ideas que antaño fueron pasión, que fueron moda y furor. Aquellas ideas, lejanas en tiempo en relación a hoy, son toxicas en una era donde las modificaciones en el código humano son letra del dia.
No hablo de modificaciones genéticas, mas bien, de cambios a nivel de moda, cambios a nivel del comportamiento vacio y repetitivo del ser humano, que como piezas de dominó, todos caen con ellas.
La individualidad del ser humano se considera como ser mezquino y egoísta. ¿Pero cuál es el grado de verdad en eso? ¿Cuál es el grado de mentira en esta afirmación? ¿No es más que solo presentimientos y prejuicios?
Los más grandes valores del hombre son machacados una y otra vez para lograr una adhesión profunda en la mentalidad de sus tiernas criaturas, criaturas que al salir del nido son machacadas, como las ideas inculcadas, por un mundo competitivo donde todos y cada uno de los seres que lo componen luchan por sobresalir en un efímero suspiro.
La realidad entonces, es que todos luchan por su supervivencia, y el único altruismo conocido por nosotros, es el de los progenitores, quitando a dioses, semidioses, héroes y demás seres mitológicos de la ecuación, por el simple hecho de no ser humanos. (Sin ánimo de resultar ofensivo)
Una gran diversidad de ideas se presenta al salir del nido, ideas que modifican nuestro actuar, que la educación recibida anteriormente es solo teoría que sale de libros fríos e idealistas. En un sentido práctico, ser egoísta y pisotear a el que se cruce en tu camino es fácil. Pero esta actitud atenta contra la supervivencia de la especie, y contra nuestro propio bienestar.
Un punto medio es el que satisface la necesidad de progreso, y a la vez, tranquiliza a la consciencia con acciones favorables; lo que se reduce infinitamente a este enunciado: Corregir a quien pisotea, y recoger a quien fue herido.
Una de las grandes mentiras, y uno de los grandes ideales del pasado, es el del amor. Una mentira que demuele cimientos. Refiriéndome como el amor concebido entre dos seres de sexos opuestos, que no comparten lazos de sangre directos. El ideal que antaño era perseguido por cada ser humano, hoy se ha convertido en una escusa para satisfacer una in-necesidad, tolerando y engañando a quien esté a nuestro lado para alcanzar solamente aquello que nos interesa. Es la conclusión triste que queda, tras demostrar que el amor solo existe para personas bonitas y adineradas, lo cual es falso, ya que sigue siendo una mentira.
Como lo veo, el amor nace de la convivencia y de el acoplamiento de personalidades entre dos personas… no nace de una atracción física, si no de la satisfacción personal de estar juntos, del conjunto que proviene del dialogo y del conocimiento de sus pares, pero por sobre todo, del deseo (y posterior búsqueda) del bienestar de la otra parte… ¿no se han puesto a pensar que quizás, estando junto a la persona amada, se sientan mejores personas? ¿Que aparte de esta persona, desean ayudar a cualquiera dentro y fuera de su entorno?... se los dejo para pensar…
Mastera17705 de septiembre de 2014

1 Comentarios

  • Mastera177

    no tengo intenciones de sonar ofensivo, ni de serlo. cualquier inquietud, la escucho y la atiendo, desde el respeto mutuo y el debate de las ideas.

    05/09/14 04:09

Más de Mastera177