TusTextos

Corazones Masoquistas

Veo ese reflejo y no puedo creer cómo o por qué la gente trata de comprenderte, entenderte, cuando ni vos misma pudiste descifrarte.
¿Qué es lo que no entienden? Es como una tela de araña de contradicciones. Y aún así, hay personas que con mucho gusto se entregan y enredan en ella.
Tan pronto como consigue aproximarse a si misma, cambia de inmediato. Toma un rumbo totalmente diferente y comienza nuevamente su búsqueda, si es que ya no se encontró. ¿Acaso ya lo hiciste y no te gustó lo que hallaste? ¿O simplemente tienes miedo de lo que puedas ser?
Sus acciones llevan a la confusión, a veces, incluso a sí misma.
Prefiere observar a la persona antes de entablar una conversación. Analiza cada centímetro, cada reacción, cada palabra. Tal vez por eso algunos se regocijan en enredarse en sus hilos de desorden, con tal de poder desentrañarla, de ser el predilecto. Se consideran privilegiados al dejarlos intentar lo imposible.
En medio de este atroz acto, algunos notan la cantidad de personas que se perdieron en ella. Comprenden las advertencias y se alejan. Otros, lloran por los perdidos y en un impulso de enojo, impotencia, destruyen e intentan quemar la mayor cantidad de hilos donde yacen esas almas; sin suponer el daño que pueden causar a estos. No se percatan que lo único que logran es que se cierre aún más, estimulando su ira y tristeza dentro de ella, convirtiéndola aún más peligrosa.
Ay, de esas almas perdidas, esas que en algún momento fueron libres, pertenecientes a ellas mismas.
Pero parecen olvidar que, los que están ahí, están por decisión propia. Nadie los forzó a nada.
Si quieren culpar a alguien, cúlpenlos a ellos. Culpen a sus corazones ingenuos, a los ojos que decidieron ignorar cada una de las advertencias. Culpen a sus deseos por querer lograr lo imposible, culpen a esa tal que llaman "esperanza". Son hallados culpables de cada una de estas acusaciones.
Así que, ya no lloren por ellos. No se lamenten por lo que pudo ser. ¿Qué sentido tiene? Sus corazones masoquistas lo querían así. Y eso hicieron, ciegamente, sin cuestionarlos. Sólo queda entregarse a su voluntad, y esperar lo mejor.
Tenían miles de razones para alejarse, correr, pero al más mínimo rayo de esperanza que acariciaban sus ojos, decidieron quedarse. Decidieron tomar ese camino lleno de señalizaciones de peligro. Decidieron saltar a aquel abismo con el deseo de sobrevivir. Se lanzaron a la parte más profunda sin saber nadar. Quieren ahogarse en ella.
Corazón, corazón ¿ en qué momento te volviste tan masoquista, tan impredecible, tan indiferente a tu alrededor, tan indiferente a las consecuencias de tus exigencias?
Algunos parecen olvidar la fuerza de estos, no los juzguen. No todos tienen la capacidad de callar sus exigencias, de hacer oídos sordos a este.
Y como antes dije, sólo queda esperar lo mejor. Salir lo mayor posiblemente ilesos de sus insensatas decisiones, provocados por sus insensatos deseos... y ahora, nuestros.
Melpura01 de octubre de 2020

Más de Melpura