TusTextos

Ésto es París. (capítulo 3)

¿Y la Torre Eiffel? No desesperéis; allí nos dirigimos con paso firme pero distendido, paseando por el Champ de Mars. Al fondo, cada vez más impresionante, nos espera paciente la torre metálica, símbolo indiscutible de una ciudad que, a estas alturas, estamos seguros de que no olvidaremos jamás. ¿Subimos? Si no tenemos vértigo... Entramos en el ascensor y empezamos a elevarnos, poco a poco, por dentro del armazón férreo de una de las torres más famosas del mundo. La distancia nos descubre progresivamente un paisaje hermoso e inmenso: es París. París a nuestros pies. Bajamos del ascensor, ya sea al principio o ya sea en la parte más alta, y contemplamos un buen rato la ciudad tendida a nuestro alrededor. No todos los días uno tiene la oportunidad de escudriñar desde un pedestal privilegiado una de las ciudades más carismáticas del mundo...
Misterios810 de enero de 2014

Más de Misterios8