TusTextos

Ahora Jugamos a Las Casitas de Verdad

En el patio de la abuela
entre naranjos y limoneros,
nos tirábamos los platos
y hacíamos reales pucheros.

El hermano era el papá
la hermana hacía de hija
y entre líos de familia
peleábamos por ser mamá.

Todo eran risas y alegrías
lentejas por aquí y allá,
el arroz no se pegaba
y el postre siempre se helaba.

Eran años de casitas,
de juegos a ser mayor,
de tiempo dejado atrás
que nunca se olvidará.

Los años han ido pasando
y ahora no hay juego de sueños,
aunque seguimos soñando,
ya no hay peleas por ser mamá
porque ahora... lo somos de verdad.
Namari11 de octubre de 2014

4 Comentarios

  • Polaris

    Que maravilla de poema, es precioso, me gustado muchísimo, me ha llevado hacia mi niñez.

    Te felicito, es realmente un poema precioso.


    Un abrazo.



    Pol.

    11/10/14 07:10

  • Indigo

    Recordaba que en estos juegos memorables, se incluían besos de verdad con las chiquillas vecinas, lo que aceleraba la precocidad y aprendizaje, jaja!
    Saludos.

    12/10/14 06:10

  • Namari

    Me alegra que te haga revivir así, Pol, muchas gracias por pasar.
    Abrazos

    16/10/14 08:10

  • Namari

    Indigo, jajajjaaja tienes toda la razón, qué recuerdos!
    Gracias por pasar. Saludos

    16/10/14 08:10