TusTextos

Mi Verdadero Yo (experimento Forzado)

Estoy en Bahia Blanca (Pcia. Buenos Aires) camino hacia Puerto Madryn (Pcia. Chubut), en un viaje que realmente me desvela, nunca antes habia visto paisajes semejantes.
Obviamente no estoy aquí frente a las tres hojas -que Lotte me dio de su diario personal- para hacer un relato turístico.
Los días previos a este viaje me estuvo dando vueltas en la cabeza una pregunta difícil de responder, por lo menos para mí. Esta pregunta seguramente se la habrán hecho millones de personas, pero no se cuantas le han encontrado respuesta/s.
¿Qué si pretendo ser alguien que no soy?
Lo que más me dificulta preguntarme esto no es encontrarle una respuesta, sino los distintos interrogantes que de ella se desprenden. Tampoco se el motivo por el cual esta pregunta me vino a la cabeza, ¿Realmente pretendo ser alguien tan distinto al que soy? Creo que no, no lo se. Quizás si, querría que se amplie ese YO. Esta es la respuesta que más me convence.
Pensando y pensando, se me ocurrió que tal vez a los que nos pasa mas o menos lo mismo deberíamos intentar ampliar nuestro "verdadero YO", y digo nuestro VERDADERO porque creo que al "yo", la mayoría de las personas lo entienden de una forma muy radical; por un lado están aquellos que por lo general son de estructuras muy fuertes y sobre todo muy seguros de si mismos, se me ocurre que estas personas consideran al YO totalmente separado del otro (vos-ustedes). "Yo soy lo que digo, hago, siento y pienso". En un gran intento de buscarle un nombre los llamaría los ego-individualistas.
El otro gran grupo y mas penoso que el anterior, estaria compuesto por la gente de estructuras más débiles, inseguros de si mismos y que suelen tener sentimientos de frustración o de inferioridad ante los "triunfos" del otro. Algo peculiar que encuentro, es que me cuesta ubicar a estas personas, ya que mi poca experiencia me ha demostrado que se esconden, o mejor dicho, se camuflan bajo la superficie y/o apariencia de los ego-individualistas (el ejemplo más claro lo veo en los grupos de adolescentes o en los adultos que pretenden pertenecer a...). Las herramientas más usadas según mi visión son las formas de hablar, de vestirse y las actitudes para con el otro desconocido.
Yo no me voy a mentir a mi mismo, en algún momento de mi vida pertenecí a los segundos, tal vez incoscientemente, tal vez no. Pero si recuerdo que la opinión que el otro tenia sobre mí es lo que me describía, era un "yo" bastante deslucido.
En estos momentos me siento más cerca de los primeros, aunque crea que es muy importante no perder la identidad antes los juicios del otro, este miedo a la sentencia muchas veces sirve para mantener un equilibrio en mi relación con el ambiente que me rodea. Si algo aprendí en estos tantos meses de angustia es que ningun extremo es bueno. Y esto sería para mi el "verdadero yo", cuando podemos encontrar un equilibrio que nos defina, que nos de la identidad, despues de todo, lo que hacemos, decimos, sentimos y pensamos es así, porque existe la mirada del vos-ustedes.
Retomando los motivos que me llevaron a escribir, estoy en condiciones de pensar una respuesta si previamente reconozco mi verdadero yo. Una vez reconocido, asimilado y comprometido con lo que soy; sería estupendo poder ampliar el concepto "yo" que me define.
Por supuesto que esto me llevará mucho tiempo, aunque tambien esta ampliación o construcción es y/o debe ser cotidiana.
Ojalá alguien pueda entender a lo que apunto, puede estar bueno intentar entender...

PD: He reconocido y asimilado mi "linda" locura, y estoy totalmente comprometido con ella.






Pabloberru01 de noviembre de 2010

5 Comentarios

  • Marinera

    qué bueno!!
    intentar expandir a tu "yo", cuando ni siquiera somos capaces de delimitar qué es o cómo se forma muestro "Yo". En realidad somos muchos "yo" a la vez, y a veces nos defendemos solos y otras nos atacamos a través del otro, pero todo forma parte de la busqueda de un "yo" más o menos definido que nos guste y que nos haga sentir bien con muestra conciencia y nuestro ego, que normalmente anda difuminada entre lo que soy, lo que quisiera ser, y lo que quieren los demás que sea. o lo que los otros perciben que soy.
    Supongo que la mentira en algunos casos es inconsciente aunque si la pensamos es por que necesitamos conocernos más a nosotros mismos, nos asusta y nos averguenza a partes iguales.
    Bonita pregunta, intelectural respuesta, pero todo se queda al fin en el aire, confundido y próximo.
    Besos.

    02/11/10 04:11

  • Lau928

    Me tienes absolutamente maravillada con tu manera de escribir. Te voy a pedir un favor: Me encanta que divages, por Dios...no pares de hacerlo, crezco, entiendo, me hago preguntas, saco conclusiones y me aportan todas las respuestas... no pares de reflexionar, hacerte preguntas y intentar contestarlas, tener dudas, y momentos de desasoiego interior...te sigo...directamente.
    saludos.
    laura.

    02/11/10 04:11

  • Dragonfly

    Buenísimo, me encantoo
    Soy nueva aquí y aún no entiendo muy bien este sitio (perdón por mi ignorancia ja). Pero quería agradecerte tu comentario. Creo que en definitiva, en estos momentos, yo tbien tengo tus mismas dudas. Gracias, porque a mí nunca me gusta lo que escribo y me cuesta animarme a publicarlo.

    02/11/10 11:11

  • Lamentodefenix

    qué más decirte que me re gusta cómo escribís pablito! y FELICITACIONES!
    me re alegra la noticia. Acordate de mi cuando seas famoso jajaj

    03/11/10 04:11

  • Beth

    Creo que no hay un solo yo en nuestro interior, sino unos cuantos, que cambian con las circunstancias, con el paso del tiempo y con los posos que la vida va dejando en nuestra alma. Pero es un arduo trabajo reconocer a esas personas distintas y distantes que nos habitan según el momento. Yo llevo años intentándolo y no lo he logrado todavía. Quizá sea por eso por lo que disfruto tanto creando personajes. Buen escrito el tuyo y buena reflexión

    05/11/10 02:11

Más de Pabloberru