TusTextos

Mortis Lux

El resuello de la guadaña,
que ya huele mi sangre,
me revela que la luz
solo se refleja a si misma.

Que tan solo he sido espejo.
Que ya soy nada para todos.
Que creí haber visto a Dios
habiendo nacido ciego.

Apóstata de la claridad,
del brillo que el silencio niega,
del lirio que la noche agravia,
resplandor que lo ilegible narra.

Hastiado de los ardides
del destello abominable,
juro por lo más lóbrego
que lo arrojaré al abismo.

Como ácaros diseminados
por el epitelio fragoso,
así avanza mi túnica umbría
en su necia aspiración.

Ni el desgarro de la madre,
ni la herida en la pugna,
ni el delirio por la amante,
ni el dilema por el dogma.

El lastre de mi semblanza
asfixia la combustión falaz.
Mi estrato le roba oxígeno,
cierra los ojos la incandescencia,
no así su expresión:

"Puedo propagarse o extinguirse,
mas, frente a tu muerte en vida,
yo jamás permaneceré inmutable".

Hundido en las tinieblas
de mi propia calumnia,
el albor primigenio
me desdobla en bucle sin fin.

El fotón me atraviesa,
conmutando mis estados
[Resistir - amar - morir - volver a ser]
Retahíla de bufos márgenes
para el fatuo infinito.
Papillon27 de agosto de 2021

2 Recomendaciones

1 Comentarios

  • Diegozami

    Simplemente...genial!!!!!!.

    Saludos.

    01/09/21 11:09

Más de Papillon