TusTextos

¡los Ojos Nos Saben de Mentiras!

Me había calzado las deportivas para ir a correr por esa hermosa avenida que sin duda alguna es maravillosa, no saben lo fascinante que es poder correr unos cuantos kilómetros y poder ser testigo de ese océano que nos baña, hacía fresquito, la verdad que ya era hora, de que el sol nos diera una tregua.

Son las 22:00 de la noche, y ya es tarde para seguir corriendo, se me apetece llegar a casa para darme una ducha de agua fría y tomarme mi tiempo para hablaros de ella. Ella no sabe que la quiero. ¿Y saben algo? Querer en silencio es una de esas sensaciones fascinantes que todos deseamos tener alguna vez en nuestra vida. Ella es una belleza, me atrevería incluso a compararla con una obra de arte, tal vez alguna escultura de Miguel Ángel o con alguna pintura de Leonardo Da Vinci. Quizás penséis que es algo subjetivo, pero también es una "belleza" cuando no esta en el objetivo de mi mirada. Por alguna extraña sensación, todos los días temo a que en su camino cruce su mirada con la de alguna otra persona, capaz de enamorar a primera vista. No, no me atrevo a llamarla para decirle que me gusta... Me lo guardo en mi cabeza, como si se tratase del número de pin de la tarjeta de crédito, un número que solo tu lo sabes y no lo quieres compartir con nadie. No, no me atrevo a compartir mi secreto con ella, por que es mucho más bonito ser egoísta y tenerlo solo en mis pensamientos, guardado como en una caja fuerte. Supongo, que en mi cabeza las palabras de mayor elogio hacia ella, pueden convertirse en pequeñas. Así que...

La quiero a escondidas, solo yo y mis pensamiento lo sabemos, ella recorre todas las noches por el pasillo de aquella casa inventada, donde solo estamos ella y yo. Hasta llegar a la puerta, que da hacía ese hermoso jardín, allí hay un banco. En ese mismo me siento todas las tardes a esperarla, a esperar que ella llegue.

La ultima vez que la vi, estaba en el anden 313 sostenía en su mano derecha una cámara de fotos, que ha tenido la suerte de poder descubrir el suave tacto de sus manos. La salude con un fuerte abrazo, os juro que casi se me para el corazón, que sensación, os cuento esto y todavía se me eriza la piel. Tuve la suerte de pasar desapercibido a su mirada, de hecho creo que si me hubiera mirado a los ojos se hubiera percatado de la situación...
Peterpan26 de agosto de 2014

2 Comentarios

  • Vanished

    bello pensamiento de quien abraza desde el corazón, donde siempre es mas el sentimiento que la física, por cierto quedaría en evidencia. Saludos :)

    26/08/14 10:08

  • Peterpan

    Muchas gracias VANISHED me alegra leer tus palabras un saludo para ti también :D

    26/08/14 11:08

Más de Peterpan