TusTextos

Fichada por Escapes Continuos, ¡y un Miedo Terrible a Cosas y Dentistas!

Hace más o menos unos minutos, mi madre me dijo ue tenía que ir al dentista para una revisión por un problema con una puñetera muela que me tenía sin dormir ya varios días. Si os soy sincera, como que yo no soy muy aficionada a ir al dentista, si no que huyo de ellos, me dan un miedo terrible con sus cachibaches y cosas raras que no sé para qué sirven. Incluso pueden que te estesen quitando el cerebro y tú ni cuenta te dieses.

Bueno, como iba antes... que me perdí... Bueno ya creo que recuerdo( repasé un poco lo de antes). Mis padres sabe mi temor al dentista por lo que me lo dijeron una vez de camino. ¡Me llevaron engañada!
-Esto no es juego limpio -le dije mientras mi padre me ataba con fuerza al cinturón del coche con algo que tenían para esas ocasiones.
-Yo creo que sí -me respondió mi madre, ya sentada en el asiento del copiloto.
-¡Por Dios, hija! ¡Estate quieta de una vez, que me vas a provocar hematomas por todo el cuerpo! - me gritó mi padre aún con el cinturón de acero en las manos.

Y así hasta que conseguí por lo menos bajar el cristal del coche para respirar, que la verdad esto me cansaba mucho.
En el camino hacia el dentista, como que se me ocurrieron cosas... sí, cosas... cosas que no apetece ni siquiera pensar, pero esta vez no saben con quién se han metido.
En el consultorio del dentista, ya era muy famosa por mis escapes continuos en medio de una revisión. Me tenían fichada, con una foto y todo en la entrada para estar en guardia por si las moscas. Y la verdad, moscas sí que habían...
Bueno como iba diciendo, en cuanto salí de mi cárcel movil, como que me sentí con algo de libertad. Bueno, libertad, libertad no es que fuera, pero por lo menos estaba fuera. Tenía a mi madre a un lado y mi padre a otro cogiéndome de ambos brazos. Era la rutina de siempre, cada vez que tenían que llevarme a un solo dentista. Después venía la recepcionista, quien atendía y me reconocía porque tenía una foto mía en su mesa hasta que daba la voz de alarma para que todos estesen abisados sobre mi llegada.
Podía sentir y ver su miedo. Eso era lo mejor de todo, había conseguido que ellos sintiesen el mismo miedo que yo y eso me reconfortaba un poco, pero no podía bajar la guardia, tenía que estar preparada para lo que me tocase hoy. El dentista de hoy era nuevo pero le habían informado lo suficiente como para saber quien soy y cómo debía recibirme.
La sala en donde me esperaban era diferente a le de cualquier paciente, ésta era algo especial, tenían una de esas camillas con refuerzos, por así decirlo.
Ésta solo era una revisión, que para gente normal, y nos es que yo no lo fuese, pero es que mi problema era el dichosa fobia a todo lo relacionado con lo que había alli dentro. La verdad tardábamos como media hora en una revisión, porque entre los forcejeos, las patadas, los gritos, los mordiscos a los dedos del dentista, mirar si tenía alguna caries... y cosas de esas, trardábamos una eternidad.
La consulta a mi paso, quedaba dstruida, denominada zona catastrófica y con necesidad de ayuda humanitaria, porque se podría decir que es como si hubiera pasado un huracán de categoría nueve.
En cuanto el dentista pronunciaba las palabras:
-Todo está bien... nos vemos en la próxima revisión...
Salía corriendo, cerrando la puerta para que no dijera nada más que me hiciera regresar a aquel lugar tenebroso.
Y es que ese era mi gran problema... ¡Mi dichosa fobia a los dentistas!
(Lo más irónico, es que de mayor elija ser dentista como profesión...)


Purple05 de septiembre de 2008

7 Comentarios

  • Sunbathe

    Pues espero que si le haces eso a tu dentista, no lo seas de mayor porque si te toca alguien como tu...
    Esta genial, me he re?do, ?hay huracanes de categor?a nueve? no te acostaras sin saber una cosa m?s, Peter Griffin.
    Hace tiempo que no te pillo por el msn, conectate, a y empezamos a clase el 16, ya hablaremos de lo de las listas.
    El texto genial, que he entrado en uno de estos bucles m?os.
    Cordiales saludos, XD
    XAO WAPISIMA

    05/09/08 12:09

  • Purple

    venga por dios... si hoy tuve conectada y tu como k desapareciste de la nada desaparecida... bueno gracias y no se si existen pero como me pareci? k kedaban bien pos lo puse... xau

    05/09/08 02:09

  • Chikyss

    esta bien la historia ni?a, bueno que me gusto bastante jeje...
    historias graciosas y buenas son las que valen la pena jeje...
    venga ni?a muy buena la historia, ya sabes que todas tus historias me gusta mucho ,venga xau cuidate

    05/09/08 01:09

  • Fantasiia

    jajajajajajajajsjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajjajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaj Que graciosa la historia :)
    Pero que bien escribes, de verdad.
    Continuoo leyendo
    Un besiito
    Chaao!

    13/11/08 06:11

  • Fantasiia

    Ups, me pase con los jaja :S

    13/11/08 06:11

  • Zien

    jajajaja me ha encantado tu texto Purple, se me vino a la mente la forma como me enga?aron una vez cuando me iban a sacar sangre, odio eso, y me ataron igualmente al cinturon del carro. Saludosssss y gracias por regalarnos tan interesante historia.

    10/01/09 05:01

  • Purple

    gracias zien por pasarte por este texto... un beso chaussss

    12/01/09 07:01

Más de Purple