TT

Bellas luciérnagas iluminaban
Aquel hermoso jardín
Que llegó a su fin
Cuando lo acarició el invierno.

El frío gélido
Más propio del infierno
que de ese febrero
Arrasó con diversión

Aquel antiguo paraíso
Que abrumada solía admirar
Asemejaba más a un corazón
que a un jardín primaveral
Ya no late, ya no brilla
Ya no quedan semillas que lo puedan replantar
Ya solo pude observar atenta
Con sorna, su inevitable final

Cuando la última hoja
Rozó el frío suelo
Parecía que sin consuelo
El cielo quería llorar
Se había ido para siempre
el jardin más bello de la cuidad

2 Recomendaciones

2 Comentarios

Tu poesia es preciosa, cala los sentidos y el alma, me alegra haberte descubierto.

Un abrazo.

Pol.

20/05/16 03:05

http://tustextos.com/polaris/ ¡Muchísimas gracias pol!

20/05/16 06:05

Sigue leyendo a Reid arrow_downward

Tu Misma Te Prendiste Fuego, que No Te Extrañe Arder
3566 lecturas, 3 comentarios, 4 lo recomiendan
Ahogada
21230 lecturas, 11 comentarios, 11 lo recomiendan
De Hielo y Fuego
1632 lecturas, 0 comentarios
Un Tiro.
5202 lecturas, 0 comentarios
Jamás Nos Engañó
6751 lecturas, 2 comentarios, 2 lo recomiendan
Chat