TusTextos

Simplemente Diferente

Cuando alguien evoluciona, también evoluciona todo a su alrededor. Cuando tratamos de ser mejores de lo que somos, todo a nuestro alrededor se vuelve mejor. Eres libre para elegir, para tomar decisiones, aunque solo tu las entiendas. Toma tus decisiones con coraje, desprendimiento y, a veces, con una cierta dosis de locura. Solo entenderemos la vida cuando no busquemos explicaciones. Entonces todo queda claro.
Aprender algo significa entrar en contacto con un mundo desconocido, en donde las cosas más simples son las más extraordinarias. Atrévete a cambiar, desafíate, no temas a los retos. Insiste una, y otra, y otra vez. Recuerda que sin fe se puede perder una batalla que ya parecía estar ganada. No te des por vencido. Acuérdate de saber siempre lo que quieres, y empieza de nuevo. El secreto está en no tener miedo de equivocarnos, y saber que siempre se pueden aprender cosas nuevas, mirar las cosas desde un punto de vista diferente. Ten paciencia para encontrar el momento exacto.
Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante de un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio. Nunca dejes que nadie te diga que no puedes hacer algo. Las personas que no son capaces de hacer algo te dirán que tu tampoco puedes. Si quieres algo, ve a por ello.

Cada uno tiene una forma diferente de ver la vida, de convivir con las dificultades y con las conquistas. Las personas cambian cuando se dan cuenta del potencial que tienen para cambiar las cosas. En el mundo hay un lenguaje que todos comprenden: es el lenguaje del entusiasmo, de las cosas hechas con amor y con voluntad en busca de aquello que se desea o en lo que se cree. Cuando alguien desea algo debe saber que corre riesgos y por eso la vida vale la pena. El fin de una etapa es solo el comienzo de otra, los riesgos sorteados son la preparación necesaria para pasar mejor la próxima etapa. Aprende a relajarte. Aprende de lo diferente. Lo que la oruga cree el fin de su mundo, el maestro lo llama mariposa. La gente se arregla el pelo todos los días, ¿por qué no el corazón? Cuando apuntas con el dedo recuerda que tres dedos te señalan a ti. No esperes a que muera alguien para decirle cuanto le quieres, díselo hoy que lo tienes cerca. Las carreras no las ganan siempre los más veloces sino aquellos que siguen corriendo. Donde tropiezas, allí está tu tesoro.

Nadie se cruza en tu vida por azar, las personas entran en tu vida, por una razón, por una estación, por una vida entera. Cuando percibas el motivo, vas a saber que hacer con cada persona. Cuando alguien entra en tu vida por una razón, es generalmente, para llenar una necesidad que has demostrado tener. Algunas veces, esas personas mueren. Algunas veces, simplemente se van. Algunas veces, actúan y te fuerzan a tomar una posición y el mayor riesgo de la vida es no hacer absolutamente nada.

El mayor error del ser humano es intentar sacarse de la cabeza aquello que no sale del corazón. En la vida, nada sucede porque sí. No te esfuerces tanto, las mejores cosas suceden cuando menos te lo esperas.

El mundo está en manos de aquellos que tienen el coraje de soñar y de correr el riesgo de vivir sus sueños.

Roberto Adrián Vargas :)
Sagrav430 de octubre de 2011

1 Recomendaciones

4 Comentarios

  • Laredaccin

    Buenas reflexiones y buenos consejos. Me ha gustado mucho.
    Un saludo.
    Esteban.

    30/10/11 11:10

  • Sagrav4

    Muchas gracias Esteban.
    Un saludo :)

    31/10/11 07:10

  • Afew

    Interesantes reflexiones, tienes toda la razón. Creo que le caerías bien a mi tía. Es muy filosófica y me suele hablar de cosas así a menudo jajajaj Te seguiré leyendo(; Un besito

    03/11/11 05:11

  • Sagrav4

    Jajajaja muchas gracias, un besito :)

    04/11/11 06:11

Más de Sagrav4

Chat