TusTextos

Declaración de un Pobre Gato Enamorado.

Qué me hace estar tan enamorado de ti? Me odias, ¿No? Me limito a mirar, admirarte, como un gato sin oficio ni beneficio, solo y triste, ¿Qué me hace desearte tanto? Con solo escuchar tú voz, esa dulce, serena y melodiosa voz, ¡No se diga de tú sonrisa! Que es un canto celestial si se le escucha con claridad.

¡Como deseo que esos ojos tuyos me miren! Realmente no puedo explicar, es un momento tan celestial, único y perfecto cuando miro esos ojos, y, ¡Solo son milesimas de segundo! Mi cobardia es tan grande que no recisto mirar mas, por miedo, ¡No tienes idea! Como deseo decirte tantas cosas, ¡Lo loco que me tienes!

¡Y mientras mas me odias, mas te quiero! Vaya masoquismo muchos me diran, claro, ¡Por que no te conocen! Pero, si miran tus deliciosas y sensuales mejillas, rojisas, un rojo tan dulce como placentero, no dudaria en pensar tal artista los pinto delicadamente, añadiendo detalles de Venus, que quedaron perfectamente marcados en tú fino rostro, cambiarian de opinión quedando profundamente enamorados por ti. Cada que te miro, cada mañana, cada segundo pienso; "¡Dios! ¡Tan bella chica! Llevame que los angeles deben ser como ella"

No te deseo mentir, ¡Eso seria una pena capital! Quiza nunca habia visto a una chica tan delicada, tan bella, tan unica, ¿Que mas puedo decir? Aquello que me encanta, ¡Que me hace soñar contigo cada noche! Son tus labios, como dos pequeños bombones rosados, deleitan hasta al mas fuerte, ¡Te dan deseos de acariciarlos suavemente! Simplemente, perfecta.

En algún punto de mi vida desee no enamorarme mas, y vaya que la vida es traidora, ¡Caí de nuevo! Enamorado de una chica tan unica que ni en un millón de años encontraria, ¡Nunca! ¿Por qué? Realmente, no tengo idea, ¡No se realmente por que me gustas tanto! Es solo un deseo de hacerte feliz, de ver una sonrisa en ti, admirarte cada día, ¡Maldición la mía!

Muchos me diran loco, pero... detesto dejar la escuela por la tarde, ¿Por que? Mis razones son muchas, pero principalmente eres tú.

Y, aun que se que nunca leeras esto, quiza te de igual, quiza me odies mas, pero, señorita bella señorita, caigo rendido a sus pies, no importa el momento, no importa nada.

Eres la dueña de mis noches, de mis horas, de mis pensamientos, de mis poemas, de mis canciones, de mis sonetos, ¡De mi propia vida! Y, no lo sabes...

Y si lees esto, ya lo sabes, ¡Estoy tan loco como un diablo por tí!
Sissel20 de marzo de 2014

2 Comentarios

  • Libelula

    Si se lo muestras seguro lo lee.
    Es muy tierno y sensible algo la conmovera.
    Un Saludo

    20/03/14 06:03

  • Superandoloimposible

    Si la deseas, lucha por ella. El no ya le tienes, ahora puedes conseguie el si. Ya sabes, lo unico que cae del cielo es la lluvia.

    23/03/14 02:03

Más de Sissel