TusTextos

Mis Ángeles y Demonios

Cuando te empeñas por transitar bajo la sombra de tus errores... se violan los patrones de conducta establecidos por la sociedad en que vives. Te opones al credo que inculcaron quienes te antecedieron y rompes con los esquemas preestablecidos por tu propio Yo. Pero, ¿acaso importa todo esto cuando te has quedado sin opciones?. ¿Cuando ya has pesado en la balanza y fue hallado deficiente? Pudieras preguntarte por qué no te ha sido otorgado el privilegio de enmendar aunque sea con parches, cada hueco que te encaprichaste abrir.
¿Será que se cumplen en ti las palabras soñar no cuesta nada y todo ha sido parte de tu escudo psicológico, ese que te inventaste para sentirte mejor? Quedan muchas cuestiones por responder y a veces el tiempo conspira en contra nuestra. La experiencia, la sabiduría y la intuición, tríada acertada o no, confío en que sean nuestras mejores aliadas.
He perdido la cuenta de cuanto nos han dicho que la esperanza es lo último que se pierde. ¿Y cuando esa esperanza sea alcanzada, ha cuántos lastimaremos en nuestro intento?. ¿Cuántas almas saldrán heridas en esta lucha de cuerpo y mente?. Sinceramente no quisiera estar ahí para contarlo aun cuando soy uno de los tantos protagonistas de las escenas teatrales abierto el telón.
Creo que nos encontramos en el perfecto segundo para colgar la vida en el espejo de los pocos errores que se cometen al llevar a cabo ruptura y continuidad.
Aunque hoy no sea el mejor día continua escribiendo, vuelve a elegir aunque sepas que te equivocarás otra vez, persigue lo que un día fue y le dio propósito a tu vida, para cuando pasen seis años o más no tengas que pronunciar: Me quedé sin opción y tuve que elegir, a mi pesar, pero lo tuve que hacer...
Sombras22 de agosto de 2014

Más de Sombras