eternoantagonista

Seguir usuario

Última vez: 17/2/2012 - Empezó el 25/8/2011

Eternoantagonista dixit »

Hola, soy un joven estudiante universitario chileno. Escribo desde hace aos y por este medio compartir mi trabajo. Me defino como cuentista, de temtica urbana. Todo lo que publico aqu est inscrito. Espero que les guste el material que comparto, recibo todo tipo de opiniones y las agradezco de corazn. De igual forma, estoy disponible para ser contactado e intercambiar literatura. Saludos. Ms en www.eternoantagonista.blogspot.com

Ultimos Textos »

  • La Manzana

    -Dime, oh, mágico espejo de la sabiduría, ¿quién es la más hermosa del reino? Lucía recitaba sus líneas intentando memorizarlas. Hace ya algún tiempo que tenía problemas con su memoria, pero no se lo había confesado a nadie. Las repetía una y otra vez, a veces toda la noche, pero al día siguiente las soltaba sin miedo, por inercia. Esa noche sus párpados le pesaban tanto como sus años, pero tomaba, uno tras otro, sorbos de café para no caer vencida. -Dime, oh, mágico espejo… Su re...

    por eternoantagonista | 568 lecturas | 2 comentarios
  • En El Puente, a Las Cinco

    El senador hizo todo lo que le pidieron, empezando por no llamar a la policía. Hizo su día como si fuera cualquier otro cotidiano, atendió gente importante en su oficina e incluso dio una entrevista para la televisión, en la que se le vio seguro y convencido de la necesidad del proyecto que se le consultaba. Durante la tarde, después del almuerzo, pasó por el banco a retirar el dinero solicitado. Lo introdujo en un maletín recién comprado especialmente para la ocasión, y lo guardó en el porta...

    por eternoantagonista | 374 lecturas | 1 comentarios
  • El Estofado

    Catalina despertó otra vez en una cama que no era la suya. Estaba desnuda, pero no había nadie a su lado. Apenas se levantó se puso su ropa, perfectamente doblada a los pies de la cama, y sintió asco. Todavía estaba húmeda y olía a una mezcla putrefacta de licor y vómito. No era la primera vez que despertaba sin recordar nada de la noche anterior. Pero era la primera vez que despertaba sola. Sólo reconoció el sector en que se encontraba cuando salió de la casa, no estaba muy le...

    por eternoantagonista | 446 lecturas | 8 comentarios
  • Mensaje para Felipe

    Habían pasado seis años, pero Felipe aún no lo superaba. Asistía todas las semanas a terapia, para intentar erradicar de su cabeza las imágenes que volvían en sus sueños, cada noche. Esas imágenes que no dejaban de perturbarlo, que no le permitían vivir tranquilo. Las imágenes de esa noche. La noche en que la culpa iría a parar junto a él, para no dejarlo solo, nunca más. Se habían conocido de pequeños, en el barrio. Vivían uno frente al otro, y sus familias atesoraban una amistad de años. Cr...

    por eternoantagonista | 420 lecturas | 2 comentarios
  • No Importaba

    Eran las dos de la madrugada en punto cuando Gerardo salió. Atrás había dejado a Soledad, su esposa, que le balbuceó algo que no entendió, pero que quiso pensar que fue “cuídate mucho” o algo así. Le dejó la almohada a su lado para que no se sintiera sola; no le gustaba salir sin ella, pero tenía que trabajar, y partió. El frío quemante de la calle mojada le golpeó el rostro como una bofetada. No había nadie afuera, la ciudad dormía en un profundo sopor, sólo el eco de sus pasos sobre el ...

    por eternoantagonista | 444 lecturas | 3 comentarios
Ver todos los textos de eternoantagonista

Ultimos Recomendados »

Ultimos Comentados »

  • La Manzana

    -Dime, oh, mágico espejo de la sabiduría, ¿quién es la más hermosa del reino? Lucía recitaba sus líneas intentando memorizarlas. Hace ya algún tiempo que tenía problemas con su memoria, pero no se lo había confesado a nadie. Las repetía una y otra vez, a veces toda la noche, pero al día siguiente las soltaba sin miedo, por inercia. Esa noche sus párpados le pesaban tanto como sus años, pero tomaba, uno tras otro, sorbos de café para no caer vencida. -Dime, oh, mágico espejo… Su re...

    por eternoantagonista | 568 lecturas | 2 comentarios
  • El Estofado

    Catalina despertó otra vez en una cama que no era la suya. Estaba desnuda, pero no había nadie a su lado. Apenas se levantó se puso su ropa, perfectamente doblada a los pies de la cama, y sintió asco. Todavía estaba húmeda y olía a una mezcla putrefacta de licor y vómito. No era la primera vez que despertaba sin recordar nada de la noche anterior. Pero era la primera vez que despertaba sola. Sólo reconoció el sector en que se encontraba cuando salió de la casa, no estaba muy le...

    por eternoantagonista | 446 lecturas | 8 comentarios
  • Entre Lúcuma y Pasas al Ron

    Me la encontré en el supermercado, veintitrés años después. La reconocí por su voz, esa que, hace veintitrés años, quise que saliera de sus labios para decir sólo dos palabras, tan simples y a la vez tan llenas de algo, en ese contexto, tal vez sentimiento. –Yo también-. Pensé que lo diría, lo sentí, lo esperé. Pero no dijo nada, hizo un gesto, como si me fuera a besar en la mejilla, pero pareció arrepentirse y sólo se fue, se alejó sin voltear, sin dar al menos esa última mirada que ingenuament...

    por eternoantagonista | 505 lecturas | 7 comentarios
  • Mensaje para Felipe

    Habían pasado seis años, pero Felipe aún no lo superaba. Asistía todas las semanas a terapia, para intentar erradicar de su cabeza las imágenes que volvían en sus sueños, cada noche. Esas imágenes que no dejaban de perturbarlo, que no le permitían vivir tranquilo. Las imágenes de esa noche. La noche en que la culpa iría a parar junto a él, para no dejarlo solo, nunca más. Se habían conocido de pequeños, en el barrio. Vivían uno frente al otro, y sus familias atesoraban una amistad de años. Cr...

    por eternoantagonista | 420 lecturas | 2 comentarios
  • No Importaba

    Eran las dos de la madrugada en punto cuando Gerardo salió. Atrás había dejado a Soledad, su esposa, que le balbuceó algo que no entendió, pero que quiso pensar que fue “cuídate mucho” o algo así. Le dejó la almohada a su lado para que no se sintiera sola; no le gustaba salir sin ella, pero tenía que trabajar, y partió. El frío quemante de la calle mojada le golpeó el rostro como una bofetada. No había nadie afuera, la ciudad dormía en un profundo sopor, sólo el eco de sus pasos sobre el ...

    por eternoantagonista | 444 lecturas | 3 comentarios
Ver todos los textos de eternoantagonista

Sigue a »

mariadoloresurletradigitaluruguay
Ver todos (2)

Sus seguidores »

letradigitaluruguaymariadoloresur
Ver todos (2)