maxdelirante

Seguir usuario

Última vez: 19/7/2017 - Empezó el 01/1/2017

Maxdelirante dixit »

Fueron mis complicaciones las que me impulsaron a escribir, una necesidad de escucharme, de afrontar mis conflictos, de aceptarme, de explicarme y convertirme en cuentos... Idealmente entonces la literatura era un espacio de libertad en el que podía explorar y bucear sin restricciones para descubrir lo que realmente sentía. Cuando conseguía expresar la verdad, mi verdad, libre de tópicos ajenos, la verdad es que sentía que había pasado algo, algo que me hacía creer que mi voz tenía un valor inconmensurable. La vida es la hostia, joder, cada minuto de tu vida puede ser una historia acojonante (si sabes contarla) y, no solo eso, sino que además si desatas tu imaginación y la dejas subir a las más altas nubes y lanzarse por los abismos más vertiginosos lo que hay al otro lado es :OOO dsgdiporjgjkhklsadñoigfñkl!!! Pero pronto empiezas a tener miedo a ofender, no quieres herir a tus seres queridos. Las mejores historias son aquellas que no se pueden contar. Por miedo a ofender acabas moviéndote por terreno seguro, no hablando de lo que verdaderamente te importa, no escribiendo de ti mismo, y si lo haces, lo haces con muchísimos filtros. Pues aquí no va a ser así. Este es mi blog secreto. Nadie que me conozca va a saber de este lugar. En mi vida secreta (como diría Leonard Cohen) esto es lo que escribo. Ni siquiera me importa hacerlo especialmente bien. Solo quiero permitirme escribir cualquier cosa que quiera. Aquí tendréis la belleza de la verdad de una persona, una verdad peligrosa, probablemente efímera, puede que ininteligible. A lo mejor algo de lo que escriba aquí le resuene a algo. O no. O, quién sabe, tal vez todo salga como el culo y me arrepienta de haberlo empezado.

Ultimos Textos »

  • Tintineo 3,5

    Unos quince años después viajé con mi hermana a Scarborough para el funeral de mi abuela, mis padres nos esperaron en un apartamento donde ya llevaban un par de días. A la mañana siguiente mi madre y mi hermana se fueron a organizar las cosas de la casa de mi abuela. Me ofrecí a ayudarles, pero mi madre me dijo que había mucha gente en la casa y que era mejor que mi padre y yo nos fuéramos a dar una vuelta.. Nos paseamos por la ciudad de Scarborough, el lugar donde había pasado los veranos en m...

    por maxdelirante | 13 lecturas | 0 comentarios
  • Sin Maquillaje

    Tengo una enfermedad que ataca de vez en cuando, sobre todo en vacaciones. Una vez me lo diagnosticaron como obsesión compulsiva, una adicción a rumiar, algunos piensan que es nada más que ansiedad. Ansiedad es desde luego. Me despierto por las mañanas con una piedra anudada en el estómago. Tú ya lo sabes.. Y lo entiendes. Y no me juzgas menos por ello. Sabes que te quiero más que a nada. Sabes que siempre te querré. Pero a veces sufro. Tengo obsesiones que me hacen sentir ridículo. En esos mome...

    por maxdelirante | 12 lecturas | 0 comentarios
  • Tintineo 2

    Un verano fui a trabajar en un albergue de un pueblo de la Bélgica Valona. Tenía 16 años y soñaba con vivir mil aventuras, pero la primera impresión fue desoladora. En aquel lugar dejado de la mano de Dios no había nada que hacer. Por las mañanas trabajaba sirviendo desayunos y fregando cacerolas y por las tardes me aburría desesperadamente. Los únicos huéspedes del albergue eran un grupo de personas con necesidades especiales. Aunque eran muy simpáticos, no entendía ni una palabra de lo que...

    por maxdelirante | 16 lecturas | 0 comentarios
  • Tintineo

    De aquel año recuerdo las clases monótonas, los patios rutinarios, los programas de la tele que marcaban el momento de la tarde: 3, 2, 1... contacto, Barrio Sésamo, el libro Gordo de Petete, Toros otra vez... Entonces cambiaba de canal y había empezado Zarabanda y eso terminaba de matarme, porque quería decir que la tarde se estaba acabando y pronto habría que cenar y acostarse, para empezar otro día a la mañana siguiente. Pero un sábado fui con mi hermana a un lugar que no conocía. Atravesa...

    por maxdelirante | 13 lecturas | 0 comentarios
  • Despedida

    Yo ya te vi rara en la estación. Nunca habías sido muy efusiva, pero aquel día parecía que te hubieras ido a un funeral en lugar de a recibir a tu novio. Creía que me llevarías a casa y que, como siempre, nos faltaría tiempo para acabar en la cama, pero a mitad de camino paraste el coche y me dijiste que no querías seguir conmigo. Pasé el verano esperando a que dieras señales de vida, pero no diste ninguna. Así que te escribí un e-mail. En él te recordaba todos los grandes momentos que había...

    por maxdelirante | 110 lecturas | 2 comentarios | 1 lo recomienda
Ver todos los textos de maxdelirante

Ultimos Recomendados »

Ultimos Comentados »

  • Despedida

    Yo ya te vi rara en la estación. Nunca habías sido muy efusiva, pero aquel día parecía que te hubieras ido a un funeral en lugar de a recibir a tu novio. Creía que me llevarías a casa y que, como siempre, nos faltaría tiempo para acabar en la cama, pero a mitad de camino paraste el coche y me dijiste que no querías seguir conmigo. Pasé el verano esperando a que dieras señales de vida, pero no diste ninguna. Así que te escribí un e-mail. En él te recordaba todos los grandes momentos que había...

    por maxdelirante | 110 lecturas | 2 comentarios | 1 lo recomienda
  • Historias que Nadie Lee

    Fueron mis complicaciones las que me impulsaron a escribir, una necesidad de escucharme, de afrontar mis conflictos, de aceptarme, de explicarme, de convertirme en cuentos... Idealmente entonces la literatura era un espacio de libertad en el que podía explorar y bucear sin restricciones para descubrir lo que realmente sentía. Cuando conseguía expresar la verdad, mi verdad, libre de tópicos ajenos, sentía que había pasado algo, algo que me hacía creer que mi voz tenía un valor inconmensurable. ...

    por maxdelirante | 91 lecturas | 6 comentarios | 1 lo recomienda
  • Poema 1

    Empezaron a salirme lágrimas y no las entendía. Sentada temerosamente en la silla, me mirabas como si observaras a un insecto que se escurre por un desagüe. Me consolaste con un violento abrazo. Mis dedos notaron unas vértebras de cualidades alienígenas. Tú tampoco lo entendías, solo te acercabas por eliminación, (esto es blanco, esto es negro). Me hacía bien hablar contigo. Por mucho que la corriente insista en alejarnos de nuestra adolescencia, sigo queriéndote.

    por maxdelirante | 65 lecturas | 3 comentarios
  • Cine y Palomitas

    Estoy haciendo cola en las taquillas del cine Multiplex esperando a Susana que, sin duda, llegará tarde y, como siempre, acalorada y con alguna historia que contar. Tengo un grupo de adolescentes delante, empujándose sin motivo aparente y hablando a voz en grito. Me fijo en uno de ellos, que está entreteniendo a una chica con un piercing en el ombligo. El chaval lleva una camisa de cuadros, una cadena alrededor del cuello y una gorra con una chapa metálica. Sobre su labio superior se dibuja una ...

    por maxdelirante | 96 lecturas | 0 comentarios
  • Tintineo

    De aquel año recuerdo las clases monótonas, los patios rutinarios, los programas de la tele que marcaban el momento de la tarde: 3, 2, 1... contacto, Barrio Sésamo, el libro Gordo de Petete, Toros otra vez... Entonces cambiaba de canal y había empezado Zarabanda y eso terminaba de matarme, porque quería decir que la tarde se estaba acabando y pronto habría que cenar y acostarse, para empezar otro día a la mañana siguiente. Pero un sábado fui con mi hermana a un lugar que no conocía. Atravesa...

    por maxdelirante | 13 lecturas | 0 comentarios
Ver todos los textos de maxdelirante

Sigue a »

polarissuperandoloimposible
Ver todos (2)

Sus seguidores »

nicasiopolariscuentosdelacalle
Ver todos (3)