TusTextos.com

Ser Fuerte.

Todo lo que he vivido me ha llevado a ser lo que soy hoy día, una mujer fuerte y no creas que fue una decisión propia o que cualquier día me dije a mí misma voy a ser fuerte como si eso fuese fácil& Soy fuerte porque la vida me ha llevado a serlo. Porque he tenido que luchar en muchas batallas, porque he tenido que tomar decisiones en las que cualquier opción me llevaba a perder. Porque he tenido que enfrentar muchas situaciones difíciles, porque he tenido que coger el toro por los cuernos y ponerme el disfraz de guerrera delante de los demás, aunque por dentro estuviese en la más vil miseria.
¿Sabes qué hubiese sido fácil? Dejar a un lado ese disfraz y ponerme el de víctima. Quizás por eso no tolero ni me dejo manipular por las personas que siempre se victimizan. Al final el lobo ni era tan malo, ni Caperucita tan inocente.
Ser fuerte no significa que no me tambalee y que haya momentos en los que crea que todo me supera. Claro que los hay, pero si algo tengo claro es que esa sensación pasa por mi mente como una nube en el cielo, sin importancia. Justo después, empiezo a preparar mis armas, a pensar la estrategia y a salir para lograr superar el desafío. Soy fuerte porque creo en mí misma y mi capacidad para seguir la vida durante la tempestad.
Ser fuerte no significa no tener sentimientos. Ser fuerte es saber valorar la vida, decidir que estás aquí para disfrutar y aprender a levantarte cuando te caes porque no hay que olvidar que cuando te vas a dormir nunca sabes si te despertarás al día siguiente.
Ser fuerte implica saber que tu vida es solo tuya, que debes aceptar las consecuencias de todos tus actos, sin culpar a nada ni nadie. Saber que un error es, más bien, una lección y que todos tus errores forman parte del proceso de aprendizaje.
A veces por ser fuerte las personas de tu alrededor te tienen miedo y sinceramente, es algo que no entiendo. ¿Desde cuándo es negativo luchar por ti mismo? ¿Quién lo va a hacer sino? Quizás haya alternativas, pero eso significaría dejarle esa carga a otra persona y a mí, no me gusta eso.
Ser fuerte es sinónimo de ser valiente. Valiente porque prefiero luchar por lo que creo y por lo que quiero a esperar sentada que la vida me regale una oportunidad. Valiente porque prefiero tirar del carro a ver como tiran los demás. Valiente porque no me importan las críticas que no son constructivas ni los insultos u ofendas porque yo estoy aquí para vivir mi vida a mi manera. Valiente porque no me importa empezar de cero si eso significa conseguir lo que quiero.
Si yo puedo ser fuerte tú también puedes, pero es más fácil mostrar tu lado débil y dejar que otra persona te solucione la vida.
SrtaromoPublicado el 08 de abril de 2019
Archivado en prosa sentimientos autoestima reflexion fuerte fortaleza vida valiente valentia pensamientos

Lo recomiendan

Más de Srtaromo