TusTextos

Quita que Me Pintas

Recuerdo aquella época en la que el parque Pinocho era “lo más de lo más” en Telde:
“¿A dónde fuiste el domingo? Al parque Pinocho…”

También, recuerdo perfectamente vestirme (con la ayuda de mi madre) y ponerme esos calzoncillos que nuestras madres elegían, creyendo tener buen gusto, de la primera estantería del 99 que se encontraba nada más entrar en la tienda y que los dibujitos de la película Disney del momento predominaban por “doquier”. Tras los calzoncillos venían los calcetines. ¿Cómo poder definir semejantes calcetines? Eran de un blanco puro, no se ensuciaban ni escribiendo con permanente en ellos. Su caracterización: numerosos agujeros sincronizados y del mismo tamaño que dejaban ver la suave piel del tobillo y la pierna entera, prácticamente, porque esos calcetines estaban ideados para ser de la realeza o actuar de airbag si las diminutas piernas me fallaban mientras jugaba a las cogidas. No obstante, eran los que se llevaban… Las niñas de comunión no tenían absolutamente nada que envidiar. Después venían la camiseta y el pantalón a juego porque si no, no se salía a la calle. En ese momento, una camiseta amarilla poniendo a moda los colores llamativos en los carteles de: “SE BUSCA”, conjugándola (como ya dijimos) con el pantalón de mismo color y unas zonas verdes tanto arriba como abajo.

Hasta ahora una vestimenta típica de los años 90 y que las amigas de nuestras madres nos regalaban en algún cumpleaños para salir del paso con la excusa de: “es que es lo que necesita”. Pero, de esto, lo más estúpido es que después de ver nuestras caras de decepción, al ver que el paquete de regalo no era una caja enorme con un contenido tecnológico sino ropa, nuestras madres afirmaban: “ayyy mira lo que necesitabas…” Por supuesto, la cara correspondiente del pequeño no hace falta descripción. ¿A quién (siendo pequeño) le gustaba que le regalasen ropa? El cuento no ha terminado… porque después de los calzoncillos de rombos rojos, los calcetines, la camiseta y el pantalón amarillo combinándolos con verde venían los zapatos. En esa época no existían las “all star”, ni las “vans”, ni las “victorias”, ni las “pumas”, ni las “tiburones”, ni el coño de su madre,… para ir al parque mi madre me ponía con esa ropa unos zapatos de Pablosky negros… Toda una combinación que ni David Delfín…

La historia no es la de la ropa que me puso mi madre esa tarde, no. Ni mucho menos. Era una tarde aburrida, ningún niño con el que jugar ni niña a la que molestar. Estaba cansado de jugar sólo y me senté al lado de mi madre a merendar. Lo solitario de nuestra existencia se acabó pronto cuando vi venir con esos ojos negros diminutos, sin gafas y teniendo la falta de vista que todavía conservo, a dos mujeres de chocolate. Mi cara lo decía todo. Mientras bebía el zumo y no las perdía de vista, mi cabeza daba vueltas y no pensaba en el chocolate sino en otra cosa… El momento llegó, sí. Se sentaron a mi lado y ya no me importaba que se enterasen de que las estaba mirando. Es más, quería que les quedara claro que las estaba mirando porque el color de su piel no lo había visto nunca hasta ese entonces. El pico de oro que le decían las chicas del Supermercado a mi madre cada vez que yo le acompañaba a comprar “porquerías”, hizo su efecto en el recuerdo más vergonzoso de su vida. La miraba, me quité el zumo de la boca y la abrí: “¡OYE! Quita que me pintas…” Ininteligible. Lo mejor de todo es que nunca he recibido una educación racista ni lo soy o me considero. La cara de mi madre se volvió del blanco de los calcetines y, hoy en día, cada vez que se acuerda de ese suceso, se ríe.
“No va a caer en depresión ahora, tampoco…"
Adolfo24 de abril de 2009

3 Comentarios

  • Nigth14

    siempreee odi? que me regalar?n ropa, siempre quise juguetes y no..mi mam? dec?a lo mismo que la tuya " mira lo que te hacia falta" jajajajaja debe ser un pretexto que todas utilizan para dirigirse a esos sucesos.

    en cuanto al relato....genial!!!! ha sido genial!!! jajajaja

    P.D: de que pa?s eres?

    25/04/09 05:04

  • Adolfo

    Espa?aaa! xD concretamente de Las Palmas! jajaja

    25/04/09 06:04

  • Nigth14

    tienes muchas frases que parecen latinoamericanas...yo soy de venezuela, un saludo compa?ero

    03/05/09 05:05

Más de Adolfo