TusTextos

Sam, Pastor de Gatos

Nos conocimos una
desapacible noche
de diciembre; frío,
viento y lluvia y
miedo en los huesos,
eso había en mi espacio.

Miedo a que me rechazases,
que no te gustase mi
presencia, que mi olor
tal vez te desagradase.

Pero al abrir la puerta
llegaste; enorme,grande
y de andar pausado,
como una oveja gigante,
y ya estabas a mi lado,
lamiéndome la mano.

Fue amor a primera vista.
Cupido a los dos nos dejó
hechizados; y cada noche
me cuidabas, tendido en
el suelo, a mi lado,
velando mi sueño para que
nadie me hiciese daño.

¡Cuánto te quiero
mi pastor de gatos!
Me gustan tus ojos
oscuros, tu pelo
largo y sedoso;
incluso me gusta
que me despiertes
persiguiendo a
tu rebaño felino,
haciendo que cada uno
se coloque en su sitio,
que no crucen la frontera
y se disperse tu rebaño.

¿Qué importa pastorear
ovejas, gatos o humanos?
El caso es cuidar de
los seres que te
han sido confiados.
Beth06 de junio de 2012

19 Comentarios

  • Nereael

    Ayyy, Beth, que buen compañero ese pastor tuyo. Cuanto cariño, ¿verdad? Cuantos momentos. Mi gato se ha acercado también a olerlo y después me lo he comido a besos.

    06/06/12 07:06

  • Beth

    Es que no se quien ha dicho que los perros y los gatos se llevan mal. No hay tal; el enorme perro cuida de ellos de dia y de noche. Un abrazo

    06/06/12 07:06

  • Asun

    No se muy bien si te referías a perros, gatos, personas, o todo a la vez, pero como dices en tu última estrofa, algunos tenemos vocación de pastores, y cuidamos de nuestro rebaño, que son los que queremos.
    Besos.

    06/06/12 08:06

  • Buitrago

    Sin mas, muy bueno

    Antonio

    06/06/12 09:06

  • Beth

    Sam es un perro, un perro pastor, y él solito pastorea un rebaño de siete gatos, y cuida de que no se peleen y se porten bien. Pero como buen perro pastor, también se preocupa de que los humanos de su manada se encuentren bien y contentos. Un beso, querida Asun

    06/06/12 10:06

  • Beth

    Gracias, Antonio, siempre es un placer tenerte por aquí

    06/06/12 10:06

  • Creatividad

    Beth que afortunada eres de poder tener y saborear esa compania tan grata y acurrucada. Un besito

    06/06/12 11:06

  • Beth

    No le tengo siempre a mi lado, Creatividad, por desgracia. Pero si, es una suerte que me haya adoptado y que haya permitido que le bautice.

    06/06/12 11:06

  • Kc

    Encantada como siempre, muy hermoso tu texto, siempre me voy complacida al visitarte.
    Un abrazo calido.

    07/06/12 02:06

  • Beth

    Muchas gracias, y esta vez el agradecimiento es mío y de Sam. A él le encanta que le digan cosas bonitas. Un enorme abrazo

    07/06/12 07:06

  • Asun

    Pero Beth, ¿compartes tu vida con Sam y siete gatos?, claro por eso derrochas cariño y "humanidad", se te ha pegado de ellos.
    Besos.

    07/06/12 09:06

  • Beth

    La comparto a temporadas, pero les veo todo los días por esas cuestiones mágicas de la técnica y las comunicaciones. De todos modos, Asun, hace ya tiempo, cuando mis hijos eran pequeños, tenía una gata y cuatro perras. Ah, y un erizo que se llamaba Mofletín. Lo malo es que no se le podía acariciar gran cosa, la verdad.

    07/06/12 11:06

  • Singeringen

    Muy bonito el poema..............mejor aun cuando dices:

    ¡Cuánto te quiero
    mi pastor de gatos!
    Me gustan tus ojos
    oscuros, tu pelo
    largo y sedoso;
    incluso me gusta
    que me despiertes
    persiguiendo a
    tu rebaño felino,
    haciendo que cada uno
    se coloque en su sitio,
    que no crucen la frontera
    y se disperse tu rebaño.

    realmente me gusto...

    07/06/12 05:06

  • Beth

    Muchas gracias, por el comentario y por haberlo leido. Saludos cordiales

    07/06/12 05:06

  • Scrab

    pues a mi no me gustan mucho los perros, porque nos confunden con pelotas y si tenemos la mala suerte de encontrarnos con uno... terminamos con kilos y kilos de baba pegajosa. pero bueno, se les tolera.bonito poema señora beth.bye

    08/06/12 04:06

  • Davidlg

    De una cosa estoy seguro, que los perros tienen todos una personalidad que no se puede modificar; el mío es un oportunista desconsiderado, y eso ya no se le quita, pero también es de la familia y ni modo; llegó para quedarse. Saludos y un beso!

    08/06/12 06:06

  • Beth

    Ah, este perro es un encanto, y eso que apareció en la calle, abandonado y muy maltratado, pero ahora se ha convertido en un gigante cariñoso. Eso si, tiene cierto fetichismo con mis zapatos, le gusta mordisquearlos

    08/06/12 09:06

  • Danae

    En mi casa, cuando era pequeña, convivían perros, gatos, periquitos, galápagos, loros ... en hermosa hermandad.
    Me encantan los animales, ya lo ves, y este poema de lealtad y diligencia animal tiene mucho que enseñarnos.
    Un beso.

    14/06/12 09:06

  • Beth

    Pues si, Danae, si fuésemos tan "humanos" como ellos lo son, el mundo iría mejor. ¿Te imaginas lo que es ver a a siete gatos en fila y un perro enorme al final esperando a ser cepillados?

    14/06/12 11:06

Más de Beth