TusTextos
3

Nunca Fue un Adiós

Cuando miro hacia arriba veo tu rostro sonriéndome, diciendo que no hay un día en el que cuides de mí. No pienso superar que te fuiste y sigues siendo de las personas más importantes para mí, recordando que llevo tu sangre con orgullo. La forma en la que me veías era mi manera de saber que estaba haciendo bien las cosas, y te sentías orgullosa de mí, escucharte me alentaba a seguir. Las noches son muy esperadas para encontrar el sueño en el que te aparezcas, sin olvidar un solo gesto tuyo, recuerdo cada mínimo detalle de ti, hasta la manera en la que te expresabas. Las llamadas se hicieron aburridas al no saber que estarías del otro lado del teléfono, tus saludos siempre llenos de cariño y amor. Espero el día en que digan que volveremos a estar juntos, puedo casi jurar que no podrán desprenderte de mis brazos otra vez
Charlieyork119 de enero de 2016

Más de Charlieyork1