TusTextos

Sabios Hijos Del Tiempo

Polvo que formas la vida, viajando como reloj de arena, nazco y muero en cada una de tus partículas, me sumerjo absorto en cuestiones existenciales tratando de ingresar en nuevos planos de conciencia.
La sombra como un rayo se lleva lejos un olvido, donde los recuerdos siempre se mueren, súbito pensamiento melancólico de pronto sin recuerdo te has quedado, melancolía de mi ser, no fui yo quien te olvido.

La comunión con la lógica no asegurara mejor guía y saber en la vida, mi andar de reptil sé que por el momento es inevitable, más juro que mi loco espíritu anda siempre lejos de aquí.
Cuestión de los tiempos para que nuestros cuerpos pronto se desvanezcan con el ultimo latido de algún día cualquiera, pero mientras el mundo esté tan lleno de misterios y preguntas como antaño, yo disfruto de cada uno de mis latidos, con la misma sangre que a este mundo me trajo.

Espíritu inquieto, sé lo poco de materia que somos, nada quedará, dormimos gran parte de esta vida, seguimos hábitos vacíos de nada, rutinas con un final sin sentido alguno, solo nos limitamos caminar por esta tierra, pero yo igual me inquietare mientras viva.

En el mar de una conciencia pura, sé que cuestiones mundanas no expandirán nunca nuestro tiempo, ni frutos de ellos debiéramos esperar, pues cuando un objeto encandila nuestros pensamientos, el deseo obnubilará nuestro sensible espíritu, y espurio se volverá el más noble de los propósitos. Sé que la búsqueda nunca estará en las cosas inertes que hay en este mundo, estas solo ocupan un lugar en el espacio, solo se llevaran el tiempo más rápido al vacío.

Pero las preguntas más importantes que podamos hacernos en este increíble, fascinante y maravilloso mundo, solo un espíritu inquieto, hijo de todos los tiempos, que acaricia tu mente cuando tu alma duele, espíritus que visitan espíritus que vienen de lejos, espíritus que nos permiten creer en la pureza de conciencia.

Ese espíritu que nadie pude ver cuando llegamos al mundo, primero lloran; lloran porque todos besan y adoran su cuerpo, su forma, pero muy pocos pueden percibir la llegada de su espíritu; espíritu que necesita habitar su alma en la mayor calma que el mundo se pueda imaginar, luego, respirar, expandirse, latir, vivir, y con solo una gota de pura conciencia, su espíritu hablara en los tiempos de los sabios de los caminos, y comenzara a marchar hacia su destino.

Los sabios no escribirán el camino, solo esperarán, que debes en cuando.........los escuchemos.
Diegozami04 de febrero de 2018

2 Recomendaciones

2 Comentarios

  • Voltereta

    Es una forma muy peculiar de describir el transito del alma por la vida que le toca acicalar.

    Interesante texto.

    Un saludo.

    05/02/18 08:02

  • Diegozami

    Agradezco y valoro tus comentarios.
    Saludos atte.

    05/02/18 09:02

Más de Diegozami