TusTextos

Carta Abierta a Karl(os) Marx(imiliano) (reflexiones)

Estimado y admirado señor don Karl(os) Marx(imiliano) Notesubasalaparra Bajabajabajabaja yo, el Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, tengo el enorme placer y la gran alegría de poder enviarle la presente carta a alguien que, como usted, es todo un sabio politólogo conocedor de toda la Política nacional e internacional de todos los países y de todos los tiempos de la Historia Humana. Me gustaría que esta amistosa carta sirva para que usted tenga a bien molestarse sólo unos poco minutos y reflexione lo suficiente para saber lo que son los Estados Unidos desde 1959 hasta el presente 2016 y lo que es Cuba en el mismo período de tiempo. Espero que no se ofenda conmigo por tal osadía y atrevimiento pero creo que es usted tan inteligente que me sabrá comprender y hasta perdonar.

Antes de comenzar nuestras amistosas reflexiones tengo que decirle que acabo de recibir una nota escrita a través de una paloma blanca de parte de un aficionado a la colombofilia que resulta que es tan español como usted (o hasta es posible que más español que usted pero no entro en esos detalles) en la que se me informa que usted fue un hombre muy decidido y muy valiente y que luchó en las calles madrileñas para implantar la democracia y derribar a una dictadura de larga duración. Me alegro muchísimo que usted sea tan valiente luchando por la democracia contra las dictadura de larga duración, porque en los Estados Unidos también la inmensa mayoría de todos nosotros lo somos.

Haciendo un pequeño paréntesis, tengo que reconocer que usted tiene un nombre muy importante y muy glorioso en la Historia Humana: Karl(los) Marx(imiliano) ocupa un lugar estelar en la Historia Universal gracias a sus grandes tochos sobre la Teoría de la Lucha de Clases aunque, otra cosa muy distinta, es saber cuáles fueron sus hechos concretos; porque para ustedes, y perdone que le sea tan franco sin ser Franco ni mucho menos, lo más importante es la Teoría de los fundamentos y no la praxis de los hechgos porque los hechos no importan sino defender la Causa. ¿Me estoy equivocando en algo? Está bien que usted guarde silencio ante esto que todos sabemos pero muchos ocultan. En cuanto a sus apellidos Notesubasalaparra Bajabajabajabaja me resultan tan graciosos de verdad que, al leerlo, no me ha quedado otra alternativa más que soltar unas cuantas carcajadas; pero no quiero que se enfade conmigo por esto ya que, según todos e incluídos ustedes, la mejor revoluciónpara cambiar el mundo comienza por la felicidad de poder reírnos o sea la felicidad de las calientes bolcheviques por ejemplo. ¡Jajajajaja! Perdone este chiste pero es que es tan buenísimo que hasta se ha convertido en una película.

Así que, después de habernos solazado durante unos breves minutos para tener empatía el uno con el otro, entro en materia haciéndole una pregunta muy sencilla y muy fácil de responder para un defensor tan valiente de la democracia contra las dictaduras de larga duración como lo es usted. Ahí va la pregunta: ¿sabe usted, gran defensor de la democracia contra las dictaduras de larga duración, cuántos presidentes de los Estados Unidos ha habido desde 1959 hasta el actual 2017 y cuántos presidentes ha habido en Cuba en ese mismo largo tiempo histórico? Lo de Cuba es muy fácil de recordar porque a lo largo de todos esos 58 años en aquella isla sólo ha habido un presidente (¿recuerda usted que se llama Fidel Castro Ruz?) que no fue elegido a través de ninguna clase de urna (por las que usted tan valientemente ha luchado desde que tomó conciencia de clase y en nombre de la democracia contra las dictaduras de larga duración); mientras que en ese mismo período de años (recuerde que son 58) en los Estados Unidos ha habido una larga serie de Presidentes elegidos democráticamente a través de las urnas (algo que usted tan valientemente ha sabido defender contra las dictaduras de larga duración). Por si acaso le falla la memoria, tome usted un papel y un bolígrafo y anote la siguiente lista: Dwigth Eisenhower, John Kennedy, Lyndon Johnson, Richard Nixon, Gerald Ford, Jimmy Carter, Ronald Reagan, George Herbert Bush, Bill Clinton, George W. Busch y Barack Obama. Si usted sabe contar y espero que sí sepa contar bien resulta que, durante el largo período de 58 años (desde 1959 hasta 2017) mientras en Cuba sólo ha sido presidente un dictador (ya que no fue elegido en las urnas por el pueblo cubano) que, además, cuando está mal de la cabeza (y creo que ha estado loco desde siempre) ha deicidido nombrar "a dedo" y no a través de las urnas (que tanto defiende usted contra las dictaduras de larga duración) nada más y nada menos que a su querido hernanito Raúl para que le represente pero sin renunciar a seguir siendo un dictador de larga duración. ¡Curiosa cuestión esta de los dictadores de larga duración que tanto usted detesta salvo en el caso de su Gran Dios Fidel! ¿Es que el Gran Dios Fidel tiene, para usted, la bula de poder ser un dictador de larga duración sin que usted le haga ni un simple crítica o llamada de atención cuando tanto odia y detesta a los dictadores de larga duración como, según usted y yo no digo nada sobre este asunto, lo era Franco? Bueno, pues mientras en Cuba sólo ha habido un presidente dictador durante 58 años (sin haber sido jamás elegido por las urnas) en los Estados Unidos (durante esos mismo 58 años) ha habido un total de 11 presidentes distintos pero elegidos democráticamente a través de las urnas. ¿Sigue afirmando que mientras en los Estados Unidos, según cotorrea usted, no existen libertades para los derechos humanos de sus habitantes mientras que en Cuba, en ese sentido, según cotorrea usted, es el País de Jauja donde existen libertades a porrillo y por toda la isla? ¿De verdad se cree usted ese cuento chino o es que usted sueña demasiado con su Gran Dios Karl Marx?

Es usted un demócrata de toda la vida. Le aplaudo fervorosamente por ello. Así que hagamos un pequeño ejercicio de imaginación. Supongamos que usted es cubano y vive en Cuba y como ama tanto a la democracia su sueño, desde que tiene uso de razón (y espero que lo siga teniendo) es ser presidente de Cuba. ¿Cree usted que habría tenido alguna ocasión para poder serlo mientras su Gran Dios Fidel Castro (ustedes los comunitas y los admiradores de los comunistas tienen la manía de tener esta clase de Grandes Dioses) tuviese el poder de esa dictadura que usted (¡oh gran paradoja de contradicciones continuas!) tanto adora? Yo, mientras tanto, ya lo está viendo, sí he podido cumplir con ese sueño y ya soy presidente de los Estados Unidos de Norteamérica porque aquí no ha habido ningún Fidel Castro Ruz en el poder. Sigamos con la imaginación. Imagine usted que es, además de cubano que vive en Cuba, un negro cubano. ¿Cree usted que siendo negro cubano usted podría alcanzar el sueño de ser presidente de Cuba estando Fidel Castro Ruz en el poder? Pues mire por dónde yo soy Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica y soy negro.

¿Podría usted tener la amabilidad de ponerme al corriente sobre la cantidad de veces que se ha manifestado ante la Embajada de los Estados Unidos en Madrid llamándonos a nosotros "El Eje del Mal" mientras que a Cuba le llaman "El País de las Oportunidades"? ¿De qué eje del mal está usted hablando y a qué clase de oportunidades se está usted refiriendo? ¿A usted le gustaría que el vecino de la casa de enfrente estuviese apuntando con un cañón a su propia casa y amenazándole con disparar para hacerla volar por los aires? Estoy seguro de que no le gustaría nada de nada. ¿Comprende ahora por qué los Estados Unidos obligamos a Fidel Castro Ruz (que supongo que cada día está más loco) para que quitara, de inmediato, los cohetes rusos con los que nos amenazaba con destruir nuestas casas? ¿Nos está comprendiendo ahora? ¿Comprende ahora por qué tuvimos que defender a toda América, desde el Norte hasta el Sur, eliminando a su Gran Dios Ernesto Guevara que amenazaba con destruir nuestra civilización en desarrollo continuo en medio de las libertades humanas y convertir a todo nuestro Continente en un solo Estado Comunista con un presidente impuesto y no elegido en las urnas que nos hubiese pasar tanta hambre como hn estado pasando y siguen pasando los pobres cubanos que creyeron en su Gran Dios Fidel Castro Ruz? ¿Le está gustando esta carta o cree que es un tocho de la decadencia occidental como decían los decadentes y aburridos soviéticos?

Me he enterado, a través de la nota que me ha llegado con la paloma blanca mensajera, que usted va diciendo continuamente que el Partido Popular de España (PP para más señas) es el Partido Podrido. Lo dice públicamente y no le pasa nada. Si usted fuese estadounidense y viviese en este país tampoco le pasaría nada si llamase públicamente Partido Podrido a cualquiera de nuestros partidos. ¿Qué le sucedería a usted si estuviese viviendo en Cuba y dijese públicamente que el Partido Comunista es Partido Podrido? ¿Dónde estaría usted ahora mismo en lugar de vivir cómodamente tomando aperitivos antes de comer a dos carrillos? Supongo que se imagina que en la cárcel de por vida y esa es la verdad. En cuanto a la familia yo tengo una sola esposa y mis hijos nacieron de mi matrimonio con mi única esposa porque defiendo la unidad familiar. ¿Sabe usted cuántos hijos con mujeres diferentes tiene regados por toda la isla de Cuba su Gran Dios Fidel Castro Ruz? ¿Le gustaría que una de las centenares o miles de mujeres abusadas sexualmente por ese tal Fidel aprovechándose de sus poderes de Presidente Dictador fuese la suya? ¿Le gustaría que su mujer fuese una de esas que han tenido un hijo con su Gran Dios Fidel Castro Ruz en conra de la voluntad de ella y en contra de la propia voluntad de usted? Pues tome nota también de eso por favor.

Podría estar escribiendo decenas de hojas más para que usted, gran luchador por la democrcia contra las dictaduras de larga duración, fuese por primera vez en su vida coherente con lo que piensa, con lo que dice y con lo que hace. Estoy seguro de que por haber sido tan franoc con usted (sin ser yo Franco y sin meterme para nada a analizar la dictadura de Franco pues eso a mí no me incumbe) me va a retirar su saludo de por vida y no va a querer hablar conmigo nunca jamás. Está bien. Lo acepto. Usted es un ateo sin ninguna clase de fe y yo soy un creyente de la fe cristiana. ¿Para qué narices quiero yo hablar con usted? Gracias a Dios es usted ateo- Gracias a Dios yo soy cristiano. Asi que no se preocupe por mí si usted ya no me habla nunca jamás en la vida porque yo. al ser cristiano verdadero, tengo millones de hermanos y hermanas por todo el mundo, que también son cristianos verdaderos y cristianas verdaderas, con quienes pasar días enteros hablando con ellos y con ellas. Y, además, como resulta que también soy Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica porque he tenido la enorme fortuna de no haber nacido en Cuba ni en ningún país comunista, pues también tengo millones de hombres y mujeres con los que, por ser Presidente del País de Las Libertades (Gracias a Dios que el comunismo nunca lo ha podido evitar) puedo pasarme días enteros hablando con ellos y con ellas.

Finalizo esta carta haciéndole una reomendación: si quiere usted ser coherente con su ideología comunista, ¿por qué no se decide ya de una vez por todas a abandonar su cómoda y lujosa forma de vida de pequeño burgués y se hace proletario de verdad emigrando a un país que esté gobernado por un dictsdor de larga duración? Me parece que, diga lo que le diga a los demás, usted no está dispuesto a hacer tal sacrificio asi que, para despedirme ya definitivamente de usted, le recomiendo que antes de decir las chorradas y las idioteces que dice sobre los Estados Unidos (país donde no ha venido usted nunca a visitarnos para ver si son verdad todas esas chorradas e idioteces que usted dice) meta su cabeza en un barreño de agua fría a ver si deja de decir tales gilipolleces como producto del calor que tanto afecta a su salud mental.

Un saludo cordial y amistoso y se despide de usted, hasta nunca, el Señor Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica.

Diesel04 de agosto de 2016

Más de Diesel