TusTextos

Eres Valiente

Lo pienso y por un lado me río y por el otro me retuerzo. Sé a qué sabe luchar por tus sueños, y también sé que en un punto la lucha no tiene sentido. A veces valiente no es el que no se rinde, es el que entiende que el amor va más allá de un deseo cumplido. El amor también es saber soltar lo que no está para ti ahora. Eso para mí es ser valiente.

Se me viene a la mente cada cierto tiempo una amiga, me costó despedirla, realmente nunca le dije adiós, nunca hubo esa despedida, porque tampoco me gusta cerrar la puerta, por si algún día decide volver. Y a veces es cobardía, hay gente que no vuelve por miedo a tener que enfrentar sus creencias, porque yo soy de esas con las que hablas y te da rabia, te da rabia escuchar todo lo contrario a lo que tu piensas y te haré dudar hasta de tus más claras certezas.

Se me vienen a la mente muy a menudo, Clara y Julio, podrá llamarse shippeo o lo que queráis que sea, pero son esas personas que desprenden amor con su mirada, y que queda ahí, en la nada, quizás por miedo a deshacer dos vidas hechas, porque el amor tiene eso, te desmonta los planes en un segundo, y ahí está la valentía en saber dejarte llevar, o dejar ir si es la otra persona la que no es capaz de hacerlo por ti.

Ese viaje, que tengo entre ceja y ceja, ese gurú, esa fecha, se vienen a mi cabeza, los sueños sobre el diseño, los "te quiero" que no grité por miedo, las sonrisas escondidas porque "no debía" y la caja de recuerdos que tiré por si acaso a alguien se le ocurría curiosear sobre ellos.

Sabiendo todo esto me digo: ¿a qué esperas? ¡Sal a comerte la vida! Pero muchas veces en ese intento la vida me come a mí y entonces yo la temo. Supongo que es porque no puedo intentar vivir si ya estoy viva, y si lo intento es porque lo desconozco en cierta medida, no sé si me entendéis, aunque aquí lo importante es que yo me entiendo.

Me siento aquí a escribirme, a escribir a las partes de mí que un día tuvieron miedo, también a aquellas que pensaron que dejar ir siempre es por miedo, a veces es de valientes, saber renunciar a tus deseos para que se cumplan los del universo. Aunque tengo claro que el universo quiere lo mejor para mí, y eso no implica que yo tenga que renunciar a nada, tan solo me enseña que los deseos son eso "una ilusión, un frenesí" son nubes que hoy están y mañana quizás no. Cuántas veces nos perdemos en ellos, pensando que son la solución a nuestro miedo, y justamente son lo opuesto, la distracción más clara que encima nos creemos.
Doblelopez28 de marzo de 2022

Más de Doblelopez