TusTextos

He Vuelto a Soñar Contigo...

He vuelto a soñar contigo. Me he soñado entre tu brazos y he soñado con tus besos. Maldita obsesión tan dulce que me dejaste, esa de creer que sigues aquí. ¿Será que tu también me sueñas? no sé si lo hagas, pero me gusta pensar que si.

¿Recuerdas cuando entré a mi primer día de clases? Estaba tan asustado que comencé a llorar y te buscaba entre tanta gente. A donde mirara, gente desconocida y, claro, más niños llorando. Qué grato fue que casi inmediatamente fueras a mi rescate y me abrazaras para consolarme una vez más.

Hay un viejo vídeo de mi fiesta de cumpleaños. tres velitas sobre un pastel para 20 personas. ¿Cómo pudiste grabarlo? Me pasé la mitad de mi fiesta llorando porque no estabas allí conmigo. Todos iban sonriendo a golpear la piñata, mi piñata, mientras yo lloraba entre mis tíos y primos buscándote. Tú sólo fuiste a comprar un rollo nuevo para la cámara. aunque eso no lo comprendí sino hasta muchos años después.

Cómo te extraño. Cómo te amo. Así fue como me educaste. Me enseñaste a quererme y a quererte tanto. Y me enseñaste tan bien que sigo soñando contigo. Y cuando oigo la puerta de la calle abrirse me asomo por la ventana para ver si has regresado. Así como cuando salgo del trabajo y vuelvo a casa. Siempre espero verte en el sillón de la sala esperando y desvelándote por mí. Siempre te dije que no lo hicieras. Que te hacía falta dormir y que yo te despertaría por mi beso de buenas noches cuando llegara. Nunca lo hiciste. Me esperabas siempre.

He vuelto a soñar contigo y he vuelto a despertar llorando. Qué dicha aquellas noches cuando era pequeño. Despertabas tan temprano para ir a trabajo siempre con mucho cuidado para no despertarme. Si lo hacías, me cantabas, lo recuerdo, para que dejara de llorar y me volviera a dormir.

Si. Reconozco que siempre fui un llorón. Pero sabía que, para calmar mi llanto, siempre vendrías a por mí. ¿Por qué te fuiste? ¿por qué me dejaste llorando? Quisiera tanto volver a verte, poder abrazarte y llenarte de besos. Me acompañaste durante toda la vida. Me hiciste dependiente de ti y, te fuiste. Como si nada. ¿Por qué?

Te sigo amando. Sé que tu también me amas. Me lo recuerdas cada vez que me visitas en sueños. Perdóname si sigo llorado. Quizás eso sea lo único que jamás aprendí. Sigo esperando a que vengas a consolarme. A que me abraces, a que me cantes. Sigo esperando que me llames y preguntes si volveré pronto a casa. Que me digas que me cuide, que duerma bien.

He vuelto a soñar contigo. Y qué hermoso sueño. Te sueño siempre a mi lado, riendo. Caminamos siempre por un largo camino. Quisiera que este fuera el sueño. Despertar y encontrarme contigo y caminar y reír por siempre.

Te extraño.
Te amo.
Eclipsegael29 de mayo de 2013

2 Comentarios

  • Samuel

    hola yo soy papa, y si mi hija (que apenas tiene 3 años) me escribiera lo que tu acabas de escribir, me moriria de alegria, son muy lindas tus palabras, juro que mis lagrimas estan por rodar, nunca sueltes la pluma.

    29/05/13 11:05

  • Indigo

    No es tiempo de llorar más, es tiempo de realizaciones. Y no incluyas maldiciones, en nada favorecen.

    31/05/13 11:05

Más de Eclipsegael