TusTextos

Sin Palabras

El olor a chamusquina inundaba el país, sombra no había para ese infierno, que amenazaba con quedarse dentro del cuerpo.
Ardía hasta las pocas pestañas que aún hubiese en el rostro de aquellos que lo padecieron.
Eso, eso, es el infierno!!!!
No había que esperar a morirse y ser malísimo para ir allí, estábamos en él, con motivos o sin él.
Tras días, semanas, casi sin respiro, sin dormir apenas, aquello llegó a su fin, como miles de personas que murieron en el infierno aquel, cuyo nombre no recordaremos nunca, por si acaso despierta , alguna vez.
Dedicado a tod@s los que estamos padeciendo, otra de las plagas del Apocalipsis final.
Magic22 de julio de 2022

Más de Magic