TusTextos

Opus Meus

Dímelo, abre tu gargante y trina tu voz de ser necesario; ¿La vida dices? No hay noche, no, sólo estamos dormidos. Y es justo que al hombre la luna confunda: ¿Amor? mayor blasfemia que la original por los hijos del Edén cometida; la noche, el beso y tú ¿y por qué insistes en callar? Dímelo, repíte tu conjuro pues arrogante has musitado ya la vida. Gime ahora tu náusea, completo, conmigo, contigo, con voluntad; ¿Así te defiendes? ¿Así me destruyes?

¿Dónde está tu voz? ¿En tu pensamiento? ¿Eres tu idea? ¿Soy sentir? por respuesta tendrás el vómito de mi vida: ruido y ritmo de tus palabras. Por responder la pregunta te consume ¿Cuál noche te sentiste más vivo? ¿Cuando te presentaron a tu pensamiento o a tu sombra? ¿Qué alimentos mastica tu odio? y aún así ¿Prefieres callar?

¿Puede alguien sentir la vida detenerse sólo estando quieto el compás de sus arrogantes cuán estúpidos pensamientos? Has de decirlo, pues he de hacertelo presente y por ello hemos de caer al cielo:traspasando las nubes, rompiendo la cuna de la realidad estallaremos en todos los sentidos y así, dispersos nuestra voz encontrará el refugio... no, no refugio, el templo...¡Así!... más.. trina tu voz hasta que el tiempo mismo se convierta melodía ¿Amor? no, sólo azul; ¿Vida? eterna y sombra del telón. ¡Grita! "Mors" ¡Grita! "Mors" ...¡Grita!..."Mors" ... ¡Grita!
Mendaciloquus16 de junio de 2009

Más de Mendaciloquus