TusTextos

Martes 9

Me quería morir. Después de esperar tantos días ese martes, después de todas las ganas que tenía de verte; tenía miedo, y tenía vergüenza. Estaba nerviosa, tanto, hasta el punto de tener que beber agua para que no se me secase la garganta, o tener que ponerme a caminar para que no me temblasen las piernas.
Al fin llegaste. Salí y allí estabas; e incluso te habías bajado del coche para saludarme mejor. Fuimos a buscar un restaurante donde comer, y sin duda, escogiste el mejor. El sitio más alto del puerto; sentados en una larga cristalera; apartados de todo; con vistas al mar que brillaba, y los barcos reflejados en el agua.
Seguía nerviosa. Escuchaba atentamente cada palabra que decías, mirándote fijamente a los ojos, sumergida más en tu mirada que en el mundo. Recuerdo exactamente ese “¿me dejas que te invite?” esa pregunta, que me dejó sin saber que contestar, ni que decir; así que de mis labios salió un simple “no..” tímido y fugaz. Aún así lo hiciste, y al salir de allí fuimos a pasear.
Íbamos por el paseo marítimo, hacía viento, y era frío. Nos sentamos uno muy cerca del otro, sin apenas dejar espacio. El cielo estaba naranja, había una puesta de sol preciosa, tan perfecta, tan única..hacía tiempo que no había una así, o quizás es que yo nunca la había visto de ese modo, hasta que la vi contigo.
Seguimos hablando de mil cosas; mientras tú me abrazabas. Hubo una pausa; justo después de preguntarte si eras así de cariñoso siempre, y decirte que eso me encantaba; en ese momento, nos miramos, y te fuiste acercando poco a poco hasta darme un beso, un beso que me estremeció, que erizó mi piel desde la nuca, recorriendo toda mi espalda; y justo entonces me contestaste “a mi me encantas tú”.
Ya era feliz. Ya no podía haber nada me que me estropease aquella tarde; ya era perfecta.
Al levantarnos, al volver a ponernos a caminar por el paseo marítimo, me cogiste la mano con la excusa de ver como sería siendo yo tan chiquitita; y así fuimos durante todo el paseo, de la mano.
No sabría explicar lo que sentí, solo sabía que quería volver a verte, que lo necesitaba. Solamente sabía que las casualidades, no solo son casualidades, y que tu tenías que estar en mi vida.
Nanika040321 de diciembre de 2014

Más de Nanika0403