TusTextos

De Papeles y Divorcios

Me hablas de papeles, de abogados, de más gastos. Malgastas las palabras en argumentos irónicos, como un vendedor de enciclopedias barato. Dices que todo lo que haces es por mi bien, que tú piensas en mi futuro, en posibles becas, bla, bla, bla.

Y entonces te pregunto: ¿Hay algo nuevo bajo la faz de tu planeta? ¿A qué se debe esta repentina fiebre por firmar papeles, por regular, por encauzar destinos? ¿Es solo que una mañana te has despertado y has pensado en que mi vida peligra si no tengo el diploma de un divorcio colgado en la salita?

Se te acabaron los argumentos, vendedor de poca monta. Ahora cuéntame la verdad, esa que solo sale de tu boca en medio de algún lapsus, porque jamás ha conocido el camino directo desde el corazón hasta la lengua sin regatear antes por el bazar de tu egoísta cerebro.

Ahhhhhhh! Que estás pensando en tus planes de futuro, no en los míos. Vale. Ahhhhh! Que quieres formalizar-legalizar-oficializar tu vida con papeles rubricados por sellos del estado. Bien. No, no te atranques, suéltalo todo, anda. No te detengas, háblame de tus nuevas metas, de tus nuevas fronteras, de tu nueva compañera, de tu nueva progenie, sí, anda, cantámelo todo, bien clarito, y vocaliza, por favor, que no te entiendo.

-Pues mira, ahora mismo no me viene bien meterme en estos gastos- te salto ya toda picada.

-No importa, yo lo pago todo y luego te lo voy descontando de la manutención- me saltas tú un poquito ya alarmado.

(El lo llama manutención, yo lo llamo parte proporcional para pagar varios préstamos y mantener a nuestra hija).

-O sea, que…¿me vas a conceder un crédito blando para el divorcio? ¿O es una especie de subvención divorcial a fondo perdido? ¿No berreabas como un bebé diciendo que no tenías un duro?- A estas alturas empiezo a estar calentita.

-No claro, sin intereses. Ya tengo todo preparado con mis abogados. Solo es repartir y firmar.- me espetas a bocajarro.

-¿Comorrrrrrrr?- ¿Tus abogados, tus preparativos, repartir?- Ahora si que estoy al borde del miocardio y eso que me ha asegurado la custodia del gato y lo que hay que repartir son más deudas que bienes, pero en fin.

-Sabes que no te puedes negar. Si lo haces, nos meteremos en pleitos, y dineros y papeles, bla, bla, bla.

A estas “otras alturas” he dejado el teléfono encima de la mesa y me he ido al baño para refrescarme el escozor de orejas.

Mientras dejo correr el agua, pienso: En ningún momento nos hemos preguntado qué tal estamos o cómo sentimos. ¿Cuándo hemos dejado de ser personas para preocuparnos por papeles, por cosas?. Solo es un efímero instante, que me hace enternecer, me hace evocar, que me hace amar…

Pero ahora tengo que volver a coger ese teléfono. Probablemente ya hayas terminado tu monólogo. Estoy lista, llevo el rencor prendido del pelo, el odio como armadura, coderas, lanzas y hasta un AK-47 debajo del brazo.

-Vale, chaval. ¡Que empiece la guerra!
Nereael08 de junio de 2012

13 Comentarios

  • Beth

    Entiendo demasiado bien este texto. No importa quien tome la decisión de poner punto y final. Siempre se acaba olvidando que un día el amor existió. Así somos los humanos, peleándonos por el sucio dinero, las propiedades y todo lo que al final no nos podremos llevar. Un abrazo muy grande

    08/06/12 08:06

  • Libelle

    Tu texto está a la orden del día muy bueno saludos

    08/06/12 08:06

  • Sodomita

    Todo lo que es papelería me colma. Tienes razón, un AK-47 es buena idea ¿qué más da?

    Sin embargo el problema existe, y como tal, es todo un género de comedia muerta.

    09/06/12 01:06

  • Paulitinamente

    Muy bueno Nereael, muy bueno.
    A lo mejor se te pueda dar bien hacer pequeñas obras de teatro en este blog.
    ¿Sabes? , como los clásicos pero en plan la temática de hoy en día.
    Un abrazo fuerte

    09/06/12 09:06

  • Lumino

    Muy bueno y muy a la orden del día. Me ha encantado este diálogo aquí estoy yo...Un saludo

    09/06/12 05:06

  • Nereael

    Gracias por vuestros comentarios. Para mí ha sido un alivio escribirlo, porque si no lo hago y no me tomo con humor estas conversaciones surrealistas, estaría tirándome de los pelos.

    09/06/12 06:06

  • Ricardodp

    Sólo tiene dolor aquel que aún vive por dentro. Un papel no puede cambiar el devenir de los sentimientos encontrados, pero sí puede recordarnos que es hora de cambiar el rumbo de una vida que ya es dolorosa, permitiendo quitar de un solo desgarro el resto de nuestros pesares. Me ha gustado y lo que tu puedes creer intimista, son sentimientos universales. Besos.

    09/06/12 06:06

  • Davidlg

    ayayayayyayayaay! pues que no creo que la guerra sea buena, pero ya que somos humanos y nos equivocamos; pues rómpele su mad... bueno tu me entiendes. Después cuando te hartes, manda todo al diablo, toma a tu hija y comienza de nuevo lejos de esa persona. Quiero pensar que tienes todo lo que se necesita para salir adelante: esperanza y voluntad! Lo demás ya vendrá, aunque el panorama se vea mal. Saludos y si escribí pensando que por esto estas pasando, es porque me parece tan vivida la forma en que lo escribes que sería imposible leerlo de otra manera.

    Ciao!

    09/06/12 11:06

  • Davidlg

    ahhhh ya leí que si paso, entonces ánimo que más se ha perdido en otras guerras. saludos!

    09/06/12 11:06

  • Nereael

    Hola, Ricardo. Tienes toda la razón, pero cómo escuecen los concenados papeles, y el dolor sí que no se reparte en proporciones equtativas. De ahí estas situaciones rídiculas. Gracias por tu lectura.

    10/06/12 05:06

  • Nereael

    Jajaja, David. Gracias por tu ánimo y sí, esto no es lo peor del mundo, hay guerras mucho más injustas e inocentes mucho más vulnerables.
    Un abrazo.

    10/06/12 05:06

  • Liriko

    Vaya como hijo de padres divorciados entiendo mucho este texto.Mos padres se separaton hace tanto que ni lo recuerdo pero si se como son los dos:Mi padreces un.cabron que malgasta y mi madre una trabajadoracque se patte el espinazo por sus hijos.Cloncusion:Juicios,jucios y mas juicios.Ojala las cosas fueran mas faciles coño!!.Un saludo y burn texto

    06/07/12 03:07

  • Nereael

    Hola, Liriko. Te diré que esto lo escribí en el primer momento de una rabieta emocional, y quise hacer una especie de sátira de una conversación telefónica. Sin embargo, y gracias a nuestras pobres mentes racionales, en este caso ho va a haber juicios, todo va a ser express, inodoro y empaquetado al vacío, aunque nunca indoloro.
    Un saludo.

    08/07/12 10:07

Más de Nereael