TusTextos

Sobre la Maldad

Voy a escribir sobre la maldad. Y lo voy a hacer porque me he propuesto exprimir todo lo que pueda una idea con la intención de conseguir crear algo original y potenciar mi creatividad (aunque esto último se me ha ocurrido más tarde, cuando estaba repasando el texto y he pensado que necesitaba algún objetivo más productivo que crear un simple texto original), y esa es la palabra que ha salido en el generador de palabras aleatorias. Bueno, en verdad la palabra era malo, pero para el caso es lo mismo.

Voy a escribir sobre la maldad y sé que todas estas primeras líneas las borraré después, porque se me ocurrirá lo que todo el mundo dice siempre, lo que ya he leído o escuchado en algún momento, y eso no lo quiero. Y es muy curioso, porque tal vez todo esto que estoy escribiendo el lector luego no lo lea, o puede que ahora mismo lo esté leyendo como si en realidad no fuese dirigido a él, como si me estuviese refiriendo a otro lector que vendrá después y que no tendrá el privilegio de leerlo. De hecho, ahora mismo lo estoy tratando como a una tercera persona que nunca sabrá de mí; pero da igual, todo esto puedo borrarlo después, cuando haya aclarado mis ideas, y no tendrá por qué saberlo.

Voy a escribir sobre la maldad mientras me doy cuenta que yo de mala tengo lo mismo que de alta (aquí habrá de suponer mi querido lector que soy bajita, sino, mal vamos). Y que, por lo tanto, solo puedo hablar acerca de la maldad que veo, no de cómo es ser malo. Y también me estoy dando cuenta de que me estoy pasando de soberbia y mi astuto lector se dará cuenta de mi punto débil, mi mayor defecto, el cual por fin he asumido. Algo es algo.

Voy a escribir sobre la maldad, pero no me atrevo a recordar los momentos en los que he sido mala. Tan solo me permito rememorar aquellos en los que me han dicho "de buena eres tonta". Como si ser tonta fuese mejor que mala, afirmación que solo me atrevo a aceptar desde el punto de vista de lo ético.

Voy a escribir sobre la maldad tal vez para concienciar a la gente de que hay que ser buenos, aunque mi principal objetivo es el que he descrito en las primeras líneas. ¿Crees querido lector -quizá debería tratarlo de usted, luego lo meditaré- que ha sido un buen tema para elegir? Porque, siendo francos, tanto tú como yo estamos viendo que no está funcionando muy bien. Y me acabo de dar cuenta de que ya te estoy, o le estoy, o lo estoy (soy leísta, es fácil de imaginar el cacao mental que tengo ahora mismo encima), tratando de tú, como si de repente ya tuviese intención de mostrar lo que estoy escribiendo.

Llevo varias líneas escribiendo sobre la maldad, y la verdad es que no he escrito nada sobre ella. Podría admitir de una vez que eso de la maldad era una tapadera para hablar sobre mis intenciones de escritura, procesos de revisión, o como pueda llamarse a esto que he hecho; o seguir diciendo que iba a hablar sobre la maldad pero todavía estoy planificando mis ideas. Lo que espero es, al menos, haber creado un texto un poco original.

Siento haber mentido casi desintencionadamente en el título, ha sido una mentira piadosa sin maldad. 06-07-16
Superandoloimposible08 de julio de 2016

2 Recomendaciones

4 Comentarios

Más de Superandoloimposible