TusTextos

Candilejas.



Una mirada al infinito y la mente descalza, transitando un sendero de espinas, donde rosas malheridas se desangran en la nostalgia, acompañadas de insectos que las devoran con voraces mandíbulas, indiferentes al dolor. Unos negros grillos arañando melodías disonantes, en un paisaje extravagante, pintado a trazos desiguales, difuminados en la sombra de la incertidumbre más oscura. Una luna llena brillante y agorera, jugando con las sombras y marchitando la vida de las flores, olvidadas en la inmensidad de un mar de hierba, mecido por el viento, al que no llega la calma. La savia que rezuman los árboles muertos, se adhiere a mis pies, anclándome a un mundo por el que no deseo transitar y que sin embargo me acoge en su seno.



Duermen las crisálidas sueños de cristal, ancladas a hilos que mece la brisa del hastío, en un espacio sideral, en el que las mentes se abren como cavernas al abismo de la soledad, sin más disturbio que el andar cansino de los espectros, que siguen anclados a un mundo que quisieran abandonar y que sin embargo es una celda sin escape. Nadie tiene la llave de una fortaleza inexpugnable, en la que sobrevivimos como seres infernales, que padecen la miseria de un viaje sin destino, en el que nuestros miedos ancestrales nos condenan a vagar por toda la eternidad.



La inmensidad abre sus puertas a nuestras almas perdidas, en la incertidumbre de un camino sin rumbo, en el que los buitres sobrevuelan el firmamento gris, que acompaña nuestro trayecto sin punto de partida ni destino.



Descanse en paz quien nunca fue capaz de alcanzar a ver la luz.



Voltereta15 de noviembre de 2022

3 Recomendaciones

1 Comentarios

  • Abyssos

    Descanse en paz.

    30/11/22 05:11

Más de Voltereta