TusTextos

Marinero.



Al amainar la galerna abrí de nuevo el ventanal al mar. Las olas se sucedían en una batalla interminable. Las gaviotas daban pinceladas en un horizonte desdibujado por incontables nubes grises. Amanecía en un espacio sin tiempo, en el que mi mirada se recreaba en un paisaje abstracto en el que se juntaban el cielo y el océano, convirtiéndose en un espacio sublime contemplado por alguna estrella difuminada en la bóveda celeste. Sentí el impulso de volver a ser niño y recorrer desde la inocencia un mundo recién nacido tras la tormenta, pero mi imaginación no daba para tanto y seguí siendo viejo.



Desde la edad , la perspectiva del panorama no era la misma, sentía el soplo de Eolo en mi rostro ajado y curtido en millares de tormentas. Mis ojos cautivos de la razón, veían el final del temporal, en un día probablemente lluvioso en la costa Lucense y un anciano mirando al mar, perdido en los recuerdos de una vida pasada y un porvenir magro quizá.



Ya volvían los espectros de los marineros que habitaban el fondo del Cantábrico para ver el rostro de sus nietos y desearles feliz día, para después volver al pecio que momentáneamente habían abandonado. La vida en el fondo del mar debe de ser dura, sobre todo por la soledad y por las algas que todo lo enturbian y no dejan vislumbrar más allá.



Las risas de los niños, saliendo hacia el colegio, daban un toque pintoresco de alegría a mi ensimismamiento. Es curioso el poder de la sonrisa, es capaz de doblegar mundos desolados y dar vida a parajes yermos.



El sol empezaba a trazar las líneas en el infinito y su simple visión me hizo recordar que debía volver al abismo ya que mi descarnada calavera y mi esqueleto ocre, me esperaban adornados de coral en lo más profundo del océano.





----------------------------------------------------------------------------






Cando calou o vendaval, volvín abrir a fiestra ao mar. As ondas sucedéronse nunha batalla sen fin. As gaivotas rozaban un horizonte difuminado por incontables nubes grises. Esperteime nun espazo sen tempo, no que a miña mirada se recreaba nunha paisaxe abstracta na que se xuntaban o ceo e o océano, converténdose nun espazo sublime contemplado por algunha estrela borrosa na bóveda celeste. Sentín o desexo de volver ser neno e viaxar da inocencia a un mundo recén nacido despois da tormenta, pero a miña imaxinación non era suficiente e seguín sendo vello.



Dende a idade, a perspectiva do panorama non era a mesma, sentín o alento de Eolo na miña cara murchada e bronceada en milleiros de tormentas. Os meus ollos cativos da razón, viron o final da tormenta, nun día probablemente chuvioso na costa lucense e un vello mirando ao mar, perdido nas lembranzas dunha vida pasada e quizais dun escaso futuro.



Xa volvían as pantasmas dos mariñeiros que habitaban o fondo do Cantábrico para ver os rostros dos seus netos e desexarlles un feliz día, para logo volver ao naufraxio que abandonaran momentaneamente. A vida no fondo do mar debe ser dura, sobre todo pola soidade e as algas que todo o nublan e non permiten albiscar máis aló.



As risas dos nenos, que marchaban para a escola, deron un pintoresco toque de alegría á miña ensoñación. O poder do sorriso é curioso, é capaz de dobrar mundos desolados e de dar vida a lugares áridos.



O sol comezou a trazar as liñas no infinito e a súa sinxela visión lembroume que tiña que volver ao abismo xa que a miña caveira demacrada e o meu esqueleto ocre agardaban por min adornados de coral nas profundidades do océano.




Voltereta26 de junio de 2022

1 Recomendaciones

5 Comentarios

  • Txiki

    Menudo paisaje has pintado en el lienzo de la imaginación, estimado.

    Saludos.

    27/06/22 05:06

  • Txiki

    Menudo paisaje has pintado en el lienzo de la imaginación, estimado.

    Saludos.

    27/06/22 05:06

  • Txiki

    Menudo paisaje has pintado en el lienzo de la imaginación, estimado.

    Saludos.

    27/06/22 05:06

  • Regina

    Muy bueno, no sabía que eras gallego.
    En ambos idiomas, precioso. Una sonrisa siempre abre caminos.
    Un placer leerte Voltereta.

    09/07/22 07:07

  • Magic

    Me encantan estas historias de marineros, sus audacias en el mar y las tristeza en tierra. Un gran saludo marinero.

    22/07/22 06:07

Más de Voltereta