TusTextos

4. Decisiones

"Vamos, un poco mas... baja la guardia..." Eso era lo que Agua pensaba desde su escondite, preparada para lo que fuera. "Venga... decídete ya, tira, o si sospechas date la vuelta y mátame". Y Jack se decidió, pero no por lo que esperaba, sino que apuntó con su pistola justo a la cabeza de su... ¿era su amiga, o algo más? No tuvo tiempo para pensárselo, saltó sobre él, esperaba que a tiempo para poder desviar el disparo, no pensó más y, con un sólo movimiento, sin forcejeo, dejó inconsciente al que había sido su maestro, su amigo, y al que, a pesar de todo, no podía matar.

Saltó por la ventana, rapida y limpia, con sus manos, como le habían enseñado, como había hecho tantas veces, ácabó con la vida de los pobres niños que Jack había llevado con él para ayudarle a rastrearla, que era lo mejor que hacían los novatos como ellos. "Eran sólo unos críos", pensó en algún momento, daba igual, ya se odiaría luego, cuando hubiera acabado todo eso.

Volvió a subir, esta vez de un sólo salto al haber recuperado la fuerza en las piernas, cargando con los cuerpos de los chiquillos, no quería que los viese Jennifer, pero no podía arriesgarse a que los viese alguien más, antes era más sencillo, con sólo una llamada podía librarse de ellos. Se encontró a Jennifer, estaba de pie, asustada, apuntando a Jack con su arma. Al instante dejó, con suavidad, aún sentía algo de respeto por ellos, los cuerpos en el suelo y corrió a abrazarla, ella no se movió, tampoco se resistió al abrazo, estaba temblando, al menos la bala no la había alcanzado.
- Tranquila, ya no puede hacerte nada- le susurró Agua al oído, después le dió un beso en cuello.
- ¿Está muerto?- preguntó, tensando más los músculos.
- No, pero estoy yo aquí, yo te protejo.
- ¿Y a tí? ¿Quién te proteje a tí?
- Tranquila, ya ha pasado todo, pequeña.- Contestó Agua, sin dejar de abrazarla, quería reconfortarla, y no podía estar sin ella, sin su olor, sin ver el brillo de sus ojos.
En ese momento Jennifer se derrumbó, se dejo caer en los brazos de Agua, tirando al suelo la pistola, cuyo sonido Agua amortiguó con el pie. Le devolvió el abrazo a la persona a la que más quería en el mundo, y también la que más temía en aquellos momentos, y se echó a llorar, lloró porque su... ¿amiga?, casi habia muerto aquella noche, lloró porque no comprendía nada, lloró porque sabía que Agua tenía que irse y lloró porque le daba pena dejar su vida para ir con ella, pero aún así iba a ir, aunque le costara la vida.
Yodyastorga04 de enero de 2009

1 Comentarios

  • Purple

    muy interesante, muy interesante y muy bueno, hay que reconocerlo...
    un beso chausss

    18/01/09 03:01

Más de Yodyastorga