TusTextos

La Paradoja Del Rompecabezas

Uno abre la caja y se encuentra con un monton de piezas regadas, una imagen destruida, rota en mil fragmentos, diez mil, cien mil, o cuantos sean, segun necesite la cabeza que los armara.

Entonces cuando alguien me pregunte cuales son los elementos iniciales, tendre que decir que hay un mundo roto dentro de una caja, y una cabeza fuera que se propone mezclarlas en una formula homogenea. Si uno presta atencion a las sutilezas del lenguaje, notara que el juego se llama rompecabezas, su unico fin es el de partir nuestra cabecita en mil, y he aqui la primera de las paradojas del rompecabezas, romperse la cabeza para desromper el juego, y es una paradoja porque siempre se termina con otro rompecabezas, a los que se dedican a resolver las mentes rotas los llamamos psicologos, al siguiente nivel psiquiatra y asi sucesivamente, la gracia esta en que siempre que haya un rompecabezas en este mundo, habra cabezas rotas, entonces siempre habra rompecabezas, uno solito de estos juegos asegura que perdure la especie por siempre, cosa que no puede decir el humano.

Por eso hay que cuidarnos, uno de ellos basta para extenderse indefinidamente, no vaya a ser que tal virus estos destructores de mentes nos terminen acabando como especie, transformándonos poco a poco, uno a uno, en fin, cabeza rota en cabeza rota, en uno de ellos. Asi es como llegue a la conclusion, querido auditorio, de que la solucion a todos los problemas mundiales esta en la erradicacion total de los rompecabezas.

Propongo, como medida inicial, atacar legalmente a todas las multinacionales que se dediquen a manufacturar estos jueguitos, y en caso de resistencia, recurrir a medios de fuerza para hacerlos desistir de su actitud genocida. Pero como imaginiran esto no es suficiente, dado que con los millones que hay regados sin resolver, y los cientos de millones ya resueltos, es necesario catear todo hogar en busca de uno, armado o no, porque el mas minimo movimiento sismico o descuido podria llevarnos a la catastofre.

Una vez quemados todos y cada de uno de estos parasitos, sera menester encargarnos de aquellos, que incluso sin saberlo, se convirtieron al bando enemigo, que igual a nuestras celulas tristes e indefensas, pensando que siguen las leyes de nuestro cuerpo, reproducen a un monton de virus en sus entrañas, en pocas palabras, a todo aquel que se haya roto la cabeza resolviendo a uno de estos monstruos. Afortunadamente, hay muchos mas rompecabezas que cabezas rotas, ya que muchos de los que fueron victimas de solucionar uno, han muerto por causas naturales o de cualquier otra indole.

Comenzaremos, entonces, a erradicar a todos aquellos con una actitud auto-destructiva, fanaticos clandestinos de los puzzles, psicólogos, psicoterapeutas, psicoanalistas, psiquiatras, etc. Quiza bastaria dejarlos encerrados en alguna isla de la cual no puedan salir, eso habra que manejarlo con cautela cuando llegue el momento, hay que recordar que uno solo de estos demonios alcanza para que se expandan mas rapido que una bomba de hidrogeno.

Despues viene la tarea mas ardua, la de identificar a los rotos sin romperse la cabeza. Cosa muy dificil, por la predisposicion humana a querer arreglar todo, para esto utilizaremos cazadores que viajaran en grupo, porque asi si alguno de los integrantes se rompe la cabeza habra quien lo indentifique y pueda vetar.

Toca pensar si a estos se los enviara a una isla tambien, quiza lo mejor seria separarlos en genero distintos, mujeres en una, hombres en otra, para asegurar su extincion, ya veremos como evoluciona todo. Sin embargo, en este momento lo unico que pido es su completa cooperacion en esta tarea altruista que salvar...

(Con acento argentino)
-Oiste lo que dijo che
-No le hagas caso, asi es aqui, vos deja que los doctores se encarguen de arreglarle la cabeza

(Desde adentro de la Celda)
No! No! Solo lograran convertirse en uno de ellos!
Augustofretes02 de septiembre de 2010

1 Comentarios

  • Vocesdelibertad

    Es la de nunca acabar, como un cáncer, sin detención y con píldoras que alivian de alguna manera el dolor. Los esfuerzos intelectuales humanos ya no están dirigidos a su bienestar, entonces, se tratará de una revolución mental cambiar el rumbo del intelecto.

    Extraño rompecabezas del actuar humano, al final siempre quedamos en un callejón sin salida, sin respuesta a los problemas y sin solución para los males.

    Buen texto.

    02/09/10 06:09

Más de Augustofretes