TT
Ayuda En la Oscuridad 27 de noviembre de 2010
por beth
Cuando el cielo se
vuelva oscuro, y
los pájaros en los
árboles dejen de trinar,
recuerda que siempre
amanece de nuevo;
y que cuando el
sol luzca entre
las montañas nevadas,
oirás al jilguero
otra vez cantar.

Cuando tiembles
de miedo en la noche,
y no veas una luz
que te alumbre,
piensa que tras la
más negra noche
se abre paso,
poco a poco,
la tímida luz
que ilumina, a
lo lejos, la cumbre.

Cuando la vida
te pese demasiado
y no puedas la carga
tú solo llevar,
recuerda que siempre
hay a tu lado
otro hombro que
puede ayudarte,
sonriendo, a continuar.

11 Comentarios

hay a tu lado
otro hombro que
puede ayudarte,
sonriendo, a continuar., y en verdad es así, me alegro en verdad de éste escrito, beso inmenso.

27/11/10 07:11

Los peores momentos tienen la virtud de hacer salir a la luz a la gente que nos quiere y nos ofrece su hombro. Esa es la grandeza del ser humano. Un abrazo para ti

27/11/10 07:11

Cuando la vida
te pese demasiado
y no puedas la carga
tú solo llevar,
recuerda que siempre
hay a tu lado
otro hombro que
puede ayudarte,
sonriendo, a continuar.


ME ENCANTA

27/11/10 08:11

Muchas gracias por pasarte por aquí y comentar lo que escribo. Saludos

27/11/10 08:11

Pienso que los problemas y las nubes pardas de nuestros cielos propios son sólo originadas y solucionadas por el mismo ser que las está viviendo o tratando de matar.

Ayuda, es algo que se niega de forma cruel, pero justa. En la oscuridad es más fácil entender que un hombro para apoyarte será difícil de ver, y si lo localizas, será la duda de mejor morir o permanecer muerto.

27/11/10 09:11

Yo creo que la ayuda siempre aparece, de una manera o de otra. Lo malo se ve más, pero es más abundante lo bueno en el mundo. Prefiero pensar así, porque además es lo que hasta ahora la gente me ha demostrado. Tengo fe en el ser humano, a pesar de todo

27/11/10 09:11

No olvides que una vez tu fuiste sol
no olvides ni la tapia ni el laurel
no dejes de asombrarte al asistir
a un nuevo nacimiento en tu jardín.
No pierdas una ventana
no entregues tus mañanas
de aguaceros y juegos
ni desentierres tesoros, viejos.
No ocultes lo que ayer se te ofreció
no escondas ni la pena ni el dolór
no dejes que una nube diga adios,
no saltes en pedazos,
no ocultes tu diamante,
no entregues tu perfecto amanecer
ni tus estrellas, ni tu arena, ni tu mar
ni tu incansable caminar,
vete de nuevo hasta el arroyo
donde esta tu mejor canto.
Y ve, calmale la sed a tus enormes prados
no permitas que se pierda tu cosecha
hoy que hasta la lluvia fiel no te ha escuchado
y busca tu raiz
Y dale la caricia a la que siempre espera
la única manera de hacerla que vuelva
a ofrecerte frutos hasta en el invierno
y no olvides que una vez,tu fuiste sol
Y ve, desata esos diques de corrientes presas
dejate llevar y vuelve a ser jinete
vaja hasta tus valles de palomas sueltas
que este es tu pais
Donde estan tus riendas
donde esta tu espuma
donde abandonaste tu camino entonces
donde naufragaste haz crecer mil rosas,
y no olvides que una vez tu fuiste sol.

Juan Carlos Baglietto.

Beth, para que cantes este domingo, Beso.

28/11/10 12:11

Qué cosas tan hermosas, Norah. Gracias por este regalo. Mi cariño a través del océano

28/11/10 03:11

Querida amiga, besos recibidos y a cantar se ha dicho.Beso.

28/11/10 03:11

...recuerda que siempre
amanece de nuevo;
y que cuando el
sol luzca entre
las montañas nevadas,
oirás al jilguero
otra vez cantar.

Precioso, Beth. Un escenario que cautiva para un poema con un mensaje muy positivo y alentador.
Eres fuerte, querida amiga ...

28/11/10 11:11

No lo se, querida Danae; pero lo intento cada mañana cuando abro los ojos. Besos

29/11/10 06:11

Sigue leyendo a Beth arrow_downward

Terapia de Orden
1352 lecturas, 7 comentarios
Un Domingo
1806 lecturas, 8 comentarios
Esperanza
1588 lecturas, 7 comentarios
Dos Orillas
1129 lecturas, 5 comentarios
Una Receta
1708 lecturas, 8 comentarios
Chat