TusTextos

Sólo Queda mi Después De..

Hay algo que las separa.
Que divide sus vidas.
En amor y dolor.
No fue predecible decidir que hacer en dicho caso.
Son las virutas del amor desesperado
El que quedó, el que sobrevivió, pero solo,
Sin su dama a la que adorar y enloquecer conjuntamente.
El deseo súbito se evaporo mientras quemaban su cuerpo
Y yo fumando un par de petas mirando al mar que hoy ahora es tu resguardo, tu calma, y tu silencio abandonado.
Me has dejado como las gotas de lluvia dejan las nubes
Me dejaste loca y mentirosa, como antes cuando tú reías
Me dejaste sucia y sin corazón como cuando estabas sosteniendo mis recuerdos.
Me dejaste y es lo único maravilloso que me llevo en la memoria
Tu presencia, y el fugaz recuerdo que en su día amparó mi alma que aún duerme todavía.
Delilah23 de julio de 2010

2 Comentarios

  • Vocesdelibertad

    Las virutas salen de alguna parte, en este caso el corazón, por eso aunque éstas se vayan retirando y perdiendo, siempre queda una herida abierta, rastrillada.. pero también de ello se aprende.
    Un saludo con cariño Delilah!

    23/07/10 05:07

  • Bierrodot

    Deberías aprender a disfrutar el dolor...

    Cuando lo haces, descubres que es magnífico...

    No me refiero a siempre buscar decepciones para tí, más bien, a infringir dolor a los demás.

    El dolor ajeno te llenará de poder y perderás cualquier sentimiento, en favor de tu crecimiento humano.

    ¡Adiós piedad, adiós moral!

    ¡Adiós amor, adiós lástima!

    ¡Claro! Purifica tu alma.

    SALUDOS!

    PASA POR MIS TEXTOS

    23/07/10 05:07

Más de Delilah