TusTextos

Cartas a José Luis: Mayo (reflexiones).

Estimado José Luis:

A veces se fracasa y es, en esos momentos, cuando debemos retornar al Eterno Principio. Nada es negación si haces del fracaso una experiencia positiva que te impulse a renacer de nuevo; porque fracasar en alguna ocasión no debe ser propuesta de estar vencido para siempre. Siempre es una especie de tiempo tan infinito que Dios nos da miles de oportunidades para poder triunfar. Es como si después de haber recibido decenas de rechazos de mujeres que te llegaron a gustar consigues, al fin, que la que más te gustó de todas ellas sea la que comparta contigo el Camino. Pensarás, quizás, que es necesario ser un superhombre para conseguir tal victoria. Te equivocas. Los superhéroes sólo son mitos de pies de barro. Es necesario ser, simplemente, un hombre... nada más que un hombre... dispuesto a caminar junto a Él. Te hablo, por supuesto, de Jesucristo.

Ya sabes que el ingrediente principal de la existencia es el amor; pero se vive mejor el amor cuando con amor se viven la experiencias de la alegría y el dolor. Aprende a vivir con todo ello y estarás preparado para tener siempre Fe y tener siempre Confianza. ¿Cómo podemos vivir la infinita alegría si antes no hemos vivido el infinito dolor? El dolor se acaba, José Luis, cuando entregamos nuestra existencia a caminar con Él. Eso es lo que convierte todos los fracasos en victoria única, inapelable... victoria total.

Una globalización mundial nos está dejando rastros de caídos que no supieron jamás levantarse. Yo te recuerdo que los criterios económicos sólo son una parte y no el todo. Tú, que eres economista, quizás creas que la profunda victoria humana es la Economía; pero yo te digo, con la mano en el corazón, que el principal motivo de la verdadera Historia de la Felicidad es la Fe junto con la alegría de vivir. Recuerda el poema de Almafuerte: "Si te postran diez veces te levantas otras diez otras cien otras quinientas; no han de ser tus caídas tan violentas ni por Ley han de ser tantas". Yo te escribo que mil veces me acechó la envidia pero mil veces la derroté con un simple gesto de sinceridad y una sonrisa. Por eso tengo el amor de la que más me gusta de todas las mujeres que conocí. Amor angelical puedes pensarlo y acertarás. Tú puedes también lograrlo abandonando ideologías moribundas y dejándote guiar por la Idea de Dios. La mujer más guapa de tu vida no sólo es la mujer más guapa de tu vida sino también la más bondadosa, la más sincera, la más honesta y la más fiel.

Preocúpate solamente de comportarte siempre con ética y que no te importe lo que digan los demás. Ocurre que los envidiosos tendrán que callar sus bocas cuando vean que eres consecuente con lo que sueñas. Sé solidario y justo y actúa siempre como piensas y no como esas gentes que te critican precisamente por eso. Que no te te importe jamás lo que opinan los que no tienen personalidad suficiente para ser como tú.

Cada persona es diferente pero la gente siempre es igual. Esa es la gran diferencia entre nosotros y ellos. Ser persona es ser siempre tú. Ser gentes es ser los demás. No seas nunca los demás y sé siempre tú. Llegar a Dios por el único camino que se llega a Él. Todos los caminos conducen a Roma pero sólo Jesucristo conduce a Dios.

El mal nunca triunfa prque como es tan pesado se hunde siempre en el fondo de la ansiedad. El bien siempre se mantiene. El bien siempre vence al mal. Por eso, cuando encuentras a la mujer soñada, ya no tienes que buscar a ninguna más. Has hallado a la verdadera. Y siempre la mujer verdadera es la más hermosa de todas.

Tú y yo hemos hablado muchas veces de la libertad. Hoy te digo, a través de mis experiencias, que muy pocos la saben ejercitar, porque han olvidado que la verdadera libertad es la Liberación Cristiana. Siguen atados a sus pecados de la vanidad, de la soberbia, de la prepotencia. Tienen y no saben tener. Por eso el amor siempre acaba por abandonarles por no saber ejercitar la libertad para ponerla al servicio del bien común (Liberación Cristiana) y terminan por perderla.

No seas jamás esclavo. Muchas veces hemos tenido que renunciar a caminos fáciles, sencillos, sin dificultad alguna y, sin embargo, yo te digo que el camino que mejor nos realiza es el que nos aparta de las formas nihilistas. Por eso todos los inmorales no son nada más que gentes pululando de un lugar a otro, picando aquí y picando allá para quedarse siempre insatisfechos y muriendo sin haber conocido la felicidad que tantas veces les publicitan desde los medios de comunicación de masas. Porque existen medios de comunicacion de masas que alienan y medios de comunicación de personas que liberan. Millones de personas mueren con la convicción de no haber sido felices nunca. La Historia de la Humanidad está llena de hombres y mujeres que sólo fueron apariencias felices cuando, en verdad, fueron infelices nada más.

Escucha, José Luis: tener se resume en saber tener; en saber que puedes amar y ser amado. He aprendido, dentro del Cristianismo (no de ninguna Religión ni Secta religiosa sino de la Sagrada Biblia Cristiana) lo que es saber amar y ser amado. Cuando la descubrí a Ella encontré el Camino hacia Jesucristo. Dios quiere que tú también seas capaz de entenderlo. Supongo que cuando nos veamos será para compartir de nuevo aquellos momentos, aquellos pedazos de felicidad cuando brindábamos por la liberación de toda clase de ideologías. Compartiste tus ideas conmigo y yo nunca lo he olvidado ni lo olvidaré jamás. Éramos los dos verdaderos autónomos independientes. Quizás los dos verdaderos autónomos independintes de aquel lugar de pequeño burgueses metidos a ideólogos sin más ideas que aportar que las ideologías de sus partidos políticos y sus sindicatos.

Solamente vale la pena vivir con las personas que te hablan de la vida y no de la muerte. Este eterno paseo por la Existencia me recuerda a aquellos paseos en que íbamos juntos tanto por Madrid capital como por aquellas excursiones por tierras españolas. Dios y los amigos y amigas, compañero, Dios y los amigos y amigas que Dios te pone en su Camino es por lo que merece la pena vivir la Eternidad.

Si eres capaz de creer en el Dios en el que yo he depositado toda mi Fe (y te estoy hablando de Jesucristo) entonces es cuando comprenderás las transformaciones milagrosas tanto espirituales como físicas, por tener el Espíritu Santo dentro de ti. No tengas nunca miedo de la Trinidad (Dios Padre, Nuestro Señor Jesucristo y Espíritu Santo) y hasta es posible que alcances a la chica que amas de verdad. Estoy seguro de que, en verdad, ya está en tu camino; así que no pierdas la oportunidad de amarla.

No te desanimes jamás ante las dificultades de este caminar buscando a la mujer que te haga eterna compañía. Toda la vida es solamente un ahora infinito. Y cuando te llegue ese ahora infinito no le des la espalda y vívelo. Vívelo con interés, con un interés total hacia ella y serás verdadero. Tú serás el único responsable de haberlo conseguido o no haberlo conseguido, pero los verdaderos amigos estamos para ayudarnos en los momentos de las dudas. Por eso te escribo estas líneas para que no dudes nunca.

Debes saber que "el amor y la alegría son los elementos básicos sobre los que construir las amistades y consolidarlas". Debes dar siempre un sentido correcto a todas tus actividades diarias. Mira bien que no te hablo de lógicas impuestas desde el exterior a tu persona sino, más bien, de tu propia lógica interna sopesada en la balanza de tu conducta. Allí donde encuentres amor y alegría es la línea exacta de lo correcto del proceder humano y entonces, si hallas ese Camino, podrás encontrar respuestas a todos los porqués de tu existencia. No pierdas más el tiempo con la lógica de las ideologías porque el amor que necesitas y que buscas está en otras latitudes: las latitudes de tu noble corazón.

La felicidad es la parte principal de nosotros mismos; pero es necesario que la expreses hacia el exterior para que puedas convertir tu sueño amoroso en una realidad. Busca bien en tu interior, refresca tu memoria y retrocede hasta aquellos días en que nos conocimos y hablábamos con el corazón abierto y ten en cuenta que yo nunca jamás traicioné tus silencios... pero abre bien tus ojos y mira a la felicidad del Camino de Jesucristo, aunque tú no comulgues con Él ni creas en Dios. Dios está en los más profundo de cada uno de nuestros seres. Ser amigos conlleva a ser sinceros, a ser verdaderos, a ser exactos. Y es en base a esa sinceridad, verdad y exactitud por la que aconsejo que buscar atajos para esconder nuestra personalidad es un proceder erróneo.

Las personas cosechamos lo que sembramos. ¿Qué estás sembrando tú? ¿Acaso una especie de contradicción entre lo mucho que lees y lo que practicas? ¿Acasa ya una indiferencia? Pues yo te afirmo, en esta hora, que si tienes desamor e indiferencia obtendrás angustia, soledad e infelicidad. Te podría contar múltiples historias de desamores vividos en mi anterior existencia pero sólo te voy a dejar un pensamiento propio: La historia humana nos lleva siempre a un mismo punto. ¿Sabes de qué punto esencial te estoy hablando? Pues ese punto de encuentro entre tu yo y el yo profundo de tus deseos.

Y te puedo informar y confirmar que Dios "es la energía cósmica unviersal que late en nuestro interior y dentro de toda la realidad, suministrando vida y energía". No es una frase mía pero la tengo interiorizada desde el mismo instante en que tuve capacidad para razonar por mí mismo. Muchas veces te habrás preguntado, quizás si es que has leído algunas reflexiones mías, de dónde saco yo tanta energía y tanta vida para resistir acosos que viste con tus propios ojos. ¿Cómo era posible que, a pesar de todo ello, superara mil veces tantas caídas y llegara fresco a la meta final? ¿De dónde salía toda aquella capacidad mía para estar horas enteras soportando el cansancio mientras batallábamos en cosas tan sutiles como aguantar un partido de fútbol de muchas horas seguidas a pesar del acoso al que me sometían y de superar todo aquel desfile de sentidos amorosos (no sentimiento amoroso sino sentidos amorosos que son cosas bien distintas) que eran y no podín ser? Sólo tengo una respuesta y esa respuesta es el Espíritu Santo. Todos los verdaderos cristianos y las verdaderas cristianas nos hemos bautizado y hemos recibido el Espíritu Santo cuando nos hemos bautizado con conciencia plena, con sinceridad plena, con honestidad plena.. porque también los hay que se bautizan sólo para aparentar y, en ese caso, no entra en ellos el Espíritu de Dios.

El mejor medio que tenemos para soportar los embates de la vida es esa clase de amor que proviene de Dios. Hubo una película que se llamaba, precisamente así: "Esa clase de amor". Le debió hacer mucha gracia a cierto individuo, argentino para más señas, cuando se burló por hacerla conocer en la Facultad... pero es que solamente era un ignorante nada más. Si sabes perdonarte a ti mismo por los errores de abnadonar antes de llegar a la meta, antes de llegar a lo más difícil de la prueba, serás capaz de perdonar a los que hieren tu corazón y te dejaron dormido y en silencio tantos años. El problema, el verdadero problema, amigo José Luis, no es precisamente darles una paliza brutal a sus contradicciones sino apartarte lejos de ellos. Si fueran poseedores de la verdad yo te digo que nunca te traicionarían sin que más bien compartirían contigo dichja verdad. Pero es que no poseen la Verdad sino sus vanas y vacuas verdades. Jamás ninguna traición, y sabes que conocí muchas en aquel tiempo, me dejó ni dormido ni en silencio. Siempre tuve, al menos, un pensamiento para sentir, una pensamiento para hablar y contar, un sentimiento para vivir. No permitas nunca que tu alma, en la que ellos no creen, se venga al suelo por alguna mujer que no te quiso y tú, que como has leído tanto, sabrás leer entre líneas a quiénes me estoy refiriendo, Creo que me puedes comprender con exactitud porque eres inteligente.

Volvamos a lo de la exactitud. Las personas que amamos la Verdad somos los seres humanos más exactos que puedas conocer. Yo, antes de ser cristiano, también lo sabía. Asi que nunca se llega demasiado tarde cuando de alcanzar nuestros Grandes Sueños se trata. Los problemas ayudan siempre. Los problemas sólo son evanescentes y se diluyen cuando somos exactos para saber superarlos.

Construye tu felicidad dentro y fuera de ti. Ambas cosas van siempre unidas; porque si dejas tu felicidad solamente en tu interior serás siempre un solitario, más si la dejas fluir también hacia el exterior serás siempre un solidario. Imagínate la diferencia que existe entre un ser solitario y un ser solidario. Muchos creen que es enorme la distancia pero, si sabes leer estas líneas, verás que sólo existe un camino para solucionarlo y ese camino es el de la divinidad de Jesucristo. Él es la verdadera sabiduría que sale del corazón.

Para conseguirlo no debemos correr más que los demás; porque muchos que han corrido demasiado (lo sé por experiencias ajenas vistas por mí) acaban muy pronto derrengados y sin posibilidad alguna de seguir adelante. Corre tal como te pida tu propia voluntad y, sin duda alguna, verás que nunca es tarde para abrir los ojos y no te eches a dormir para poder alcanzar la felicidad en tu vida. Descansa sólo lo necesario pero no te detengas jamás en el camino de tu propuesta personal.

Tú, que eres excesivamente culto, puedes estar confundiendo la cultura con la sabiduría. Te informo que muchas veces he visto a hombres muy cultos ser más vulgares que los pulgones de las malas hierbas (como pasaba con Camilo José Cela por ejemplo entre otros muchos más) y he visto a hombres muy cultos insultándose los unos a los otros como verdaderos verduleros de mercadillos. La sabiduría contiene siempre cultura pero es mucho más que cultura, porque es la expresión de uno mismo cuando se entiende a la sociedad y recuerda que muchos llaman sociedad a lo que sólo es suciedad nada más.

La peor derrota no es que no lleguemos los primeros en estos maratones de la existencia humana sino el desánimo, la indigencia, las pocas ganas de correr. Cuando veas que alguien te invita sólo para olvidar algún desamor no admitas ni una sola copa de ese amargo licor. Adelante siempre está el futuro para los que triunfan porque jamás se entretienen en querer olvidar cuando lo que hacen con las borracheras, sólo es volver a recordar una y mil veces el mismo dolor, cada vez más hundidos.

Un consejo que estoy leyendo ahora dice: "no permitamos nunca que nuestra vida sea como una hoja seca en medio del camino, que el viento mueve para todos los lados. Vivamos nuestra propia vida trazándonos un ideal". ¿y tú crees que un ideal es perder el tiempo clamando otra oportunidad a quienes no sienten tus expresiones? Sabes bien lo que te digo. Sabes que tú y yo salimos hartos de escuchar proclamas sin compromiso verdadero para hacerlas efectivas. Eso sólo es la mentira, la falsedad, el engaño. Esas proclamas eran mentirosas. Esas eran las mentiras de quienes nos traicionaban pasándonos consignas desde sus bocas pero defraudándonos continuamente para llenarse de "falsa gloria" ellos solos. ¿Recuerdas aquellos días en que nos defraudaban continuamente quiénes llamándose camaradas o colegas o solamente compañeros... a la hora de la verdad nos dejaban a los dos solos, en el silencio, y rechazando nuestras propuestas para liberarles del vivir bajo el poder de quienes manejaban las decisiones desde "arriba"? Interprétalo como una manera de vivir en el camino incorrecto.

Cuando te lleguen momentos difíciles recuerda que yo estoy, como siempre, a tu lado. La distancia no supone indiferencia como la de ellos que están tan cerca de ti. Recuerda, cuando te llegue alguno de esos momentos y cuando ellos te hayan olvidado, que los oscuros intereses son los que manejan, y procura, por nuestra verdadera amistad, no olvidar nunca que la distancia no es un olvido.

Todo el bien que hacemos a los demás nos vuelve hacia nosotros enriqueciéndonos de manera abundante... ¿sabes por qué? Abre los ojos y mira. Nunca fue lo mío ninguna huida sino una necesidad de ir más allá para poder volver no vencido sino habiendo alcanzado el éxito. Y tú te preguntarás ¿por qué Dios permite que la abundancia nos llene después de los sacrificios? Posiblemente tengas que leer algunos libros que nunca has deseado leer. Por ejemplo, entre muchos otros derivados de él, la Sagrada Biblia Cristiana.

Pero ahora voy aún más allá. Ahora he vuelto a Madrid capital para identificarme plenamente; para decirles a todos los necios que tuve que soportar que se han corregido mis defectos, pero que mis límites ya no existen porque encontré la Liberación que estaba buscando. ¿Y sabes algo más importante? No me importa, en absoluto, que se hagan los sordos o que no me quieran escuchar porque, en realidad, los factores positivos que produzca no serán para ellos sino para quienes, hundidos en la indiferencia de los demás, necesitan ayuda de alguna manera. Necesitan una mano amiga de verdad. Si eres capaz de compremeterte con esta idea entonces sabrás por qué Dios derrama en abundancia a quienes hemos sido fieles y sembramos Sueños con su Verdad.

Todos tenemos un pasado, un presente y un futuro... salvo aquellos que no supieron vivir el pasado, que no saben vivir el presente y que no sabrán vivir el futuro. ¿Aceptar un pasado equivocado? No. No es esa mi manera de ser. ¿Aceptar un presente erróneo? No. No es esa mi manera de pensar. ¿Aceptar un futuro errático? No. No es esa mi manera de existir. ¡Jamás seré como ellos, José Luis, jamás!

Dale la vuelta al sentido de tu vida y descubrirás que tienes algo muy importante y que te viene dado por Dios. Llámalo si quieres inteligencia pero es mucho más que eso: es la comunicación inteligente. Yo, que conseguí ser licenciado en la comunciación, te puedo decir que lo más importante de ella es ser tales como aprendimos y no tales como falsamente nos definieron. Hay una diferencia esencial que te voy a razonar: aprendí entre los universitarios y universitarias a ser algo más verdadero pero aprendí en la escuela de la vida a ser algo más soñador. Mucho me enseñaron en las aulas pero algunas veces eran mentiras, eran intereses creados y eran egoismos suyos. Pero en la escuela de la vida aprendí mis propias convicciones. Las convicciones que me enseñó Jesucristo sin mentiras, sin intereses creados y sin egoismos de ninguna clase.

La comunicación, cuando somos seres humanos verdaderos, está muy lejos de los "señores del poder". La verdad no está nunca unida a la mentira y ellos están llenos de mentiras. Así que aprendí que la mejor comunicación social era actuar hacia el bien y vivir dentro del bien.

Termino esta carta con un consejo propio de mis conclusiones: Mira el reloj y despierta, mira el calendario y actúa y mira el diccionario y aprende. Y dale gracias a Dios de que estemos vivos para que pueda perdurar nuestra amistad si es tu voluntad que sigamos siendo amigos sea cual sea nuestras maneras de pensar, convergentes o divergentes. En caso contrario olvida que alguna vez nos comunicamos palabras sinceras.

Tu amigo, Pepe.
Diesel22 de mayo de 2012

Más de Diesel