TusTextos

11 Historias Capitulo 09: a Los 29 Años (parte 4)

Al llegar no le es difcil divisar a su vieja amiga quien estaba sentada en una mesa al lado de la ventana, observando la plaza al frente.
Al reencontrarse se abrazan emotivamente, ambos se alagan por lo bien que se ven y comeinzan a charlar, ordenan unos cafs.
lamento mucho de verdad que recin hasta ahora me comunicara contigo no sabes como le grit a esa secretaria torpe. dice Johanna.
Ya no importa djalo as lo que importa es que estamos aqu y pues bueno, cuando me entere por medio de Eduardo acerca de Federico y justamente su secretaria no lo poda creer
yo tampoco agrega Johanna sonriendo. as son las cosas ese estpido me enga
si, y bueno, cuando me entere que estabas aqu quise hablarte apoyarte quizs
gracias, me hubiera sido de mucha ayuda un amigo te agradezco el gesto lstima que recin nos vemos despus de tanto pero igual, no fue tu culpa
y tambin en ese tiempo estaba algo preocupado por por otra cosita le dice.
ah si? de que se trataba? pregunta Johanna.
bueno, lo que sucede es que cuando me entere de tu problema con ese estpido que por cierto coquete con mi esposa dice frunciendo el seo
dios no sabia eso
ya no importa pero cuando me entere de eso se me vinieron a la cabeza muchas dudas y preocupaciones respecto a
a lo que dijo la bruja termina la frase.
si
me lo imagine, cuando sucedi yo inmediatamente pens en ella en esas palabras que dijo en mi destino a sufrir y que solo una persona en este mundo me am de verdad y no lo vi eso me atormenta, no sabes cunto y no te imaginas a cuantos chicos tan buenos rechace alguna vez
yo estaba igual y aun hoy que ya no me preocupo tanto por eso, pero aun qjueda un poco de no s cmo decirlo
temor
no no es temor
no es por asustarte, pero a m me dijo que sufrira por amo pero a ti, amigo, prcticamente te dijo que no llegabas a los 30
Fernando se queda en silencio, pensativo unos segundos.
perdn, no deb Johanna se disculpa.
no, no te disculpes es solo que si atamos cavos en nuestras vidas, de los 3 todo se va cumpliendo poco a poco tu, Eduardo, yo
an no haz publicado nada, cierto? pregunta Johanna.
no, aun no y creme que lo e intentado muchas veces casi hasta agotar editoriales, he escrito mucho tambin pero parece que mis novelas no son lo suficientemente buenas, o que se yo
nada de eso tus novelas son geniales estuve revisando tu pgina y lo poco que le me enganch. Merecen esas historias ser publicadas no se trata del destino, creo que es este mandito pas no le da oportunidades a los jvenes talentos
como sea he estado pensando mucho y si lo que dijo esa bruja es verdad?... y si no voy a pasar de los 29 aos? si nunca encuentras el verdadero amor?
bueno debo aceptar que he dejado de preocuparme por eso yo me dedico a mi hija, ahora esta en el colegio ve la hora por cierto tengo que ir por ella en unos 20 minutos ella es todo para mi, ya no me inters si no encuentro el amor de verdad el amor de verdad es mi hija ahora todo mi amor ser de ella y nada ms
me alegra que pienses as en parte pero lo que es yo aunque diga que es yo.., no me puedo dar por vencido, tengo que publicar algo, es la nica forma de dem
de demostrarle a esa bruja que se equivoc? a eso vas? pregunta Johanna.
mas o menos es que
a veces pienso que fue una mala idea entrar ah esa noche no fue buena idea saber cosas del futuro, hoy presente hubiera sido menos molesto no crees?
Fernando asienta.
aunque a Eduardo le ha ido bastante bien, creo que a el el saber que le iria genial le dio estimulos para seguir
yo solo me acordaba de la bruja cada vez que me suceda algo malo en cuanto a las cosas que ella me dijo fuera de eso nunca tome en cuenta esas cosas, y si bien en el aspecto amoroso me ha ido horrible en otros aspectos me ha ido bien, mrame tengo trabajo, estoy encargada de la construccin de una carretera a las afueras de la Catalina es un gran proyecto, estoy ah hace un ao, y estamos muy bien tengo a mi beb esta grande y muy fuerte hermosa como ella sola
Fernando sonre.
es verdad que en el amor no tuve suerte, pero y? eso es lo de menos ya llegara el hombre perfecto para mi, y si no puesQu mas da? No me morir por eso
Pero si se cumple lo que la bruja dijo el que si morir ser yo dice Fernando con seriedad.
Tonteras, amigo tonteras, no te vas a morir solo por que una bruja dio a entender eso adems ella no dijo que moras
dijo que no me vea en este mundoCmo interpretas eso?
no lo se, pero no dejes que estas cosas te atormenten, y en todo caso, escucha se inclina hacia el quieres joder el destino? Pues publica algo tienes un ao aun
no se si tenga un ao no llego a los 30, podra morir ahora mismo
no digas tonteras termina su caf. no te va a pasar nada y ya cambia esa cara es tu cumpleaos dime vas a hacer una gran fiesta en tu casa? pregunta.
no, Mirella me est preparando algo especial algo entre ella y yo sonre.
ah entiendo le guia el ojo eso ser mas divertido, no? le bromea tratando de animarlo por ciertoCmo te va con ella? pregunta.
Conversan un rato mientras terminan los cafs y salen en direccin al paradero a una cuadra.
ser madre me ha cambiado la vida ves todo de otra forma, el dia que seas padre te daras cuenta le dice Johanna a Fernando mientras caminan por la acerca.
s, Mirella se muere por ser mam y la idea no me disgusta, soy bueno con los nios, pero no tenemos mucho tiempo por ahora comenta Fernando.
les cambiara la vida
Se detienen en el paradero al lado de un poste de alumbrado y una banqueta.
bueno, ahora que tengo tu numero te voy a llamar para molestarte a cada rato ha le dice sonriendo a ver qu da me invitar a tu apartamento a cenar para que conozcas a mi hijita, hasta ahora solo la conoces por foto
es verdad yo quiero conocerla de verdad un dia de estos te voy a pasar la voz y los 4 iremos a cenar y a pasear, eso me gustara..
ah viene el autobs se despide con un beso y se dispone a subir cuando este se estaciona feliz cumpleaos y no dejes que esas ideas estpidas te malogren la vida, se que pronto publicaras algo, yo ser la primera en comprar tus libros le dice subiendo chau, amigo, me llamas ha!! le grita desde dentro del bus.
chau, te voy a llamar!! saldame a tu nena de parte del tio Fernando!! le grita tambin.
ella ama leer, escrbele unos cuentos!!! le grita.
te lo prometo!!
El bus parte.
Cuando Fernando se dispone a regresar pro la avenida un Toyota se pasa una luz de parada y choca fuertemente contra un taxi que estaba a solo unos metros de Fernando, quien de la sorpresa se queda paralizado, la fuerza con la que el Toyota enviste al taxi hace que este salga disparado y girando en direccin de Fernando y de algunas personas ms en la acera, por suerte Fernando sale del asombro y brinca esquivando el taxi el cual se estrella contra una tienda en la calle en el camino llevndose consigo a un par de personas.
La gente en la calle comienza a gritar y a acercarse, algunos llamaban paramdicos.
est bien, amigo? le pregunta un joven a Fernando ayudndolo a ponerse de pie.
si s, estoy bien dice Fernando ponindose de pie aun sorprendido.
Haba estado a solo unos centmetros de ser atropellado.
Sin ms que hacer ms que ponerse de pie, se fue de ah muy asustado.
Todo el camino de regreso a la universidad pens en lo cerca que haba estado de morir, en lo fcil que pudo haber sido, un segundo ms solamente, un mal paso y estara estampado contra la tienda, destrozado, pensaba en su mortalidad en las palabras de la bruja, Todo el camino a la universidad lo recorri muy asustado, el ms mnimo ruido de llantas patinando lo exaltaban y hacan brincar, al cruzar las avenidas miraba a ambos lados, pero con verdadera cautela. Sin duda sentir la muerte cerca de l lo haba dejado con un gran miedo.
Esa tarde termin sus clases con sus alumnos algo distrado y pensativo, no se le quitaba de la cabeza la idea de que de ser verdad lo que la bruja le haba dicho y que es lo que pareca de lejos, pues significara que desde ese da en adelante, la muerte lo estara asechando, da a da, segundo a segundo.
Los das siguientes, las semanas siguientes, los siguientes 2 meses, Fernando entr en un estado de paranoia, el temor se apoder de el, tema salir a la calle, tomar el autobs, un taxi, de noche difcilmente poda dormir, aseguraba las puertas, las ventanas, no poda estar tranquilo, faltaba seguidamente al trabajo por no querer salir esa maana, bastaba con que se despertara con algn mal presentimiento, algo que no sintiera bien, el clima, para que se quedara encerrado en el apartamento, las discusiones con Mirella eran cada vez mas seguidas, ella notaba que algo no estaba bien, senta el miedo en Fernando, el cual ya no poda ni si quiera salir a pasear con ella sin estar asustado, no haba escrito nada en todo ese tiempo, solo se haba dedicado a pensar y repensar en que la muerte estaba tras el, incluso ir al bao, entrar a la cocina, ver los cuchillos, algo de agua derrapada en el piso significaba para el la idea de que tarde o temprano algo le ocurrira.
No importaba cuanto Mirella le hablara, le hiciera ver que no va a ocurrirle nada, este simplemente no poda salir de ese pnico.
Pronto ya ni quiso ir a trabajar, Mirella tuvo que pedir permiso por el alegando que estaba mal y le consigui un permiso de 2 semanas fue lo mnimo.
esto no puede seguir as ests loco! le grita Mirella a Fernando el cual estaba en el mueble de la sala en pijama sin afeitarse, angustiado con una mirada perdida, ensimismado. ya reacciona, maldicin! le grita sentndose sobre la mesa de centro justo frente a l. me da clera verte as no te das cuenta que estas actuando como un estpido Fernando solo la escuchaba con la mirada perdida y bajando la cabeza desde que cumpliste 29 estas estas tan tan fuera de ti no eres tu Qu te pas? Dime!
estoy estoy asustado, Mirella estoy tengo mucho miedo le dice con la mirada baja. no me lo quera creer, ok pero temo temor por mi, por ti la mira no te quiero dejar no quiero que me pase nada yo me quiero quedar contigo y si salgo tengo miedo de que la muerte me agarre
La forma y la mirada llena de pnico con que se lo dijo simplemente conmovi y a la ves asust a Mirella.
pero clmate no es para tanto, estas siendo muy paranoico creo que necesitas ayuda sugiere tomndolo de las manos.
no, nadie me puede ayudar yo solo quiero quedarme aqu seguro en mi casa, contigo no salgas, qudate aqu por favor la abraza
hay dios Mirella solo lo abraza y piensa que lo que le est sucediendo es mucho ms grabe de lo que piensa.
Unos das ms tarde Mirella contesta el celular de Fernando, era Johanna.
Hola contesta Mirella.
Hola Mirella eres t? contesta.
Si, hola
soy yo, Johanna, amiga de Fernando, llamaba para saludarlo, me dijo que me llamara pero el muy ingrato no llama nunca
si supieras como est camina por el pasillo.
Dios no me digas que le pas algo
no, pero el cree que le pasar est esta como loco piensa piensa que se va a morir
que idiota sigue con esas ideas perdn no s qu tan al tanto
s, l me cont lo de la bruja y esa noche en la feria eso lo tiene mal se asoma a la habitacin donde dorma Fernando. no s qu hacer no quiere salir, no quiere hablar con nadie ya hasta me da miedo dejarlo solo
pobre de mi amigo nunca debimos ir donde esa brujafue un error, nunca pens que le afectara as
se lo ha tomado en serio, a eso hay que sumarle lo de sus historias estoy pensando en hablar con un psiclogo, quiz pueda ayudarlo
no sera mala idea.
ya no s qu ms hacer, Johanna.
solo ten paciencia ya pasar de algn modo no se, cuando cumpla 30 todo abra terminado, no?
no s si pueda esperar tanto, est a punto de perder el trabajo no ha escrito, solo duerme todo el vendito da
Tranquilzate, todo estar bien, ir a visitarlos un da de estos para hablar con el
7 Creer.
buenos das, amor Mirella despierta a Fernando con un amoroso beso.
Buenos das despierta este no de muy buenos nimos.
te voy a preparar un delicioso desayuno, amor Por qu no te baas mientras voy a la tienda de la esquina por algo de chorizo, unos huevos y leche? le dice animndolo.
quisiera dormir un poco ms, amor responde girndose.
Vamos, no seas as se monta sobre el y lo mueve y mueve despertndolo. vamos, pon de tu parte no me gusta verte as
amor
vamos, levntate son las ve el reloj de pared las 8 de la maana arriba.
ok, ok ir a darme un bao le dice.
yo ir a comprar, antes de baarte puedes poner agua a hervir? le dice colocndose la bata.
si yo me encargo dice acomodndose en la cama y encendiendo la televisin.
ya regreso, no olvides poner el agua dice unos minutos despus saliendo del apartamento.
Fernando ve las noticias matutinas unos segundos y luego apaga el televisor y se dispone a levantarse, no con muchas ganas abre las cortinas y se dirige a la cocina.
Enciende la hornilla y coloca una tetera.
Se regresa entonces a la alcoba y se dirige al bao, se ve al espejo, estaba algo ms delgado, con la barba crecida, abri la llave de la ducha y comienza a llenar la tina para ingresar.
Mientras Mirella llega a la tienda de la esquina donde se entretiene con una de las vecinas del edificio con quien conversa unos instantes.
Mientras algo sucede en la cocina mientras Fernando se estaba dando un bao despus de varios das. El gas comienza a fugarse lentamente por la perilla del baln bajo la cocina, poco a poco el gas comenz a salir, en segundos alcanzara las llamas de la hornilla lo que sera un problema.
Mirella en la tienda.
Entonces sigue mal Fernando le comenta la vecina. con razn no lo he visto en algn tiempo, siempre lo vea temprano al salir
s, ha estado teniendo problemas con la gripe y pues creo que tiene una infeccin, pero ya est mejorando si le responde y se acerca a la caja para pagar lo que haba tomado buenos das saluda.
Dnde est ahora? pregunta la vecina
est en el apartamento, le dije que vaya calentando agua, le voy a preparar un sper desayuno para animarlo un poco. sonre.
Entonces un fuerte sonido de una explosin hace remecer la calle y hace salir rpidamente a todos los que estaban en la tienda y algunos que estaban por la calle.
una explosin!! gritaban algunas personas que vean hacia el cielo observando el humo que provena del edificio donde viva Mirella y su vecina. viene del edificio de la otra cuadra!!
es nuestro edificio!! grita la vecina y corre.
Rpidamente Mirella va tras ella Fernando!! grita y sale a toda velocidad tirando las bolsas que traa.
La cocina del apartamento de Fernando y Mirella haba estallado por completo, el lugar estaba en llamas, la fuerte explosin haba dejado inconsciente a Fernando quien se haba desmayado en la ducha quedando acostado en la tina, mientras esta se iba llenando poco a poco al romperse unas tuberas. Era cuestin de minutos para que se ahogara o por el agua o por el humo que invada rpidamente todo el lugar.
Desesperada Mirella corri al edificio e intent subir al tercer piso, donde estaba su apartamento, pero la gente sala del edificio, el humo sala por las ventanas el tercer piso y las alarmas de incendio sonaban.
Los vecinos del tercer piso rpidamente corrieron en ayuda, con extinguidor en mano partiendo las puertas y tratando de apagar el incendio del apartamento de Mirella y Fernando.
Unos segundos despus de que Fernando se hunde en la tina, es rescatado por un vecino que lo saca del agua y le asiste primeros auxilios.
Ms tarde ese da Fernando despierta en el Hospital Mirella estaba dormida en un mueble al lado de la cama.
Mirella, Mirella la despierta intentando acomodarse un poco en la cama, pero estaba remecido, y con un dolor de cabeza Mirella. Que
Mirella despierta y se acerca a el rpidamente muy preocupada.
No te esfuerces todo est bien, todo todo est bien clmate le dice acostndolo.
el apartamento yo no se qu..
Tranquilo pudimos salvar muchas cosas tu computadora entre ellas nos recuperaremos aunque no podremos regresar al edificio en un buen rato.
no entiendo Qu paso? Yo hoce algo mal? La cocina
no es tu culpa los bomberos dijeron que al parecer la perilla del baln de gas estaba mal colocada quizs el chico que lo instalo nos dio una defectuosa, ya estn revisando eso recuerda que anoche trajeron el baln nuevo
pero el chico siempre lo instala bien
quizs se le pas esta vez lo bueno es que no pas de un horrible susto
Si la abraza ... me alegra que no estuvieras en casa cuando sucedi no s qu hara sin ti
Ni yo sin ti, Fernando no sabes cunto me asust酗 lo besa.
Mirella record entonces algo de la noche anterior, record que el chico que coloc el gas, lo dej bien ajustado, como siempre, listo seora, est bien asegurado record le dijo, por lo que no entenda como pudo haberse fugado el gas, aunque trat de ya no pensar en eso en ese instante, solo se alegraba de que Fernando estuviera bien.
Mirella una hora despus regres al edificio para recoger algunas cosas, tendra que pasar unos das en un Hotel, ya que no podan regresar al apartamento hasta que se hicieran reparaciones, aprovech entonces para hablar con uno de los bomberos que estaban ah aun, este le dijo que efectivamente la perilla del baln se haba abierto, que seguramente se haba ajustado mal a la hora de colocarlo, lo que era imposible de creer.
La cocina haba quedado destruida, se haba quemado y el fuego haba alcanzado la sala y algunas otras estancias, las prdidas materiales eran mnimas y las estructuras haban sufrido algunos daos por la explosin, pero nada que en unas semanas de reparaciones no se solucionaran, esto anim a Mirella, aunque no poda sacarse de la mente la idea de que algo no estaba bien, antes de irse del apartamento con unas maletas no pudo evitar observar a la cocina pensativa.
Se hospedaron en un hotel a unas cuadras de su apartamento, estaran ah el tiempo que duraran las reparaciones en su apartamento.
Esa tarde en el almuerzo, en el restaurante del hotel.
Que maana para loca dice Mirella.
Si, es una locura... no te lo haba dicho, pero esta es la segunda vez que veo a la muerte a la cara en estos 2 meses le dice Fernando a Mirella.
no te entiendo le dice confundida.
el da de mi cumpleaos ese da yo cuando caminaba por una avenida un par de autos chocaron, muy fuerte, uno de ellos sali girando en mi direccin por solo centmetros,. Segundo de mi reaccin no me destroz contra la pared no sabes lo que fue
por eso estabas tan raro ese da estabas como asustado
lo sigo estando siento no lo se, mira a su alrededor , al restaurante siento como si la muerte estuviera a mi alrededor, esperando el momento para. Atacarme es horrible.
Vamos, no seas
paranoico? Si, pero mira no ha pasado mucho y hoy casi muero nuevamente y lo peor, es que imagnate si tu hubieras estado en el apartamento baja la mirada. eso si hubiera sido horrible
Pero mralo as, no te ocurri nada, ni a mi
por que el vecino me sac del agua unos segundos ms y me hubiera ahogado y eso que a ese vecino yo no le caa para nada bien. A hora le debo la vida
No pienses esas cosas ya te dije que fue un accidente, seguramente se movi la perilla, en fin, ya no pienses eso, nada te va a pasarla muerte no te esta asechado como de su almuerzo esas son ideas tontas.
Lo que le haba contado Fernando a Mirella la haba dejado pensativa, muy pensativa.
Los das siguiente Mirella cuidaba ms de Fernando, lo que era contradictorio ya que le quitaba confianza, pero ella de algn modo haba sentido por un instante el terror de perderlo, le deca que se alejara de las ventanas, al bajar las escaleras, lo que coman y cenaban en el restaurante, cuando este dorma, lo mova para saber si estaba bien, ahora quien pasaba por una etapa de paranoia pareca ser ella. La idea de que la muerte rodeaba a su pareja no se iba de su cabeza, aunque pensar eso rayaba en la estupidez.
Pero unos das despus, algo le dara a Mirella y a Fernando una clara seal de que algo no anda para nada bien. Una razn ms clara para preocuparse.
Una maana luego de que Mirella se fue a trabajar.
Fernando como siempre se qued en el hotel, le llevaron el desayuno y esta vez en ves de ir a la cama como todos los das, se detuvo en la sala del cuarto, donde Mirella haba dejado su laptop, sobre la meza de centro.
Fernando extraaba de algn modo escribir, su pasin, quera escribir aunque el miedo y los recuerdos de su fracaso en publicar lo alejaban de sus pginas; se qued parado ah entre la habitacin y la pequea sala, sonri y se acerc dejando su desayuno a un lado de la mesita, abri la laptop y ah estaba abierta su ltima novela, la cual dej inconclusa, la cual Mirella haba estado corrigendo y leyendo. Eso le sac una sonrisa a Fernando quien luego de leer los ltimos prrafos coloc los dedos sobre el teclado, las ideas fluan una tras una tras esa ltima frase, como si se las dictaran una a una pero no era capaz de escribirlas, tena miedo, se recuesta en el mueble y respira profundamente Qu sentido tiene? pens, escribir algo que no ser publicado se dispuso a levantarse y regresar a la alcoba cuando se detiene y piensa, recuerda algo que le haba dicho Mirella muchos aos atrs Me encantan tus historias, no sabes cunto me gusta leerlas, considrame tu fan nmero uno recordar eso lo hizo sonrer e imagin a Mirella leyendo esas historias inconclusas, como debe sentirse, y entonces decide darle una sorpresa, se lanza al sof y con una fluidez envidiable comienza a escribir, como un loco, con la vista fija en el monitor, letra tras letra, prrafo tras prrafo, poco a poco comenz a escribir capitulo tras capitulo.
En unas cuantas horas haba terminado unos cuantos captulos, y las ideas seguan fluyendo, incluso haba olvidado su desayuno, as que cogi la taza de caf ya bastante fra y camin al balcn que daba a la avenida frente al hotel, se qued ah observando la vista, se senta satisfecho, haba hecho algo que para un escritor es un verdadero desfogue, haba escrito y sacado de su cabeza todas esas ideas que saltaban y no lo dejaban en paz.
Por un instante todo pareca bien, se haba relajado, haba escrito, pareca un lindo da, hasta que algo sucede.
cuidado abajo!!! escucha Fernando que alguien grita, inmediatamente levanta la mirada y al ver caer una enorme maceta desde el borde de la azotea justo hacia l se mueve a un lado, La maseta se destroza en el piso del balcn fuertemente.
oiga, casi me mata! Tenga ms cuidado! grita Fernando algo espantado y soltando la taza de caf que traa.
Perdneme, amigo se me fue sin querer! le explica el aparentemente jardinero desde la azotea muy avergonzado.
pues tenga ms cuidado mire que macetota yo!
Entonces y antes que pudiera terminar la frase, el balcn en donde estaba cede, de alguna forma se separa de la pared y cae con todo y Fernando quien logra sujetarse de uno de los fierros que sobresalen de la pared, Ayuda!! grita Fernando. Igualmente el Jardinero corre en busca de ayuda mientras Fernando colgado aun y con ms de 5 pisos hacia abajo lucha por no caerse, aunque sujetarse de ese oxidado fierro no era de mucha ayuda, intentaba subir pero no tena mucho de donde sujetarse, el balcn se haba partido quizs por el fuerte golpe de la maceta y una parte de este haba quedado colgando y sobre este trozo estaba Fernando, quien no poda encontrar con los pies un punto de apoyo y subir, era solo cuestin de tiempo para que el pedazo restante del balcn cediera o que Fernando no pudiera sujetarse del fierro.
Debajo de el estaba la acera, donde haban cado los enormes trozos de cemento destrozndose, Fernando trataba de subir como pudiera y no ver abajo, solo intentaba jalar del fierro e intentar subir, pero sus manos se estaban lastimando.
La gente de la calle comenzaba a gritar asustada y sorprendida por lo que estaban observando.
Unos segundos despus un botones y el jardinero abren la puerta del cuarto de Fernando y lo ayudan a subir, segundo antes que el resto del balcn callera en la calle.
Gracias Muchas gracias dice muy asustado, nuevamente haba visto a la muerte a la cara y no haba sido agradable.
El hotel se disculp con el y le dijeron que no le cobraran los 7 das que ya llevaban ah que desde ese instante en adelante solamente correra su estada, y que si se quieren ir, no habra problema alguno.
Fernando acept y les dijo al encargado del hotel que no mencionara nada de lo ocurrido a su esposa, que solo la asustara y que el ya inventara algo, aseguraron la puerta del balcn y como si no hubiera sucedido nada.
Aunque en la mente de Fernando nuevamente el temor y el miedo haba renacido, era la tercera vez en la que la muerte le haba dado la cara, no saba cundo nuevamente esta se le presentara, y eso era lo que le angustiaba ms, revis todo el lugar y se regres a su cama.

Continuara...
Franckpalaciosgrimaldo19 de enero de 2012

Más de Franckpalaciosgrimaldo