TusTextos

Los Ojos Del Gato Negro: Capitulo 45- Demasiado Tarde

-no llores Shangri-la, me vas a hacer llorar-dijo Dominica.
-te quiero mucho hermana.
-Shangri-la , quizás nunca te demostre afectó pero quiero que sepas que yo también te quiero, me aleje mucho de ti así que me gustaría convivir más tiempo contigo.
-me parece muy bien Dominica, anda ya te tienes que ir, si no Mercey se va sin ti-dijo Shangri-la con un poco de risa.
-Ok, nos vemos al rato.
Dominica tomó su bolsa y se salio de la habitación.
-ya nos podemos ir Mercey.
-te tienes que despedir de todos, en especial tu padre.
Dominica veía muy extraño a Mercey.
-esta bien, me iré a despedir de mi familia.
Dominica toco en la habitación de su padre, Ryu se encontraba platicando con Hiroshi.
-papi, hermano ya me voy, los quiero mucho, perdonen mi mal comportamiento-dijo Dominica y les dio un beso en la mejilla a ambos.
cuando se fue Dominica, Hiroshi comentó
-¿y ahora que le paso a mi hermana?
-quizás la muerte de tu mamá hizo que Dominica madurara.-dijo Ryu.
-me voy a llevar a Mercey a la fiesta, volveremos pronto Shuu -dijo Dominica y se llevó de la mano a Mercey.
Shuu se paró en la puerta y dijo, mientras miraba como se alejaban Mercey y Dominica.
-si Dominica , nos veremos pronto sólo que esta vez entraras a la casa pero en un ataúd.
Shuu miro hacia la derecha y vio que entre unos arbustos salió Chelsea.
-ven gatito, vamos a descansar un rato porque esta noche va a ser muy pesada-dijo Shuu, cargo a Chelsea y se metieron a la casa.
pasaron 20 minutos, Dominica y Mercey ya habían llegado a la fiesta
-esta será la mejor fiesta a la que hayas ido en tu vida,vamos a pasar.
Mercey empezó a inspeccionar el lugar con la mirada.
se dio cuenta que era la casa de alguien.
-voy a traer algo de beber-dijo Dominica.
-si, yo aquí te espero- dijo Mercey y se sentó en un pequeño sillón.
pasó el tiempo y Mercey estaba muy aburrida ya que Dominica estaba platicando con unas amigas.
-Dominica voy al baño
-si Mercey esta hasta el fondo a mano izquierda.
Mercey se fue al baño y cuando terminó de hacer sus necesidades se dispuso a lavarse las manos, vio que una chica estaba inhalando algo en los lavabos.
-oye, ¿que estas haciendo?-pregunto Mercey.
-acaso no ves, es cocaína.
Mercey se quedo pensando y decidió hacerle otra pregunta a la chica.
-¿donde la compraste?, necesito comprar droga
-la vende un chico que trae una playera morada, pantalones negros y unos tenis rojos.
-muchas gracias-dijo Mercey y se fue a buscar a ese chico.
rápido lo encontró y se le acerco, pero el chico estaba de espaldas.
-oye me puedes vender de tu mercancía especial.
-claro muñeca pero no me mires a la cara, me entendiste.
-si, si pero quiero algo que me haga "llegar a las nubes"
-tengo unos cuadros de LSD,
uno te cuesta 10 billetes de los grandes.
-esta bien, sólo quiero uno, te lo voy a dar pero ni se te ocurra verme o estas muerta.
cuando el chico se disponía a darle la droga a Mercey, el sí la vio de la cara.
-(esa chica la eh visto en algún lado) pensó cuando la vio.
Mercey recibió el cuadro de LSD y le dio el dinero y se retiró.
-¿te gustó la vieja?-dijo uno de sus amigos.
-no, lo que pasa es que ella se me hizo conocida.
-¡hay mi Coyote!, mejor vamos a divertirnos.
-ya recorde, quien es esa chica, es la hermana de ese idiota al que apuñale por tratar de defender a Shangri.
-¡ya recordé!, mira quien se iba a imaginar que a la mujercita le gustaba "pasarsela bien"-dijo uno de los amigos del Coyote.
-(tengo que pensar como darle esto a Dominica)-pensó Mercey.
-tardaste un poco, creo que ya es tarde, debemos regresar a casa-dijo Dominica.
-pero Dominica, hueles un poco alcohol, no creo que a tu Papa le agrade que llegues asi-dijo Mercey en un tono de inocencia.
-tienes razón, aunque sólo haya tomado 2 margaritas no quiero que mi Papa piense mal de mi.
-mira compre unos dulces de menta,con sólo un cuadrito basta, sólo colocalo en tu lengua y no lo mastiques.
-gracias Mercey- Dominica agarro uno de los pequeños cuadros y lo colocó en su lengua.
Mercey se paró de la silla fingiendo estar lista para retirarse del lugar, Dominica tomó de la muñeca a Mercey para detenerla.
-Mercey, ¿Por qué estan temblando todos?
Mercey sonrió al ver que la droga ya le empezaba hacer efecto a Dominica.
- ven Dominica,vamonos de aqui- Mercey y Dominica se salieron del lugar, sin saber que alguien las estaba viendo
-así que la otra chica,es la hermana mayor de Shangri
dijo el Coyote a uno de sus amigos que estaba con el.
Mercey llevó a Dominica a un terreno muy solitario, no había rastro de ninguna alma, había mucha tierra y demasiados árboles que eran muy altos.
Dominica estaba alucinando y Mercey aprovecharía la situación.
-todo es de color rojo y morado, jajaja-decía Dominica Mientras agitaba sus manos.
Mercey se colocó unos guantes negros que sacó de su bolsa, se dirigió a unos troncos donde había dejado una mochila y un banco, de ella sacó una cuerda muy gruesa.
-Dominica necesito que toques esta cuerda
-¿estas bromeando? jajaja, eso no es una cuerda, es una víbora.
-¡maldita loca!, no pasa nada, esta víbora no te hará nada.
-esta bien, ven viborita.
Dominica comenzó a tocar toda la cuerda.
Mercey se la arrebató y le ordenó que se sentará en uno de los troncos que había en el lugar.
Mercey arrojó en una rama muy gruesa la cuerda, en uno de los extremos de la cuerda, Mercey hizo un nudo, al final quedó un círculo en la cuerda, el otro extremo lo amarró en el tronco.
Mercey se le acerco a Dominica.
-Dominica, la víbora quiere jugar contigo al columpio, pero necesito que te subas en el Banco que esta en el árbol donde esta la víbora.
-¡si, me encantan los juegos!
Dominica se subió en el banco.
-necesito que metas tu cabeza en el círculo que hizo la víbora para ti.
-esta bien, haber viborita, vamos a empezar el juego, jajaja jajaja.
-ahora para que te diviertas voy a quitar el banco.
-¿voy a volar? jajaja
-y no sólo eso, vas a poder ver a tu Mami.
cuando Dominica escucho eso, sus ojos comenzaron a llenarse de lágrimas.
-estas diciendo que me....... ¿voy a morir?
-así es.........-dijo Mercey con un tono de voz muy frío y sin pensarlo, pateo el banco en el que estaba Dominica, lo único que la sostenía era la cuerda pero la estaba sosteniendo del cuello, impidiendo que siguiera respirando, Dominica al no poder respirar comenzó a patalear y con sus dos manos quería quitarse la cuerda pero cada segundo que pasaba,Dominica iba perdiendo las fuerzas y miro fijamente a los ojos de Mercey, los cuales reflejaban placer al ver como su vida se esfumaba lentamente.
Ryu estaba en su despacho leyendo unos documentos en ese momento se cayó al suelo un portaretratos, haciendose trizas, Ryu lo levantó y vio que aquel portaretratos tenía una foto de su hija Dominica.
Kuroneko2319 de febrero de 2016