TusTextos

Croatoan (desenlace)

Adoro vestir los Roanoke
con piel de Ítaca
y buscar Penélopes
en cada piedra sin hollar.
Aún quiero más.
Adoptar la lluvia,
jugar con el viento,
con la noche nada(r).
Quien quiera, unirse,
llevar el corazón al límite
las pulsaciones contadas.

Ojalá fuese posible.
Pero vuelvo a despertar.

“Croatoan” resuena.

¿Dónde estáis?

¡No fui el mejor!
¿Acaso vinisteis creyendo eso?

Solo os conté
que en esta tierra
seríamos lo que nunca
fuimos antes
de soñar con ella.
Sin embargo…
El peor apóstata
brilló como predicador.


Sería fantástico
escribir un poema
sobre el hambre en África
y ganar concursos
con lágrimas obtenidas
a precio coste.
Pero soy incapaz
de mentir.

Ahora que estoy
otra vez a bordo.
Y sin destino,
rumbo mediocridad.
Yo llevo el timón.
Nadie la bitácora.
Ojalá…
Escribir en cursiva
cuando digo mentiras.
Hacer de la capa un sayo
y de mis cortinas mortaja:
beber solo la miel de mi colmena;
ser verso suelto, en panal que encaja
con la ranura del metal resquebrajado.

Querría hacer eso
si ya no queda(se)n islas
por colonizar.

Quizá me equivoque toda la vida.
Pero la inmortalidad es
para los que quieren vivir de ella.


Mientras espero viento de Levante,
vuelvo a pensar que pienso demasiado
y que hablo más de la cuenta.

Que amé hasta ser Vietnam
asolado por armas de destrucción furtiva.
Que quise ser constructor de barcos,
escapar de mi propia mitología,
soñar con extravagancias
en las salas de espera
de la utopía.

Y que nunca me resigné
a beber de fuentes vetadas
ni acepté pagarés de mecenas
con la mente y alma abotargadas.
Como si esperase
¡como si anhelase!
sobrevivir mañana,
vendiendo poesía a diletantes
o coleccionistas que presumen
de la gente que ordeña la vida.

Y vocifero con la sangre restante
que trescientos versos no me resumen
-ni aspiro a ser lectura prohibida-
pero no hagáis de la colonia que no prosperó
un perfume.

Doy las gracias por cada minuto
en el que fui más que sesenta segundos
y por cada bocanada de aire
que me hizo sentir más ligero
que a nadie.

Recordaré
a aquellos humanos
que afilaron navajas marca Ockham
para cortar nudos gordianos
y cuando decidieron ahorcarse,
no hallaron más remedio
que allende el mar lanzarse.

Recordaré el ruido del impacto.
Pero no…no como hice yo,
no lo hacen como pago por el viaje
sino con intención de morir
[antes de haber muerto]
buscando su instante exacto
¡sin sentir ni haberse atrevido!
a la rugosidad del tiempo al tacto
a la curiosidad de un recién nacido.

Quizá todo sea mucho más sencillo.

Siempre solo es la palabra que usan los cobardes
que no viven el momento.
Por eso escribiría cada día,
aún sin las palabras adecuadas.
Querría ser [siempre]
la última excusa de la lista, pero…
Roto es el adjetivo cuando ya no hay excusas que añadir.
Siempre, por eso,
querría estar roto,
para sacar de mi cabeza
las voces que no son mías,
y llenar las cajas de Pandora
que aún queden vacías…

Besar el progreso con labios de Judas
amar la pena, ansiar el martirio…
abrazar el futuro con manos desnudas.

¿Quema?

Arde,
¡estás vivo!
Luko179108 de julio de 2021

1 Comentarios

  • Voltereta

    Muy inepto tiene que ser el jurado para no haber aceptado tu poema, pues te juro que es de lo mejor que he leído en mucho tiempo. Aunque es evidente que en los concursos siempre hay muchas deudas por pagar. Como dice el refrán " no está hecha la miel para la boca del asno"

    Un saludo.

    25/07/21 06:07

Más de Luko1791