TusTextos

Donde Habita El Duende.






En los sinuosos alrededores de un bosque,
al pie de una alta serranía
que lo ensombrece al amanecer,
dejé sola a una niña
para que se criara en la mas limpia pureza.

Con la compañía de mi voz para guiarla,
mezclada con la naturaleza salvaje,
jugando entre cardos y hormigueros.

Ella… tan inocente.

Por el intenso verde de la arboleda
se vio deslumbrada mi niña,
por el reflejo plata de sus hojas
que incide directamente sobre su iris.

Descubrí su tentación y la invite a entrar.

Adéntrate en el bosque por ese caminillo estrecho,
deja tu sombra fuera para el próximo reencuentro,
aquí el interior cuece oscuridad y silencio.

No marques el camino, aunque temas no saber volver,
las piedras blancas se pierden bajo la hojarasca;
donde la putrefacción te devora si te quedas dormida.

Camina y mira, sobre todo observa
que a pesar de la opacidad todo se torna encantador;
el crujir de las ramas y hojas secas a cada paso,
el perceptible sonido de tu respiración,
el parpadeo de los ojos que te observan entre la maleza…

Pero que extraño, creo escuchar algo mas,
algo muy inquietante.

¡Niña, quédate quieta!
Uno de ellos esta cerca de ti,
¿Lo sientes?
No esta detrás de los matorrales,
tampoco en la copa de los arboles.
No se revuelca en el fangoso charco que tienes a tu derecha,
ni levita sobre tu cabeza.
Se encuentra esperando detrás de ti.

Es un curioso duende,
de esos que tienen un simpático rostro como mascara
para ocultar su vulgaridad.

Ellos son los piojos del bosque,
la lacra de la burla.
Tan solo peones de algún diablillo malvado.

Asumo la culpa de esta desgracia y me haré pagar,
pero ahora tendrás que defenderte sola,
porque yo…
Yo no te puedo salvar.

El duende, con actos patéticos
intentara cortarte para sorber tu dolor.

Restregara con alevosía ortigas por tu piel,
rascara hasta bañar con tu sangre sus uñas,
echara tierra en tus heridas
y reirá ante ti con descaro salpicándote con su saliva.

No te sumas en profundo desconcierto,
libérate de esa tonta inocencia que te impide fruncir el ceño.

Saca rabia, cría malicia y pisotéalo.
Mata al duende que te fustiga
y devuelve la paz al bosque enterrando sus huesos bajo la hojarasca,
donde pasa el tiempo y prolifera el olvido.
Mary01 de julio de 2011

10 Comentarios

  • Laredaccion

    ¡Vaya! curioso cuento. Se me antoja una fábula sobre la dura realidad de la vida, contra la que tienes que luchar con uñas y dientes si quieres sobrevivir. Me gusta.
    Un cordial saludo,
    esteban.

    01/07/11 09:07

  • Serge

    Mary:
    Realmente te felicito. Es un cuento muy original y las palabras que se mencionan son exactas.
    Me gusto mucho y que alegría volver a leerte.

    Saludos.

    Serge.

    01/07/11 09:07

  • Tanito

    Cuanto tiempo sin leer uno de tus increiblemente sorprendentes partos literarios, mi querida amiga. Vaya cuentecito que te has marcado, mi niña. Muy en tu linea brutal pero hermosa y explendidamente plasmado. ¡Sombrerazo!
    ¡Besos a miles para tu regreso y para ti!

    02/07/11 05:07

  • Buitrago

    Bonito cuento amiga, de ritmo agradable para que enganche desde su amena lectura.
    Me ha gustado.

    Antonio

    02/07/11 10:07

  • Agora

    Mary: felicidades! el duende habita en cada letra de este poema!un abrazo

    02/07/11 07:07

  • Danae

    Saca rabia, cría malicia y pisotéalo.
    Mata al duende que te fustiga
    y devuelve la paz al bosque enterrando sus huesos bajo la hojarasca,
    donde pasa el tiempo y prolifera el olvido.

    El duende que sorbe la inocencia es duende de dolor. Eliminarlo supone volver al bosque encantado de risa abierta, de sueños teñidos de rosa y calma. Olvidar es recuperar la ilusión, es volver a ese claro del bosque para recuperar la inocencia.
    Una fábula de vida mágicamente contada.
    Un enorme abrazo, querida amiga.

    05/07/11 10:07

  • Mejorana

    Mágico, misterioso, hechizado.
    Me ha gustado mucho, Mary.
    Abrazos de nácar y sinfonía inaudita.

    07/07/11 12:07

  • Joanna

    Me encanta la descripción del bosque, me transportaste por un momento a los adentros del bosque, pero lo que más me gustó, es el final, que me sonó armonioso, como en una canción,es un perfecto desenlace para una magnífica historia.

    24/07/11 05:07

  • Whenshesmile

    un lindo texto...no me agrada por completo..[soy sincero]pero te esforzaste .. lo se..
    adios

    19/08/11 10:08

  • Davidlg

    Yo soy un duende y es cierto, nosotros hacemos todo eso y más!

    03/04/12 12:04

Más de Mary