TusTextos

Revelando un Secreto (2)

Hable, respondió, tratando de poner su mejor tono de voz.

-Gas?

-Si, él habla.

-Gas, aquí Silvia, de la radio. No cortes y, por favor apagá tu radio, para que no se acople. Esperá en líneaunos segundos que vas al aire -remató.

-Hecho, afirmó Gastón.

Su corazón, ahora, era el de un caballo en celo, frente a una manada de yeguas tomando sol desnudas en el campo.

Escuchó, distante, la magnífica voz de la locutora anunciando el fín de una canción de los Gun's...y el correspondiente corte:

-Bueno, bueno, atención chicas, eh! que tenemos a álguien en línea...para ustedes.

No, no! pensó- Para ustedes no! para mí! sí! sí! eso! todas sí!

-Gas, estás ahí?

-Por supuesto -respondió- Aquí Gas, con el tanque lleno y el motor rugiendo.

-Faaa! bién! así se habla! que tal chicas eh? Un hombre de verdad!

Dale dale, haceme brillar como un cartel de neón en medio de una noche ártica que te mando un container de bombones- pensó.

Ahora, lo único que faltaba era que Silvia indujera a las oyentes -a veces lo hace- a estar preparadas con lápiz y papel- pensó-.

Escucharon chicas de la radio? éste es Gas y se la juega con todo, vayan preparando lápiz y papel!

Ídola! te amoo! mi teléfono se va a prender fuego. Uy...-pensó-.

Creo que lo dije todo, la mujer que busco sabe que me estoy refiriendo a ella- dijo-

Ja, tomá mate!. Las dejé a todas con la boca abierta y en ascuas sobre mí; conociéndolas como las conozco, la mejor carnada para atraer a una mujer es la curiosidad, después de tres millones de dólares, claro- pensó-.

-Gas, se nos acaba el tiempo, tiramos el tubo al aire, si?

-Hecho, pero antes quiero mandarles a las chicas que me están escuchando mi lema favorito: "Sexo con afecto, nada de droga, y todo, todo el Rock & roll". Ahora sí, mi teléfono es: 555-5146.

Repetilo, dale, locutora de mi corazón; dale, que no te mando un container de bombones, no, un barco lleno te mando-pensó-.

-Bueno chicas, les repito el número de Gas: 555-5146. Anotaron, sí?

-Silvia, me parece que no quedó bién claro: 5 5 5- 5 1 4 6 .-repitió Gas-.

-Chau, Gas. Y...suerte!

-Gracias! y un beso para todo el equipo. Clack.

Como podrán suponer, su teléfono no se incendió. No...literelmente...explotó.Hasta un punto tal, que la empresa de teléfonos colocó, de a ratos la grabación:

"El destino que intenta alcanzar se encuentra momentaneamente congestionado".

Y siguió explotando por varios días y noches, apagándose solo sobre el filo de la tercera semana.

Habían pasado ya más de tres horas desde que saqlió al aire. Estaba harto de atender, hablar, escuchar. Estaba casi sin aliento...pero contento. La caza había sido fructífera. Ya tenía en su poder más de una veintena de telefonos -confirmados- de chicas de diecisiete a treinta y ocho años.

Descolgó el teléfono y procedió a tomar una larga ducha, con el fín de recargar las agotadas pilas.

Desnudo y todavía mojado, se recostó en la cama y conectó el dichoso aparatito...el cual sonó un microsegundo después.

Ho-la -atendió- con un hilo de voz...

continuará...
Movisi06 de julio de 2009

Más de Movisi