TusTextos

El Remordimiento de Aquella Putrefacción.

Después de un rato sentada, llegó a la conclusión que no debía dejar escapar esas ganas tremendas, de intentar cumplir sus sueños.
Pensaba que descuartizando a sus víctimas, serías más feliz, se sentiría a gusto consigo misma. Pero no fue como ella imaginaba que sería. El resultado no llegó a retener a la conclusión, de que solo había un modo de poder escapar de ese mundo, de esa amargura que le recorría día y noche los huesos y de ese poderío de putrefacción que carcomían sus órganos, uno de tras de otro.
Sí, y llegó aquel día, en que por fin, después de tanta espera, encontró la solución a sus ansiadas ganas de matar cadáveres. Cogió un cuchillo y poco a poco se fue cortando y arrancando cada trozo de tu precioso cuerpo. Poco a poco la sangre le recorría por todos lo orificios de su lindo cuerpecito.
Al poco tiempo se vio, tirada en el suelo de su habitación con un charco de sangre al lado y un escrito en la pared, donde se podía leer: "Los siento, pero la culpa y el remordimiento recorrían mis venas".
Rebecatequiere13 de septiembre de 2012

3 Comentarios

  • Rebecatequiere

    Espero que os guste, un saludo :)

    13/09/12 04:09

  • Junquie

    tiempo sin leerte mucho gusto otra vez me encanta tu estilo

    13/09/12 06:09

  • Rebecatequiere

    Si la verdad es que hacía mucho Junquie :).
    Y pues me alegro que os guste a los dos

    14/09/12 11:09