TusTextos

Equilibristas

Tienes miedo. Es normal tenerlo. Tienes miedo de balancearte sobre algo tan caprichoso y azaroso como los sentimientos. Algo que no entiende de normas, que crece de igual forma que lo haría la vegetación, descontrolada, salvaje, en cualquier rincón en el que haya algo de luz. Pero tu miedo es similar al que padece un equilibrista, algo cercano a la adrenalina. Consciente de que caminar sobre las nubes es estar cerca de caer al abismo. Un juego de acróbatas en el que lo más delicioso es saborear el vértigo. Un salto mortal hacia dentro, con cosquilleos más allá del esternón.
Lo que sientes es algo tan volátil como una bandada de aves volando en la más imperfecta de las simetrías, adaptándose a las corrientes, siempre a punto de rozarse, de chocar, pero formando figuras que recuerdan lo bello que es lo natural cuando se deja ser. Cuando nos dejamos ser.
Y seguiremos caminando sobre esa cuerda invisible que nos une, paso a paso, alejándonos, acercándonos, enredándonos, dedicándonos noches, unas veces en carne y otras en pensamiento.
Siempre sobre el abismo, siempre a un fallo de caer. Acojonados pero con ganas de seguir ahí arriba.
Adrielegance06 de febrero de 2017

Más de Adrielegance