TT
La Historia Sin Título (cap 7 y 8) 12 de julio de 2011
por aeram
Bueno, hoy he decidido poner dos captulos ya que he estado unos das sin poder subir nada ya que ni tan siquiera me dejaba iniciar sesin.

Cap. 7
Emily vio un mensaje en su mvil. Era mo, y en l le deca que me haba ido a dar un paseo. Supongo, que no le extraara mucho, se lo tomara como una despedida por mi parte a la ciudad que me haba embrujado. Cog el metro y me dirig al centro. Estaba muy confuso, demasiado, y eso no me gustaba nada. Fui hacia los jardines de Luxemburgo y camin por all. Fue una de las zonas ms maravillosas y perfectas que vi en mi vida. Me sent en las sillas metlicas que haba por todos los caminos del jardn y me qued mirando al frente, pensando qu deba hacer. Emily era una chica perfecta, de esas que se ven una vez en la vida y jams vuelven a aparecer. Tericamente, no debera de pensrmelo dos veces pero como siempre, mi cabeza planificadora empez a sacar todo tipo de conclusiones sobre cada opcin que tena. Yo, vea que lo de Emily conmigo iba a ms, me haba dicho que me quera ya en cuanto pudo y eso no era moco de pavo. Y no quera hacerle dao y no estaba seguro de lo que quera hacer. No quera fallarme a m mismo, no quera que me volvieran a romper el alma, quera volar, sin ataduras en las alas. As que, decid dejar a un lado lo que tenamos, e ignorar a Emily respecto al tema. Hacer como si jams hubiese pasado nada. S, eso era lo mejor. Me levant de la silla ya que pronto tendra que irme y me dirig a una fuente gigante que estaba en el jardn. Vi que mucha gente tiraba monedas y me supuse que estaran pidiendo un deseo. As que, como despedida al mejor lugar del mundo, en el que se quedara uno de los mejores momentos de mi vida, tir una moneda y ped un deseo. Lo que yo no saba es que, la fuente del jardn de Luxemburgo, es la fuente de los enamorados.
Llegu al hotel y cog las maletas y todos salimos hacia el aeropuerto. Se poda ver claramente en la cara de todos nosotros que nadie se quera ir. Emily, trat de acercarse a m pero la evit en todo momento. Me resultaba tremendamente difcil, pero, qu otra cosa poda hacer? Cogimos el avin y regresamos y no volv a verla hasta el da siguiente en el bar. Me dej diecisiete llamadas perdidas y tres mensajes preguntando dnde estaba y si haba pasado algo. No contest a nada aunque me cost bastante. En el bar, se acerc para servirme el vodka, y ya lo tena preparado y por primera vez dije dirigindome en alto a Juan para que ella me oyese y tuviera que dar la vuelta:
-Me he cansado ya de esa bebida ponme otra cosa.
La vi girarse y beberse ella el vodka. Pas varias veces delante de m y me soltaba algn que otro comentario risueo de los suyos. No levant la vista hacia ella en ningn momento a pesar de que lo estaba deseando, pero saba, que si vea esa cara tan perfecta y esas facciones, sera incapaz de negarle nada. Me iba a costar mucho ignorarla, demasiado, y por eso decid dejar de ir al bar.
Cap. 8
No sabra decir con certeza cuanto tiempo pas, pero se me hizo eterno. Mi barba haba crecido muchsimo ms que la otra vez. Slo sala de casa para ir a trabajar. Cuando volva, lo nico que haca era encender la tele y verla hasta altas horas de la madrugada y en fin ni tan siquiera observaba. Simplemente me quedaba mirando un punto fijo de la pantalla y no me mova en horas. Slo pensaba en Emily. S Emily, la nica que fue capaz de volver a hacerme creer en la estupidez de juego al que todos llaman amor; la nica, que me trat como yo quera que me tratasen. Y yo no haba sido capaz de mantenerla a mi lado por culpa de las dudas y ahora, estaba solo. No tena su sonrisa en todo momento, no tena sus manos acaricindome, ni sus labios besndome. No me quedaba nada ms su recuerdo y los recuerdos, son lo peor que podemos conservar de alguien a quien hemos querido. Todo te viene a la mente y lo que haces es arrepentirte de no haber aprovechado ese momento al mximo y echas de menos todas las sensaciones. Si hubiese sabido que extraara tantsimo a Emily, la hubiera abrazado hasta hacerla parte de mi piel y la hubiese besado, como si fuera la primera vez y bueno, est claro que no tendra dudas y no hubiese renunciado a la persona que le daba sentido a mi vida. Pero ahora, era tarde. Los primeros das que vio que yo no estaba en el bar, me mando mensajes preocupados preguntando qu me pasaba. A la siguiente semana, recib las ms increbles y perfectas declaraciones de amor, y los recordatorios de todo lo ocurrido. Not su desesperacin y su dolor en cada letra. Leer esos mensajes fue de los peores momentos de mi vida. Despus, vino su resignacin que dur un nico da diciendo, que ya le haba quedado todo claro. Se me rompi el alma en mil pedazos y ca de rodillas en el suelo sollozando con el mvil entre mis manos. Saba que era lo mejor, as nadie sufrira despus aunque que al principio costara. Pero no fue as. Segua extrandola todos los das, me asomaba a la ventana y la ciudad se distorsionaba para reflejar Pars, y en el reflejo de la ventana, apareca ella abrazndome por detrs. Lo nico que yo poda hacer cuando mi mente me jugaba esas malas pasadas era sonrer mientras me caa una lgrima por la mejilla. Un da, recib una llamada inesperada de Juan diciendo que se pasara por mi casa. Ni tan siquiera me dio tiempo a negrselo (que era lo que haca ltimamente). Colg antes de que pudiera coger aire y en menos de un cuarto de hora, ya estaba en mi casa.
-Hola.
-Hola.
Hubo un silencio de lo ms incmodo y como siempre, para evitar los silencios, se suele hablar. El problema es que siempre se dicen tonteras.
-Por qu no ests en el bar?
-Derek, en el bar no trabajo yo solo y tal
-Ah, es cierto.
-Mira to, voy a ir al grano. Esto no puede seguir as. Estoy al corriente de todo lo que pas en Pars. S lo que le has dicho a Emily y no puedo seguir vindola as. Sabes el dao que le has hecho?
-Pero, ella me mando un SMS diciendo que le haba quedado todo claro. Ya lo ha entendido.
-Derek, por favor! Parece que has nacido ayer! Eso es lo tpico que se suele decir cuando entiendes la situacin s, pero no la asumes. Entender y asumir, son palabras muy distintas. Y mira, ser breve. Me pareces un completo imbcil renunciando a lo que se supone que quieres, y que t mismo admites, slo por el miedo a que te vuelvan a joder. Las personas, Derek, son muy distintas unas de otras. Que te hayan fallado no quiere decir que siempre sea as. Emily, es incapaz de hacerte nada que te perjudique. Si t sonres, ella sonre; si lloras, llora. Y t, en vez de ver las cosas como son y aprovechar, y coger la oportunidad que se te presenta, te comportas como un cobarde y renuncias a algo que te estaba haciendo sentir bien tan slo porque te recuerda a tus otros errores. Derek no s donde pretendes ir as, pero te ir fatal. Te quedars solo, de por vida y eso, es lo peor que te puede pasar.
Me qued serio mirndole, paralizado por lo que me haba dicho y, en el momento en el que reaccion, opt por salir corriendo.

1 Comentarios

Ay, espero que mañana pongas el 9 y el 10 o por lo menos antes del sábdo porque luego estaré desconectada...
Y por cierto los jardines de Luxemburgo también me encantaron, bueno todo París, lo siento pero es mi punto débil.
Asun.

12/07/11 06:07

Sigue leyendo a Aeram arrow_downward

El Pasado, Pasado Está
1046 lecturas, 0 comentarios
La Historia Sin Título (cap 9)
1043 lecturas, 1 comentarios
La Historia Sin Título (cap 7 y 8)
1025 lecturas, 1 comentarios
¿y Todo Eso?
1372 lecturas, 1 comentarios
La Historia Sin Título (cap 3)
1237 lecturas, 5 comentarios
Chat