TusTextos

Enfermo

Existo...
¿Pero a costa de qué?
Hace mucho que no escribo mis pensamientos y mis sentimientos enfocandome en ellos más que en las formas... Más que en mis deliriosa poesía.
Hace mucho que no se nada de tí... Ni de mí.
Hace mucho que no veo los días soleados, ni la calma tocar mi puerta.
Solo me siento frío, triste, ansioso... Con constantes ganas de llorar

Dios... ¿Dónde está mi mente?
Ni siquiera sé porque me hago estas preguntas típicas de una canción pop, si al fín y al cabo todos sabemos que mi mente se quedó entre tus labios, tu sonrisa, tus piernas, tu desprecio y tu apatía.
Apatía que me demostrarás al leer esto y pasar olimpicamente de mi.

Pero no te lo hecho en cara ni nada, todo el mundo es así... Aunque contigo duela más de lo normal, no solamente porque tenía mis sentimientos puestos en tí, sinó porque supongo que es más porque confiaba en que esto sería diferente... No una historia más que vive y muere basada en el egoísmo y la mentira... Creía que esto era algo bonito, romantico... Que los dos disfrutaríamos porque sabríamos que moriría.
No me imaginaba que yo no fuese importante, y me creí lo de ser especial y todo... Resulta que soy precindible, y precindió de mi ya casí 4 meses.

Pero eh, no estoy aquí para hablar de mi triste y agónica historia de fracaso amoroso, sinó de mi... De lo que me he convertido, no solamente ha raíz de este, sinó a raiz de una larga serie de abusos y desdichas que se han ido acumulando y han ido surgiendo, transformando mis sueños en pesadillas y mis pesadillas en realidades.

¿Cómo estás? Pues depende. No te diré la verdad, eso fijo, porque para que me des un consejo de "acude a un profesional, busca ayuda" mejor no hablo.
Para responder esa pregunta, depende de quien seas y cuando me lo preguntes. La respuesta más segura que te vaya a dar es un "Bien, y tu?" intentando evadir totalmente cualquier referencia a la pregunta anterior y desviar el tema. Es obvio que no estoy bien (bueno, no lo és, solo lo es para alguien que ha logrado ver en mi interior, pero las pocas personas que lo han logrado porque se los he permitido ya no es importa si sigo vivo o no).

¿Qué haces? Pues si estoy haciendo algo, te diré lo que estoy haciendo, si nó estoy haciendo nada seguramente estaré pensando en mis desgracias (literalmente, no puedo pensar en nada más que no sea eso desde hace meses), me inventaré algo para desviar tu atención... Siempre lo hago, desviar la atención.

Estoy muy necesitado de atención, pero cuando la tengo, la desvio... ¿Porqué? Supongo que es porque odio la pena. Si alguien se queda en mi vida , se queda porque le encanta mi forma de ser y mi vida en general, no porque yo necesite a alguien (que necesito a alguien, pero da igual).
Supongo que por eso me he quedado solo.

Solo, del todo.

Porque es duro ¿sabeis?
Es duro levantarse frío en la misma cama donde solías llorar de alegría, soñar en la felicidad y estar confiado de tí mismo, en la misma cama donde soñabas con ella y de tanto soñar se hizo realidad...
Ahora se hizo pesadilla.
Levantarte frío, en tu desolado, oscuro y frío cuarto... Olor a tabaco y a vino derramado en toda tu habitación.

Te duchas con los ojos mirando hacia abajo en todo momento, pero evitas mirar tu cuerpo y los espejos... ¿Porqué? Porque te das asco. No te soportas.
Antes de ayer me ví desnudo... Todo lo que pensé fue:
"vaya asco de ser humano, desperdicio de sangre y organos"
"Estas obeso, deforme y enano, no te extrañe que nadie te quiera, nadie se acercaría a eso y quienes lo hicieron ya se han ido"
"nadie estaría orgulloso de tí, y nadie lo esta".

Te duchas con agua casi hirviendo, hasta que el cuerpo quede rojo y la carne sea castigada por integrar un fracaso de ser humano. A veces se siente incluso fetichista... A veces incluso me gusta, entonces cambio la temperatura a agua fría, el placer y la felicidad solo comportan al sufrimiento.

Te vistes lo más rapido posible para estar desnudo el menor tiempo posible, te pones la mayor cantidad de capas encima... Una camiseta, pantalones largos, una chaqueta, una sudadera, guantes, botas... La mascarilla para esconder tu patetico rostro...

Sales de casa... Vas tarde porque has tenido un sueño profundo esa misma noche.
Llegas tarde, lo tomas a broma y no explicas el porqué.
En clase, bueno, te intentas distraer lo máximo posible, te enfocas en el estudio para callar los gritos del alma. Cuando enfocarse es imposible te pones a escribir tus sonetos tristes que nadie nunca leerá... En un mes he hecho 82.

Vuelves a casa... Todo está oscuro, desolado y triste.
Limpias, estudias.... Haces todo lo necesario en casa.
Y luego, al momento de ir a dormir, bebes para olvidar que vives, tomas tus pastillas para caer en sueño profundo y no soñar. Porque hoy poy hoy mis sueños son pesadillas, y al tener esos sueños y despertar te deprimes más cuando sabes que no hay diferencia... Todo el día has tenido ganas de llorar y has estado al borde de la quiebra... Antes de dormir te quiebras... Lloras... Imaginas que bonito sería que aquellas promesas fuesen ciertas, y que aquellas personas que juraron amistad... Que te juraron amor y no abandonarte no te hubiesen abandonado... Te imaginas su figura durmiendo a tu lado abrazado a tí, pero ni a ella le gustó ese recuerdo y pensar que no le gustó te hace daño a tí.

Me he dado el lujo de desaparecer casi una semana entera y nadie se acordó, ni aquellos que me juraron amistad ni aquella distante que me juró presencia y me juro amor. Si a nadie le importa mi ausencia una semana, a nadie le importará un mes, un año, una decada o quien sabe...

¿Soy yo o el mundo cada vez está más decadente?
Tal vez somos los dos.
Pero a nadie le importa... A absolutamente nadie.
¿Esperanza? Eso es como todas las promesas que todas las personas que me importan me han dicho. Te lo crees y solo dolerá el triple cuando te des cuenta que no es así.
Porque todas y cada una de las promesas se han roto. Todas...

Este mundo no está sano, y me está contagiando su enfermedad.
Andresmb05 de octubre de 2020

Más de Andresmb