TusTextos

Poderes En Juego (capítulo Iv)

Que ha hecho nuestro amigo? :


Max y Erik salieron rápidamente del bosque y, a mitad de su camino al igual que Craig ellos se habían dado cuenta de que tenían la habilidad de saltar muy alto (viéndolo desde el punto de vista de un humano) Pero sin mucho que decir habían seguido su rápido ritmo al mismo tiempo en que demostraban su expresión de asombro en su cara.
Salieron del verde y frondoso bosque que rodeaba a la colina con una hermosa vista a la cual ellos siempre habían ido de pequeños. Max echaba de menos esa colina al salir de allí, ya que siempre le gustaba ir junto a sus amigos en momentos no muy buenos para poder ir a tomar aire fresco ya fuera por los estudios, problemas familiares o simplemente despechos por amores.
Una vez llegado a la ciudad, Max y Erik se sintieron sofocados por la rutina que tenían todos los días a pesar de que ese día que ellos estaban viviendo no eran de rutina alguna, sino que habían obtenido poderes de un cubo que Dios sabría de donde vendría y a la vez estaban persiguiendo a su amigo del alma de cual sospechaban una atrocidad cometida. Sentían que respiraban ese mismo aire sucio que siempre respiraban a menos que estuvieran metidos en la colina que no era mucho tiempo.
Ya se iban a hacer las 10 de la mañana, hora en la cual solían ver informática, una materia que no se les dificultaba mucho y que era de mucho relajo para ellos. Esa era la razón por la cual la habían escogido. Los tres eran muchachos de ser algo flojos pero siempre tenían buenas notas en los estudios porque ellos siempre habían querido ser alguien en su vida, cosa que daría pie a que no fueran los vagos que ellos siempre veían en la calle camino a su casa o personas adictas al alcohol o las drogas. Esa era la visión de los tres amigos, pero Max y Erik sabían que aunque su amigo tuviera esa misma visión de la vida, el se iría hacia otro camino debido a el gran odio que el tenía almacenado en su corazón.
Al ya encontrarse a aproximadamente unos 50 metros del lugar donde Craig había asesinado a 5 personas de la forma mas cruda e indiscreta que pudiera existir, Max y Erik podían ver de lejos que había mucha gente en la escena del crimen. No se podían explicar que era lo que pasaba en realidad en ese lugar, por lo que decidieron acercarse un poco mas para ver que pasaba. Pensó Erik de manera muy preocupada y a la vez pidiéndole a Dios que todo lo que el estuviera pensando fuera mentira, que estuviera equivocado para así poder darse cuenta de que no había pasado ningún percance en el cual su gran amigo se viera envuelto. Pero el sabía que no era así.
Vieron la mucha gente alrededor de la escena del crimen, y la típica cinta amarilla que rodeaba a las personas que eran victimas de un asesinato. Al Max y Erik observar bien entre toda la gente, habían estudiantes, policías y personas del ayuntamiento que simplemente iban a ver lo que había pasado por mera curiosidad. Los 2 mejores amigos de la persona que había cometido esto se sorprendieron totalmente por lo que había pasado. Observaban con sus propios ojos los cuerpos de personas que estudiaban con ellos con quemaduras de tercer grado y ligeramente carbonizados por lo que habría pasado. Max y Erik tuvieron una especie de shock momentáneo, pero uno de los 2 (que fue Max) Salió rápido de ese estado mental para poder preguntarle al representante de la policía local que se encontraba allí. Sin vacilar mucho Este se acerco al oficial que tenia cara de muy ajetreado por su trabajo, y que estaba sofocado solo al ver el trabajo que le tocaba hacer al observar estas personas en el suelo.
-Buenos días señor oficial. –Dijo Max dirigiéndose al oficial, que era un hombre de aspecto robusto y con una calva que lo hacía característico delante de sus demás compañeros.
-Buenos días muchacho. –Respondió el oficial ante la afirmación de Max.
-Que es lo que ha sucedido? –Replico Max sin mucho preámbulo (solo le interesaba que le dijeran que era lo que había pasado exactamente)
-Parece que un joven desadaptado de la escuela ha hecho semejante atrocidad, los testigos de lo sucedido afirman que hizo todo como si fuera “magia” y que hizo una gran ráfaga de fuego dejando despejadas a las victimas muchos metros mas allá y en fuego. Pero yo digo que están locos.
Max se quedo callado por un momento reflexionando lo que le había dicho el oficial, para el no era que los testigos estaban locos sino que Craig habría usado su poder obtenido, que era el de poder bombear a la gente y quemarla muchos metros mas allá al simple contacto o a los mínimos milímetros que separarían su mano con las personas con las cuales pondría a prueba sus poderes. Pensó Max mientras se ahogaba en una intensa tristeza en su interior, ya que pensaba que no había sido lo suficientemente franco o lo suficientemente bueno como para poder haber ayudado a su amigo de la infancia. Veía como todo el mundo a su alrededor se quedaba sorprendida por lo que había pasado. Podía ver también como muchos amigos y amigas de la escuela de las victimas estaban llorando en su nombre. Porque a pesar de que ellos hacían el mal, no les gustaba tampoco estas situaciones de perdida de una persona muy cercana. Eran humanos. Pero para no ser tan indiscreto con lo que pasaba Max se despidió del oficial con las gracias y se fue hacia donde se encontraba Erik hablando con una de las personas que llevaba rato en el lugar y ya se sabía con lujo de detalles todo lo que había sucedido.
-Craig sinceramente ha cometido la peor idiotez que ha cometido en su vida. –Le dijo Erik a Max, con unas lagrimas que se le escurrían por sus ojos entristecidos.
-Lo se, lo se. –Afirmaba Max con una cara larga también por lo que había sucedido.
-Pero ya no podremos poner marcha atrás, ahora tenemos que mirar hacia el futuro y tenemos que idear lo antes posible un plan para poder luchar contra el y detenerlo antes de que esto se convierta en un habito. –Replico Erik con la cara arriba llena de esperanza y color.
-Pues no nos quedara de otra, tenemos que hacer algo lo antes posible. –Afirmo Max acerca de lo que había dicho Erik.
Los 2 amigos tenían en cuenta lo que habría pasado y lo que podría pasar en un futuro cercano si no paraban la situación. Pero los 2 sabían que no iba a ser fácil ya que sabían que Craig era un gran estratega, así que tendrían que poner mucho empeño en esto. Por otro lado, la persona la cual era el tema de conversación en esos momentos entre la gente que estudiaba en la escuela donde el estudiaba se encontraba solo y pensativo en un gran campo de futbol que quedaba cerca de su casa. Con la suficiente tranquilidad para que nadie se diera cuenta de que el no estaba allí. A el siempre le había gustado jugar al futbol, era lo que el siempre hacia los domingos en la tarde para así poder liberar el estrés de toda la semana y luego poder agarrar su lunes como cualquier otro para poder retomar su rutina semanal. Sabia que el no iba poder a volver eso por lo que había cometido un par de horas atrás. Se sorprendía de no encontrarse en una gran culpa por lo que había hecho mientras observaba el gran campo verde y grande que se encontraba en frente de el. Un campo que alrededor tenía unas bellas rutas de caminatas que iban decoradas con los bellos arboles y flores de todos los tipos que se encontraban en ese lugar. Pronto tuvo que desviar su atención de sus pensamientos ya que empezó a oír unos pasos de alguien que se dirigía lentamente hacia el.
-Quien eres tu? –Pregunto Craig mientras se paraba rápidamente de donde se encontraba sentado.
-Así que eres tu quien ha heredado el poder del cubo. –Dijo el hombre sin prestar mucha atención a la pregunta que le había hecho Craig.
-Como sabes lo del cubo? –Replico Ray mientras sudaba de los nervios al darse cuenta de que el hombre sabía lo del cubo. –Quien eres?
-Pues, me temo que seria de mala educación no presentarme ante ti. –Dijo el hombre con un gran ego que se le notaba. –Soy Martin, y tu eres?
-Como es que sabes de mi y del cubo? Dime de una buena vez. –Craig asomaba lo tenso que se encontraba, hasta que se calmo un poco y decidió seguirle un poco más el ritmo al hombre desconocido que le hablaba. –Y mi nombre es Craig.
-Pues me entere de ti porque soy tu profesor de historia, el hombre que siempre te daba clases tan aburridas. –Relataba el hombre. –Y siempre vi como era que te desmoralizaban esos tipos de la escuela, como crecía tu odio interno hacia ellos y hacia todos ya que siempre se burlaban de ti porque te habías cometido en objeto de burlas. Sabía que tu padre estaba muy enfermo y que no tenías a nadie mas cerca salvo que a tus amigos. Puse el cubo en la colina porque averigüé todo lo de tu vida y te quise ayudar a que tuvieras el poder necesario para poder combatir a esos charlatanes y a todo el que se te atravesara. Se que no has tenido suerte en tu vida pero quieres que eso cambie. Así que supe que irías a esa colina tarde o temprano y lo descubrirías. Ya te dije todo lo que querías saber?
Craig se quedó sorprendido al haber escuchado estas palabras de este hombre pero mas le sorprendía que era una persona muy cercana a el (en términos de convivencia diaria) Así que le respondió.
-Vaya, quien se iba a esperar que tu profesor de historia te diera unos magníficos poderes eh? –Decía Craig al ya sentirse cómodo con la conversación, pero todavía no tenia la seguridad suficiente en la persona que había acabado de conocer realmente. –Pero como se que puedo confiar en ti?
Martin no tuvo mucho que decir al respecto y lo único que el quería era que Craig fuera su secuas y así podrían hacer destrozos en la sociedad. Pero sabía que estar al aire libre en las circunstancias que se encontraban era muy difícil tanto para el como para Craig, por lo que decidió dejar la charla para después. –Solamente ven, se que no podrás rechazar la oferta que te hare.
Frnzcisco25 de junio de 2012

Más de Frnzcisco