TusTextos

Metrónomo

El metrónomo se balancea despacio, marcando firmemente el tempo de aquella canción. Resulta curioso como puede el corazón imitar con su pulso el ritmo de la canción. Es como si te susurrara desde el pecho que ese momento de tu vida debe ir al mismo compás que la partitura. Algo parecido a bailar un vals con tu alrededor. Y no es solo que tu pecho ahora sea un instrumento de percusión, sino que todo se contagia. Hoy llueve, por ejemplo, y las gotas caen tan lentamente que parece lagrimas resbalando por tus mejillas, todo por culpa de la separación tan grande entre las notas de la guitarra. Intento escapar de esta tristeza que suele aflorar al pensar en ti, pero no soy capaz. Si de la música se nutre mi corazón y ella también me habla de ti, ¿qué hago para no recordarte?

Pero no solo las melodías marcan las contracciones de este órgano. A veces se pone nervioso cuando mueves tan rápido el pie, parece aquel niño que por accidente toma un sorbo de café y no para quieto en toda la noche. A veces escucha tus suspiros y su golpe es suave y prolongado, como si resonara. Otras reacciona a la vez que tus dedos se estiran o se contraen acariciando mi cabello. Mientras escribo, también influyes en su pulso, porque, conforme a la cadencia con la que tus imágenes se presentan en mi cabeza, él percute de la misma manera.

Esta mañana de sábado parece de domingo, sujetas con tus delicadas manos el móvil. Me encanta mirar de reojo las expresiones a cada cosa que te pasa por pantalla. Te asombras, frunces el ceño, te ríes y yo sigo en silencio para ver como lo rompes. Aquel momento se transcribe a cada golpe de pecho como una redonda, el corazón busca la eternidad estirando segundos que parecen negras a dos blancas. Pero por mucho que ralentice el tempo llegará la doble barra final de la partitura. La guardaremos como guardamos el resto en la memoria. Las sacaremos en las horas bajas y las interpretaremos como sintamos en ese momento. Casi siempre con el ritmo de un blues.
Wio03 de abril de 2019

2 Recomendaciones

2 Comentarios

  • Polaris

    El blus es el alma de todo los cantos tristes. Texto magnifico, te felicito.

    Pol.

    05/04/19 07:04

  • Magic

    Precioso, tiene una música, aunque no se la oiga.
    Saludos compositor.

    06/04/19 05:04

Más de Wio